Opinión

OPINIÓN

Ninguneada al Ejército con detención de 'El H7'

Ha sido hasta que interviene el Ejército y su amplia área de inteligencia cuando son logrados golpes como el de 'El H7'. Fue esta vez 99.9 por ciento trabajo castrense el desarrollado para la captura

LA COLUMNA
de El Diario

martes, 13 julio 2021 | 06:00

• Ninguneada al Ejército con detención de “El H7”

• Huyó Corral de la prensa en su ciudad natal

• Les urgen 300 plazas en los tribunales

• Un portón en Parral en maratón de obras

Parece que una cosa es la percepción y otra la realidad cuando son dados a conocer golpes del Gobierno contra la delincuencia, particularmente la organizada.

El pasado fin de semana informó el fiscal general de Justicia, César Augusto Peniche, la detención de “El H7” o Juan Homero M.A., supuesto jefe del Nuevo Cártel de Juárez/La Línea, en Matachí, San Juanito, Guerrero y Bocoyna.

Parecerían aquellos lugares poco negocio para el crimen si habláramos de los escasos consumidores de droga, el cada vez menos redituable cultivo de enervantes y la megacomplicada tala clandestina de madera.

Los verdaderos negocios por toda la zona rural y aun las principales ciudades medias son la venta de cerveza, de licor y el control de muchas presidencias municipales en sus áreas más sensibles: las tesorerías y las Policías preventivas.

De esa manera adquiere ciertamente gran relevancia la detención de “El H7” y preocupa que a estas alturas de la administración de Javier Corral, su fiscal Peniche diga que siguen prófugos más de 20 “objetivos prioritarios” por toda la entidad tanto de La Línea como de Gente Nueva o Cártel de Sinaloa, enemigos entre sí. Muchísimos asesinatos y violencia general en medio de todo, desde luego.

El anuncio sobre la detención de Juan Homero no agradó nadita al Ejército. No en la forma que fue hecho. Peniche adjudicó todo el mérito a la Fiscalía y a su Agencia Estatal de Investigaciones; sólo marginalmente dijo que fue llevado a cabo con la “coordinación” de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Parte del gran problema de inseguridad en la entidad, específicamente en la Sierra y ciudades medias, es por la ausencia o la complicidad de la Fiscalía con los grupos delictivos. Sus mandos saben quién es quién en aquellas regiones pero no actúan por la razón que sea.

Ha sido hasta que interviene el Ejército y su amplia área de inteligencia cuando son logrados golpes como el de “El H7”. Fue esta vez 99.9 por ciento trabajo castrense el desarrollado para la captura.

La molestia pegó directo en la Quinta Zona Militar cuyo equipo ubicó a Juan Homero en el hotel considerado más lujoso de Chihuahua, el Sheraton, y prácticamente lo entregó al Estado para la consignación respectiva.

Peniche regateó un mérito evidente aunque se creyó que lo hizo por la clásica estrategia de no “involucrar” al Ejército con asuntos mediáticos. Hemos sabido, sin embargo, que en la Quinta Zona hubieran querido sólo la presentación justa de la información como ocurrió; ni más ni menos.

Grilla mata jale, podría ser en inversa el popular dicho.

•••

Alicaído, disperso, jugando con las manos durante su discurso. Así llegó Javier Corral al relanzamiento en El Paso del programa “Se Busca Información” que publica una lista de los 10 criminales más buscados por autoridades de Estados Unidos y México relacionados con delincuencia transfronteriza. La cita fue ayer en las instalaciones de la Guardia Nacional de Texas.

En la víspera de que concluya su término como gobernador de Chihuahua, Corral disfruta los últimos momentos de gloria que le quedan como autoridad al norte del Río Bravo. Llegó acompañado del fiscal César Augusto Peniche, pero sólo el gobernador, el alcalde Armando Cabada y Gloria Chávez, jefa de la Patrulla Fronteriza en El Paso, recibieron el estatus de “VIP” en la lista de invitados.

Corral dio un discurso vacío, muy en su estilo de privilegiar la retórica sobre el fondo y los resultados. Habló sobre la importancia de la cooperación binacional y el tráfico humano. Calló sobre el desastroso balance de su administración para evitar los homicidios en el estado de Chihuahua, una marca que se llevará consigo al terminar su quinquenio.

Al final evadió los cuestionamientos de la prensa, argumentando problemas de agenda. Tal vez sólo se siente seguro cuando visita la ciudad en que nació, manteniendo en secreto cuando cruza la frontera para evitar cuestionamientos de los miles de ciudadanos que han tenido que establecerse “del otro” huyendo de la violencia que ha imperado durante el ya agónico período corralista.

•••

Alrededor de 300 plazas, bajita la mano, van a demandar los tribunales locales ahora que en menos de un año deberán contar con juzgados especializados en justicia laboral, de acuerdo a la reforma que cobra vigencia en marzo de 2022.

El tema parece no importar en medio de tanto sobresalto por la transición del fracasado gobierno de Javier Corral al de Maru Campos. Pero la accidentada entrega-recepción es un juego de niños ante la transición de la justicia laboral, que debe pasar de manos del Ejecutivo al Poder Judicial.

Aunque el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Pablo Héctor González Villalobos, ha acelerado los trabajos para asegurar el tránsito sin sobresaltos, hace falta más que buena voluntad y discursos triunfalistas para concretarlo.

A la fecha, el magistrado ha conformado equipos de trabajo con los titulares de las salas, personal administrativo y consejeros de la Judicatura del Estado, pero no es sólo labor de planeación lo que se demanda, sino recursos y liquidez garantizada para la operación.

El cálculo inicial son nada más y nada menos que 600 millones de pesos extra al presupuesto del Poder Judicial del Estado, pero nomás no dan luz de las finanzas estatales y las federales que se manejan en la actualidad en el rubro de la justicia laboral.

Además una cosa es el presupuesto actual y otra el que demandará la implementación de la reforma laboral, el costo en futuro inmediato y en el mediano y largo plazos.

O sea, no es nomás pasar todo el aparato existente en el Ejecutivo al Poder Judicial, sino mejorarlo, perfeccionarlo, para que la justicia sea efectiva y rápida, porque si se tarda más que en la actualidad de nada habrá servido la reforma a nivel social.

Visto así, el tema es fundamental para la sociedad y los gobiernos en todos sus niveles, independientemente de que sean salientes o entrantes, deberían estar dedicados a ello al 100 por ciento, no nomás de dientes para afuera.

•••

En el equipo de transición de Maru Campos se ha tomado como un gran acierto el hecho de que un sonorense, Luis Serrato Castell, sea quien encabece los trabajos de la entrega-recepción. Eso ha ahorrado innumerables grillas que podrían surgir entre panistas locales.

Como los grupos del PAN buscan acomodo y perfilarse a integrar el próximo gobierno, Serrato ha mantenido a raya cualquier pasión. Al menos públicamente ningún incidente ha trascendido.

Las incomodidades que provocan los priistas en el equipo de transición, los sentimientos de quienes se sienten excluidos y los que andan en búsqueda de posiciones antes de aterrizar el proyecto siquiera, son asuntos bien apaciguados por el coordinador de la transición.

Ha sido la labor del sonorense una de las claves –además de la figura de Campos Galván que mantiene popularidad interna por las nubes– para que el equipo de mantenga unido, con los ojos puestos en las tareas asignadas y con las grillas al mínimo nivel.

De ahí que exista la versión de que el sonorense, quien es diputado federal electo por el PAN y desde luego tiene proyecto político en su tierra y la capital del país, pueda quedarse en Chihuahua para arrancar la administración de Campos Galván.

Pero si se queda y deja la curul a su suplente al menos un año o dos, sería como jefe de gabinete, para hacer la misma labor de evitar guerras internas en las que caen con facilidad las sectas del albiazul.

•••

Javier Corral inaugurará hoy en Parral un “edificio” para la Fiscalía Especializada de la Mujer.

No es ninguna sorpresa que el Estado sólo haya aportado algo para un portón y pintura nueva. El edificio fue construido hace años por el Tribunal de Justicia para instalar ahí lo que sería la “Ciudad Judicial” pero “alguien” se atravesó y el Estado se adjudicó la instalación. El Gobierno estatal sólo le agregó algún portón.

También recorrerá el gobernador “obras” del Hospital de Ginecoobstetricia al que le zumba para ser terminado. No habrá inauguración durante esta administración.

Así es el “maratón de obras”. Prácticamente nomás va a comer con el alcalde de aquella localidad, el ahora naranja Alfredo “El Caballo” Lozoya.

•••

Este día habrá sorpresas en el equipo de transición de Maru Campos. Será presentado el excandidato a la alcaldía “SuperMocken’, Javier González Mocken. Hoy o los siguientes días llegará para hacerse cargo de un área de hidrocarburos Jordi Herrera, quien fuera secretario de Energía con Felipe Calderón.

close
search