Opinión

¡Ni perdón, ni olvido!

Se acerca el primero de agosto día en que ocurrirá un hecho inédito en la historia política de nuestra nación: la consulta popular que busca impulsar el juicio a los expresidentes y actores políticos del pasado

Martín Chaparro Payán
Analista Político

viernes, 23 julio 2021 | 06:00

Se acerca el primero de agosto día en que ocurrirá un hecho inédito en la historia política de nuestra nación: la consulta popular que busca impulsar el juicio a los expresidentes y actores políticos del pasado. Se logre o no hacerla vinculante, con nuestra participación los mexicanos estaremos dando un pequeño, pero significativo salto hacia una democracia real, participativa y directa.

Durante décadas el poder presidencial se convirtió en una especie de monarquía intocable que gobernaba solo en beneficio de las oligarquías, un poder absolutista y tirano que cometía robos, matanzas, y desapariciones forzadas en contra de la ciudadanía. Hoy nos toca juzgar a esos sinvergüenzas que bajo el escudo del fuero y la banda presidencial cometieron esos graves delitos de manera impune y que encima hoy visten y comen lujosamente a costa del hambre y la miseria de todo el pueblo de México.

¿Seguirán los reaccionarios y los ultraconservadores intentando defender lo indefendible? ¿Seguirá el pueblo sabio y bueno solapando los abusos y excesos cometidos por estos malhechores que hoy fingen demencia y promueven con tanto ahínco la no participación?

El primero de agosto nos toca participar para determinar si debemos juzgar o no a aquellos que vendieron las empresas de la nación, asesinaron candidatos presidenciales, endeudaron al país por generaciones, entregaron bienes públicos a sus familiares y amigos, inventaron una guerra para sembrar el terror, aceptaron casas a cambio de obras y robaron a manos llenas en detrimento de la nación entera.

Tan solo para darnos una idea de la desgracia que estos personajes impresentables sembraron en nuestro país quiero traer a colación un fragmento de la entrevista que Epigmenio Ibarra dio a Milenio Televisión en referencia a la matanza de Acteal: “Unos días antes habíamos filmado el funeral de las víctimas de Acteal, la prensa que fue a cubrir la nota se retiró antes de que unos 35 ataúdes fueran colocados al fondo de una larga zanja que con sus propias manos habían cavado los propios sobrevivientes… 20 niños fueron asesinados… entre sollozos y llanto la gente nos narró la masacre, el horror que vivieron esa noche”.

Asesinatos, despojos, robos, torturas, desapariciones forzadas, violencia sexual, estudiantes asesinados y hechos pasar por delincuentes, padres, madres e hijos que hoy no están pues fueron un “daño colateral” de la llamada guerra contra el narco promovida por un megalómano con ínfulas de intocable.

México sufre hoy de heridas abiertas y mal sanadas que han calado en lo más hondo, eso no lo han terminado de entender aquellos que con sus acciones quebrantaron la esperanza y sembraron el terror en nuestras almas. Llegó el momento de manifestarnos por la vía institucional, es la hora de buscar la verdad y hacer justicia.

Vivimos en un país con un pueblo justo, noble, trabajador, entregado y honesto. Nuestra tragedia han sido los gobernantes por eso hoy desde el pueblo organizado clamamos por justicia reivindicativa para las víctimas y pugnamos por un mejor futuro para nuestra nación mientras gritamos: ¡Ni perdón, ni olvido!

P.D. Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho. No somos iguales.

Notas de Interés

close
search