Ni el baño servía tras retraso de cinco horas

Entró TAR como bateadora emergente en las opciones de aerolíneas regionales pero más temprano que tarde ha incurrido en prácticas de impuntualidad, mala educación y falta de comunicación como cualquiera del montón

LA COLUMNA
de El Diario
sábado, 06 abril 2019 | 06:00

• Ni el baño servía tras retraso de cinco horas


• Plantan Corral y Víctor a Consejo de la Juventud


• Aparece Lilia Merodio en el surrealismo camotero


• Ante todo, el soldado es profesionista.


Entró TAR como bateadora emergente en las opciones de aerolíneas regionales pero más temprano que tarde ha incurrido en prácticas de impuntualidad, mala educación y falta de comunicación como cualquiera del montón.

Ayer tuvimos el reporte de un incidente que duró casi cinco horas en el aeropuerto de Ciudad Juárez. Luego de todo ese tiempo de espera, los operadores de la empresa retrasaron a los pasajeros casi media hora más porque las cinco anteriores no les bastaron para obtener un registro puntual de los ocupantes que llevaban.

Debieron mencionar a uno por uno. Al que llamaron el cliente número 38 no únicamente lo retrasaron, sino que lo trasladarían a la ciudad de Chihuahua... y de ahí por tierra a su destino final... ¡Torreón!, esperemos no sea la mala suerte del Santos que lo persigue.

Es común que los clientes de la aerolínea que opera principalmente en las principales ciudades de la región norte del país se queden varados por horas en los aeropuertos sin explicación alguna. Los muchachos y aeromozas que trabajan con ellos sudan de pena pero no pueden contra las gerencias desorganizadas e irresponsables.

Ninguna diferencia existe con Interjet, Volaris y hasta la misma Aeroméxico, que con frecuencia pasmosa dejan a los usuarios plantados por horas y hasta por días en las salas de espera.

Clientes del vuelo 805 de TAR se inconformaron ayer ante La Columna. Nunca notificaron previamente la tardanza ni mucho menos dieron a conocer las razones de la misma. Fue de los vuelos con destinos diversos: Hermosillo, Culiacán, Chihuahua, Durango...

Las cámaras legislativas del Congreso de la Unión echaron el año pasado las campanas al vuelo (irónicamente) aprobando leyes y reglamentos que obligarían a las aerolíneas a mayor formalidad y puntualidad. Fuertes sanciones a quienes incumplieran.

Acaso las aerolíneas internacionales pusieron algo de atención en las nuevas determinaciones, las mexicanas casi cero; incluida la que llegó a Chihuahua, Coahuila, Sonora, Durango, Querétaro, Sinaloa... TAR, como la opción confiable. 

Ya es del montón. “No contamos con servicio de baño”, advirtió la aeromoza como estocadilla del desastre a los 38 pasajeros antes de tomar pista hacia la capital del estado, y de ahí a Culiacán... Al inocente de Torreón lo enviarían por tierra.


***

La juventud chihuahuense y su desarrollo armónico fue uno de los ejes nodales en la oferta de gobierno de Javier Corral Jurado, al menos en el discurso, tanto que una de sus promesas aún no cumplidas fue la de las universidades públicas completamente gratis.

Pues con todo y eso, resulta que el pasado jueves Corral dio una muestra más de su desenfado, falta de oficio político y hasta de soberbia al pegarle tremendo desaire al reciente y pomposamente creado Consejo Estatal de la Juventud, cuyos integrantes rindieron la protesta de ley. La presencia del gobernador había sido previamente confirmada. No llegó. Andaba en el fut, o algo así.

En la versión digital de esta columna presentamos la imagen del orden del día que circuló el Instituto de la Juventud. No sólo el gobernador estaba confirmado, también el secretario de Desarrollo Social, Víctor Quintana, a la sazón presidente del Consejo Estatal de la Juventud. Ambos tendrían sendas participaciones hacia los jóvenes. Ni uno ni otro llegaron.

¡Ah!, pero eso sí, tuvieron “la decencia” de enviar en su representación a la coordinadora técnica de la Secretaría de Desarrollo Social, Alejandra Varela Ortiz, ni siquiera un subsecretario o algún otro funcionario de mayor jerarquía y nivel. La grosería completa.

Les mandaron a decir a través de ella que los jóvenes son prioridad para el Gobierno... es lo bueno.

Por cierto, la diputada Marisela Terrazas, otrora titular del instituto y destacada representante e impulsora de los jóvenes, sóllo llegó a tomarse la foto y se fue. Ni un mensaje a los jóvenes siquiera.


***

En un episodio más del surrealismo de la Cuarta Transformación, la exsenadora priista Lilia Merodio fue designada integrante del equipo de campaña del candidato a gobernador de Puebla por Morena, Miguel Ángel Barbosa.

A finales de marzo la también excandidata derrotada a diputada federal en el pasado proceso electoral fue ingresada a la Coordinación de Vinculación con Organizaciones de la Sociedad Civil para fortalecer el proyecto de su compañero senador en la pasada Legislatura.

La priista –porque no ha renunciado al PRI– entró en un amplio grupo de tricolores, panistas y morenovallistas a ser parte del equipo de Barbosa Huerta, quien fue derrotado en la elección del año pasado por la esposa de Rafael Moreno Valle, Martha Ericka Alonso, víctima de una extraña fatalidad cuando apenas se estrenaba como gobernadora, junto con su marido exgobernador.

La incorporación de Lilia y de otros hizo ruido en los morenistas de Puebla, como si no se hubieran acostumbrado a todo tipo de dislates en esta nueva era política y a ese mundo alterno que es la cuna del huachicol.

Pero tampoco hay que espantarse.

El mismo candidato a gobernador de aquel estado viene de cuna priista, formación perredista y redención lopezobradorista.

La juarense es de cuna tricolor, hasta buscó la dirigencia estatal del PRI con ataques constantes a Omar Bazán, luego de que no pudo ser candidata a gobernadora; de consolación obtuvo la candidatura a diputada federal por el distrito 3 y perdió ante la abanderada de Morena, una total desconocida, Claudia Lastra Muñoz. Y lo demás ya es historia.


***

La aprobación de la Guardia Nacional con mando militar o con la facultad al presidente Andrés Manuel López Obrador de nombrar a quien le venga en gana, será reforzada con una intensa campaña de la Secretaría de la Defensa para mostrar las bondades de las fuerzas castrenses.

La estrategia que ya fue bajada del Palacio Nacional a las zonas militares es superar el debate sobre la militarización y el cuestionado respeto a los derechos humanos mediante un discurso y mensaje que presente la otra cara del Ejército y la Fuerza Aérea.

Aunque en teoría la Guardia Nacional dependerá de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, a cargo de Alfonso Durazo, la realidad es que su integración será plenamente militar. Mis generales serán en realidad los jefes.

Pero –éste es el mensaje que deberá verse hasta en la sopa– el Ejército tiene a los mejores policías investigadores, a los mejores guerreros, a los mejores médicos, enfermeras, odontólogos, pilotos, ingenieros, constructores, electricistas, químicos, mecánicos, informáticos y demás profesionistas del país que se forman en las escuelas militares, que abarcan muchas áreas del conocimiento.

Es decir, el soldado no sólo es el gorila maleducado, eso se pretende trasmitir.

No sólo es el que da órdenes de mala gana en los inconstitucionales retenes que hay en las carreteras del país.

No sólo es el amenazante golpeador y violador de los derechos humanos.

No sólo es el que cuando sale del cuartel en día franco termina tirado en una cantina o detenido en una comandancia porque lo agarraron con mariguana o se dio de golpes con algún otro borrachín.

No señores, no señoras, no.

El soldado también es profesionista y de los mejores en la rama que estudió; y de perfiles como éste es que se busca construir una Guardia Nacional.

Menudo reto el que tiene quien se echó a cuestas la tarea de cambiar las percepciones que existen sobre la militarización de la seguridad. 

El trompo a la uña es de la izquierda en el poder que antes vilipendió a las fuerzas castrenses.