Opinión

Música y tejido social en Juárez

Ciudad Juárez se ha visto envuelta en una serie de fenómenos que han sumergido a sus habitantes en una gran depresión

Óscar David Hidalgo Ávalos
Analista

martes, 12 octubre 2021 | 06:00

Ciudad Juárez se ha visto envuelta en una serie de fenómenos que han sumergido a sus habitantes en una gran depresión, tal es el caso de los diferentes actos de violencia que obligaron a los juarenses a resguardarse en sus viviendas como si ellos fuesen los delincuentes, y no se diga la problemática social que ha dejado la pandemia generada por la enfermedad Covid-19.

Sin embargo, Ciudad Juárez sigue de pie, su población ha logrado salir adelante gracias a diferentes factores en los que se demuestra la valía de su gente, esa gente que ha conformado una gran cantidad de asociaciones civiles que sirven a esta comunidad tan vilipendiada, desde aquella agrupación encargada de apoyar a las personas que sufren problemas de adicciones, hasta aquellos que trabajan con niños, niñas, adolescentes y jóvenes, tal es el caso de la Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca, o bien, como se conoce hoy “Orquestando el Tejido Social a través de la Música en Ciudad Juárez”.

Agrupación musical que se creó con el firme propósito de mostrar una imagen positiva de Ciudad Juárez, impulsando en todo momento el talento y la educación musical en la niñez y juventud juarense, pero que, además, basándose en la idea de la música y en las capacidades que esta genera en el ser humano, buscan influir positivamente en la transformación social y cultural de nuestra comunidad.

Para Marcelo González Tachiquín, “el niño que toca un instrumento nunca toca un arma y la droga; difícilmente se convierte en un ser que no entiende lo que es valorar al ser humano que está enfrente de ti por lo que eres”, hipótesis que ha sido demostrada con el proyecto “Orquestando el Tejido Social”, desde esta perspectiva, los maestros que laboran en esta iniciativa atienden alrededor de 200 niños, niñas y adolescentes, a quienes enseñan de manera indirecta, el derecho humano a la dignidad, ocupando a los usuarios en actividades musicales que los hacen alejarse de la vida sedentaria que actualmente mantiene a nuestra niñez apegada a los aparatos tecnológicos como los son videojuegos, internet, etcétera.

En sí, quienes laboran “orquestando el tejido social”, a través de la enseñanza musical, buscan reconstruir los vínculos de la comunidad, esos vínculos que componen el tejido social pero que, además, otorga a los niños, niñas y adolescentes, una serie de herramientas que les permitirán aprender con mayor facilidad las lecciones que se imparten en la escuela, pues a través del lenguaje musical, el niño cambia la manera de procesar la información y genera un estado de ánimo que le permitirá relacionarse, volverse más receptivo mejorar la memoria, entre muchos atributos que trae consigo el aprendizaje musical.

Es de reconocerse esta gran labor, pues los jóvenes que forman parte de la Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca, -como originalmente se le conoce-, bajo la batuta de Jove García y con el apoyo de un gran equipo de trabajo, han demostrado su valía arriba de un escenario, en el 2018 fueron ganadores del primer lugar nacional del concurso de orquestas, en el que participaron aproximadamente 80 orquestas de la Fundación Esperanza Azteca de todo el país; asimismo, gracias al liderazgo que se desarrolla, de dicha orquesta han egresado grandes talentos, los cuales actualmente forman parte de orquestas de gran prestigio dentro y fuera de nuestro país, tal es el caso de Fernando Domínguez, que de alumno pasó a ser maestro, después director de orquesta, entre muchos otros logros que ha alcanzado gracias a su talento.

Esta pandemia nos privó de una gran cantidad de actividades en nuestra comunidad fronteriza, empero, quienes apoyan el proyecto, no dejaron de ver por los niños, niñas, adolescentes y jóvenes que forman parte de las orquestas y el gran coro que representa a nuestra comunidad, pues en todo momento mantuvieron contacto con ellos, razón por la que, a escasos meses de regresar a los ensayos presenciales, están preparados para presentar un concierto en el que mostrarán de nuevo su talento, recibiendo a cambio, el reconocimiento de la población juarense, que no se cansará de aplaudir y celebrar la tan loable labor que realizan maestros, alumnos, y aquellos que, desde el anonimato, llegan para financiar “Orquestando el Tejido Social a través de la Música en Ciudad Juárez”.

close
search