Opinión

Morena y sus candidatos ilegítimos

La sentencia emitida por la Sala Regional de la CDMX

Gerardo Cortinas Murra
Analista

lunes, 03 mayo 2021 | 06:00

La sentencia emitida por la Sala Regional de la CDMX, al resolver el reclamo de dos mujeres militantes para que se revocara el procedimiento que concluyó con la emisión de la lista de candidaturas ‘pluris’ en el estado de Guerrero, acredita que todos los procedimientos de selección de candidatos realizados por Morena violan los derechos político-electorales de la militancia de este partido político. Los argumentos más destacados de la Sala Regional son: 

“… el ejercicio de la capacidad autoorganizativa de Morena no puede implicar la violación a los principios rectores de la materia electoral, a los que están obligados los partidos políticos como entidades de interés público, con obligaciones, derechos y fines propios establecidos en la Constitución y en las leyes que deben respetar los derechos fundamentales de su militancia”. 

“Situación que dejó de garantizarse con la emisión del acuerdo de representación igualitaria que, por un lado, no justifica los motivos y fundamentos que llevaron precisamente a reservar los cuatro primeros lugares –y no otros, o cantidad distinta– de la lista de candidaturas; y respecto del cual, no puede tenerse certeza del conocimiento de su contenido integral, sino hasta que se llevó a cabo el proceso de la designación de la lista de candidaturas.

“… el propio estatuto contempla como uno de sus principios básicos la equidad de la representación, de manera que cualquier implementación de una acción afirmativa, debe partir de ponderar que no se afectarán los derechos de la militancia, sobre todo, cuando algunas personas integrantes de esa militancia, están tuteladas precisamente como parte de un segmento en condición que exige una protección especial como es el género…”

La Sala Regional destaca que el estatuto define el término ‘insaculación’ como “la acción de extraer de una bolsa, una esfera o una urna nombres o números al azar para realizar un sorteo”; lo que se traduce en un hecho de realización incierta en tanto no depende de la voluntad de las personas aspirantes o incluso las registradas para participar de la insaculación, el que sean finalmente designadas.

En la sentencia se precisan los efectos de la misma, en los términos siguientes: “… lo procedente es revocar la lista de candidaturas, y dejar sin efectos todos los actos posteriores llevados a cabo por el partido para el registro correspondiente ante la autoridad electoral administrativa de Guerrero, así como los derivados de éstos; lo anterior para que Morena, por conducto de los órganos partidistas correspondientes, reponga integralmente el procedimiento…”

Por desgracia, para la militancia chihuahuense, los corruptos magistrados electorales del TEE han desechado todos los juicios ciudadanos promovidos en contra de los procedimientos de selección de candidatos, so pretexto de que dichas impugnaciones no conllevan violaciones directas a la Ley Electoral local. Citemos el caso más reciente:

“El incumplimiento de las obligaciones a que se refiere el artículo 96 de la ley, es una cuestión sobre la que corresponde revisar y resolver al propio instituto, para determinar las consecuencias que prevea la propia ley; pero de ninguna manera constituyen una circunstancia relacionada con la revisión de requisitos para la aprobación del registro de candidaturas; y, menos para considerar a tales obligaciones como requisitos que, ante su falta, puedan tener alcances para negar el registro de una candidatura, en virtud de los efectos restrictivos no razonables que se le daría a tal situación, sobre el derecho político-electoral de ser votado”.

Yo me pregunto: ¿Acaso la negativa del registro de candidatos, por la violación a los estatutos, es una ‘restricción no razonable’?