Opinión
OPINIÓN

Mismo discurso pero 2,400 muertos después

Es irónico que no repare Javier Corral en las estrategias de mercadotecnia fallidas que han sido utilizadas, que nada tienen de original y por lo tanto provocan el choteo natural o la molestia

LA COLUMNA
de El Diario

miércoles, 11 noviembre 2020 | 06:00

-Mismo discurso pero 2,400 muertos después

-Otro paso del tricolor al 2021

-El profe se cierra a las mujeres

-‘Ay no manches, se van a poner a leer…’

Es irónico que no repare Javier Corral en las estrategias de mercadotecnia fallidas que han sido utilizadas, que nada tienen de original y por lo tanto provocan el choteo natural o la molestia.

Se paró en el cruce de la calle Vicente Guerrero, convertida en peatonal en su cruce con Victoria y Libertad de la ciudad de Chihuahua, ya caída la noche, aquel lejano 16 de abril de este mismo año.

Se echó un discurso mareador, reconociendo a los chihuahuenses por quedarse encerrados en la casa para reducir el nivel de contagio y muerte.

Ahí fue cuando acuñó la frase aquella de los sentimientos encontrados por las pérdidas económicas obligadas, pero el surgimiento de la esperanza en reducir el avance de la enfermedad.

Habían transcurrido apenas 20 días del cierre de actividades. Acababa de empezar el viacrucis de grandes pérdidas en inversión para pequeñas y grandes empresas, y muchas, cientos de muertes.

Han pasado de aquella fecha a la actualidad más de ocho meses, y nada ha cambiado para infortunio de los chihuahuenses. La situación es categóricamente peor.

Nada para bien, porque Chihuahua tiene el más alto índice de contagios y muertes, así como de saturación de camas en hospital.

Lo único que ha hecho Corral de aquel entonces a la fecha es acrecentar las medidas de aislamiento y restricción a la movilidad, con las consecuentes pérdidas económicas. Hay un toque de queda de facto.

¿Tendrá afición o debilidad por los ambientes lóbregos, solos? Ahora salió de nuevo, el sábado por la noche, a tomarse un video sobre la misma calle Libertad, echándose el mismo choro mareador. Lo mencionamos ayer aquí porque presumió como trofeos desolados a Juárez y Chihuahua.

Esta vez no trae saco como en abril, sino chamarra. Le dio frío. Y usa cubrebocas, a diferencia de aquellos meses cuando se resistía él mismo a usar esa protección a la que ahora está a punto de convertir en ley con cárcel y multas posibles de dos mil 400 a 800 mil 800 pesos (mañana lo sabremos cuando los diputados en el Congreso aprueben semejante locura).

Igualito su discurso que en abril, pero ahora con la carga sobre sus espaldas de más de dos mil muertos y miles de contagiados, en una estadística tétrica.

Patética la inversión en materia de ventiladores, instalaciones y ni siquiera cubrebocas.

Las imágenes de ambos momentos en nuestra edición digital.

***

Anoche debió quedar integrada la Comisión de Postulación de Candidaturas en el PRI estatal. Los tiempos apremian hacia el 2021 y el tricolor no tiene intenciones de quedarse atrás.

Ese órgano, conformada por cuatro mujeres y tres hombres, deberá llevar la rienda en la selección de candidatos a diputados locales, presidentes municipales, síndicos y regidores.

Las nominaciones a diputados federales y la gubernatura siguen en la instancia nacional, allá en la Ciudad de México donde el control –y férreo- lo tiene Alejandro “Alito” Moreno.

Con esta etapa en -la integración de la comisión- arranca en forma la auténtica pelea interna por candidaturas tanto de mayoría como plurinominales. Hasta ahora fueron tanteos.

Si de algo saben los tricolores es de campañas y elecciones. Su actual fuerza no es para nada su historia ni su popularidad entre el respetable, pero sí es la debilidad de sus opositores tanto por severos conflictos domésticos como por su desgaste en el ejercicio de gobierno.

Con esos aires colados por las puertas de sus principales contrincantes y una base firme en varias alcaldías, creen muchos priistas que pueden regresar al poder y obtener inclusive a triunfos de mayoría en municipios y distritos

No por nada “Teto” quiere ser candidato a gobernador. Un pelo de tonto no lo tiene. Omar Bazán, el hiperactivo diputado y presidente del PRI en el estado, también está anotado porque ha visto a los astros alineados.

Total que las emociones fuertes ya empezaron. En eso de las nominaciones a la gubernatura hasta el momento va un paso adelante la tesis de que en Chihuahua deberán ser candidatas mujeres.

Y para el efecto está más que preparada la exdiputada y secretaria general del PRI, Georgina Zapata, hija del dirigente en el estado de la todavía poderosa CTM, Jorge Doroteo Zapata; la exsenadora Lilia Merodio y la también exsenadora, Graciela Ortiz, a quien las lenguas ociosas señalan como aspirante por la cómoda vía plurinominal –de nuevo- a una diputación local o federal, pero en realidad la disposición ilimitada hacia su partido puede conducirla a la candidatura a gobernadora si así lo aclaman las bases partidarias representadas por el jefe “Alito”.

Ya pronto sabremos cómo queda.

***

En buena bronca se metió el profesor Martín Chaparro, dirigente estatal de Morena, al avisar al interior del partido que el Instituto Nacional Electoral (INE) se había extralimitado con la decisión de obligar a postular al 50 por ciento de mujeres para las gubernaturas, pues en el caso de Chihuahua no había perfiles serios femeninos en la contienda.

Tal vez por un lapsus que ahora le puede costar caro es que Chaparro Payán se olvidó que en la entidad y por Morena mantiene la mano levantada la empresaria Carmen Almeida, quien es la única mujer entre los aspirantes que todo mundo sabe quiénes son y qué méritos tiene cada uno.

El caso es que el dirigente se anticipó sobre la postura que deberá asumir el Consejo Estatal de Morena y el Consejo Nacional, a realizarse en próximas fechas, ante la polémica determinación de la autoridad electoral que pretende dictarles a los partidos lo que deben hacer en cada uno de los 15 estados donde habrá elecciones de gobernador el año que entra.

Pero además de anticiparse, el profesor se excedió al dejar fuera, con toda su autoridad como dirigente estatal, a la señora Almeida, cuyo equipo anda acelerado en la búsqueda de sanciones contra Chaparro, al que hasta la fecha habían tratado con toda deferencia y consideración.

En fin, lo que ocurre al interior de Morena con la decisión del INE resulta sorprendente. Es el partido que seguramente más ha impulsado, desde la izquierda fundacional que presume, la participación política de las mujeres. Así que venga la autoridad a decirle lo que debe hacer en la materia y que al interior haya reacciones de sorpresa, de plano que causa hasta risa, sobre todo a las militantes mujeres.

Eso no elimina la realidad de la desmedida intervención del INE en la vida interna de los partidos, lo cual es un aspecto que debe analizarse desde el punto de vista constitucional y legal. Pero sí deja entrever que hay procesos políticos dominados por viejas estructuras que se niegan a evolucionar.

Habrá que estar pendiente, pues, de la reacción formal de las mujeres morenistas, quienes, no está de más decirlo, tampoco están todas apuntadas con el proyecto de Almeida. De hecho son poquísimas.

***

“Ay no manches, se van a poner a leer artículo por artículo…”, se oyó con tono de hartazgo y enfado al comenzar el lunes una sesión de la Comisión de Hacienda del Ayuntamiento juarense. Era una de esas reuniones por Zoom, donde estaban, además de los regidores, los invitados de la sociedad civil que vigilan los trabajos del Cabildo.

La voz de la descuidada que dejó su micrófono abierto fue identificada con el apellido Barraza, empleada de Comunicación Social del Municipio, oficina a cargo de Mónica Luévano. Su expresión surgió cuando revisarían los ediles, entre ellos Carlos Ponce, Amparo Beltrán y Mónica Mendoza, la Ley de Ingresos, el presupuesto participativo y disposiciones para la participación ciudadana.

Ante la señal de desagrado por el “detalle”, algún comprensivo asesor de los regidores debió explicar que era su trabajo, revisar artículo por artículo lo que iban a aprobar porque, obviamente, las decisiones que se tomen ahora habrán de afectar a los juarenses todo el año próximo.  

La voz de fastidio guardó silencio tras el mensaje de explicación y los regidores optaron por ignorar la molestia ocasionada por quien solo tenía que prestar atención y tomar nota de lo que se discutiera, sin intervenir ni interrumpir una sesión formal de una de las comisiones más importantes del Ayuntamiento. Ahora sí que calladita se vería más bonita la que interrumpió con expresión considerada inadecuada por los muy propios regidores.

Los ediles pensaron en dejar el tema ahí, pero terminada la sesión de la Comisión de Hacienda, algunos de sus integrantes se comunicaron entre sí, en privado, para ver la forma de presentar una queja formal por el papel de algunos empleados del área de Comunicación. Porque resulta que han sido varias las ocasiones en las que se expresan de forma incorrecta de los regidores e incluso de varios directores municipales.

Para darse a respetar, los ediles independientes y de otros partidos podrían buscar sanciones ejemplares contra quienes les hacen pasar esas vergüenzas, pues insisten en que no estaban solo los integrantes del Cabildo sino invitados representativos de la sociedad que se llevan esa mala impresión del trabajo del Ayuntamiento.