PUBLICIDAD

Opinión

Menos legisladores y menos dinero a partidos y elecciones

Fuera máscaras, fuera hipocresía ha dicho el presidente, ya basta del discurso de los partidos y el INE escudándose en que la ciudadanía necesita a los partidos pequeños y una autoridad electoral excesivamente cara

José Luis Contreras Cruz
Abogado

viernes, 06 mayo 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

Fuera máscaras, fuera hipocresía ha dicho el presidente, ya basta del discurso de los partidos y el INE escudándose en que la ciudadanía necesita a los partidos pequeños y una autoridad electoral excesivamente cara. Y ha mandado una iniciativa de reforma electoral que trastoca el sistema de partidos, su financiamiento, la reducción de diputado y, senadores a nivel federal, y a nivel entidad federativa menos diputados y menos regidores a nivel municipal (en Juárez por ejemplo que es la ciudad más poblada de Chihuahua sólo serán 9 y no 20 como ahora). Una iniciativa que atiende una demanda ciudadana por años de reducir el número de “representantes populares”. Y es que en los hechos, la ciudadanía no ve reflejada en un provecho la existencia de tantos legisladores y regidores, sino por el contrario, han demostrado por años que solo sirven a sus intereses personales, partidistas y de grupo, salvo honrosas excepciones. 

Y por eso digo que fuera máscaras, fuera hipocresía, y entonces el presidente  atiende la demanda ciudadana de la sobrerepresentación y de lo excesivamente caro que resultan las elecciones, ya que de nada han servido los partidos que se ven beneficiados con candidatos plurinominales por ejemplo, que permite que aquellos partidos que no ganen sus candidatos una diputación o senaduría, la obtengan por el número de votos obtenidos, y de esta manera hay una “representación” de estos partidos en la cámara de diputados y senadores, los cuales de poco sirven porque se unen al bloque opositor u oficialista, por eso se les dice partidos satélites.

PUBLICIDAD

De esta manera, la iniciativa propone pasar de 500 diputados que son actualmente a 300 (a Chihuahua le corresponderían 9 diputaciones federales únicamente sin plurinominales), una reducción de 200 diputados. De 128 Senadores a sólo 96, una reducción de 32. Pero todavía más importante y es dónde va a haber un ahorro significativo, es la reducción de las diputaciones locales o de los Estados, donde de ser 1113 pasaría  a 654, una reducción de 459 (por ejemplo Chihuahua pasaría de 33 diputados a solo 20). Asimismo, se le reduciría el dinero a los partidos políticos ya que no recibirían dinero en los años que no hay elecciones (actualmente reciben recursos públicos, lo que se conoce como “Prerrogativas,  para su “manutención” dónde en Chihuahua por ejemplo en 2021 se les destinó más de 167 millones de pesos), ya que de más de 11 mil millones de pesos que fue lo que se les destinó en 2021 ahora sólo recibirían menos de 4 mil millones de pesos para las elecciones, un ahorro del 66 por ciento aproximadamente.

Otro de los aspectos sustanciales, es la eliminación de los 32 organismos electorales de las entidades federativas, que como en Chihuahua, es un organismo electoral que realiza funciones homólogas al INE, pero para las elecciones locales, lo que el Presidente considera una duplicidad de funciones innecesaria y demasiado costosa (en Chihuahua en el 2021 nos costó más de 415 millones de pesos y a nivel nacional más de 13 mil millones de pesos), por lo que propone su eliminación y que el INEC se haga cargo, lo cual también es una demanda ciudadana, reducir los costos de las elecciones.

Con esta reforma se proyecta un ahorro de aproximadamente 24 mil millones de pesos, según estimaciones del Gobierno federal, una cantidad significativa si tomamos en cuenta que el presupuesto de Ciudad Juárez fue de 7 mil millones y de la Ciudad de Chihuahua de menos de 5 mil millones de pesos. 

A pesar de todo lo anterior, lo oposición compuesta por el PRI/PAN/PRD/MC ha anunciado que se opondrá a esta propuesta, se resisten a la austeridad y a perder su modus vivendi e insisten en qué hay que conservar el estado de las cosas actuales, se resisten a perder el negocio y  la autoridad electoral se resiste a perder el dineral que reciben anualmente. 

Se propone también la postulación de candidatos por listas en cada entidad federativa, donde cada Estado y cada partido  político propondrá a sus candidatos que les correspondan según la población, y de esta lista el ciudadano votará y se designarán a los legisladores según el porcentaje de votación obtenido. Sin embargo, por eso dije que el Presidente está diciendo fuera máscaras, fuera hipocresía, porque, aunque  los líderes partidistas y sus financiadores seguirán postulando a  sus cuates, intermediarios e intereses, como lo hacen ahorita, ahora serán menos.

Otra de las iniciativas es la propuesta de la sustitución del INE por el INEC (Instituto Nacional de Elecciones y Consultas), un organismo mucho menos costoso y con mayor legitimidad dónde se designará a los consejeros electorales del INE y los magistrados electorales por el voto  de las y los ciudadanos, a propuesta del legislativo (diputados y senadores), ejecutivo y judicial (SCJN). Y una vez más, las palabras del presidente, fuera máscaras, porque en los hechos, la mayoría de las y los consejeros electorales provienen de cuotas, impulsados por grupos de interés y partidos políticos, y una vez en la posición defienden esos intereses, por eso no es casualidad que Lorenzo Córdova, presidente del INE y Ciro Murayama, consejero del INE sean opositores a Morena y el presidente,  ya que fueron elegidos en sus cargos por nueve años cuando gobernaba el PRI y EPN con apoyo del PAN, en 2014. La propuesta es que, ahora, las y los ciudadanos elegiremos a nuestras autoridades electorales, ya no serán las cúpulas, y aunque la oposición diga que se elegirán a gente inexpertas y sin conocimiento, lo cierto es que no será así, ya que las propuestas vendrán del Ejecutivo, Legislativo y Judicial, con reglas establecidas en las leyes secundarias, de dónde se establecerán perfiles y requisitos, y quién al final tendrá la decisión serán las y los ciudadanos.

En suma, esta propuesta del presidente recoge demandas ciudadanas de lustros y la inconformidad con el estado actual de las cosas de las elecciones y los partidos por lo excesivamente caro que resultan. Una vez más, veremos de qué lado están los demás partidos opositores al Presidente, si de la ciudadanía, o de ellos. Pronto lo sabremos, y sabremos quiénes. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search