PUBLICIDAD

Opinión

'Mazatlanazo', a México se le respeta

Cuando AMLO viajaba por todo el país, siempre sostuvo de la riqueza cultural de México y su gente, las raíces de los mexicanos aunque variadas, son únicas en el mundo, es ese gran legado que nos dejaron nuestros antepasados, y que hoy corre por nuestras venas

Hugo González / Analista

sábado, 30 marzo 2024 | 06:00

PUBLICIDAD

Ciudad de México.- “Se nos quedó al maleficio de brindar al extranjero nuestra fe, nuestra cultura, nuestro pan, nuestro dinero”, dice la canción de “La maldición de la Malinche” de Amparo Ochoa, ante el fenómeno arraigado durante las últimas décadas.

Cuando AMLO viajaba por todo el país, siempre sostuvo de la riqueza cultural de México y su gente, las raíces de los mexicanos aunque variadas, son únicas en el mundo, es ese gran legado que nos dejaron nuestros antepasados, y que hoy corre por nuestras venas.

Recuerdo como José Emilio Pacheco logra plasmar en “Las Batallas en el Desierto”, la llegada del capitalismo estadounidense a México, como poco a poco las costumbres de los mexicanos en las grandes ciudades comenzaron a sustituir gustos, alimentos, forma de vestir, algo que las diferencias económicas con el vecino del norte impactó luego a las futuras generaciones, nosotros. 

Quienes nacimos en los ochentas, este fenómeno social lo padecimos más que ninguna otra generación, para lograr la imposición del neoliberalismo y el desmantelamiento de las instituciones del Estado mexicano, era necesario borrar nuestra identidad cultural, al grado del desprecio incluso por nuestras raíces y costumbres, algo que las elites lograron, pero no de fondo, en los pueblos adentro, de las selvas, los bosques, los desierto de nuestro país, se atrinchero la resistencia cultural.

La lucha social que encabezó AMLO desde su aparición en la vida política de México, siempre estuvo acompañada de esta defensa cultural y del orgullo de los mexicanos para su entorno, junto con esto y el cambio en la vida política y democrática, finalmente cuando en 2018 asumió la presidencia, se respiraba un aire distinto, de esperanza y cambio que el día de hoy, es una realidad.

Sin embargo, la revolución de las conciencias parecía más difícil que el cambio social y político de la 4T, sobre todo actualmente que los medios y el internet habían impregnado la globalización capitalista, la capacidad del mercado y la propaganda cultural del consumo que emana de Estados Unidos, también ha sido objeto de la resistencia cultural, y muchos nos hemos cuestionado, ¿hasta cuándo?

Las circunstancias internacionales, la crisis económica del mundo occidental a finales de los noventas y por supuesto, la llegada de la Cuarta Transformación en la vida pública de México ha hecho que la maldición de la Malinche comience a terminar, los hechos así lo dicen, y para ejemplo, el Mazatlanazo de este semana. De repente, se comenzó a viralizar en las redes sociales este pasado jueves, una peculiar manifestación, eran los músicos de banca de Mazatlán a quienes se les sumaron los mazatlecos, una protesta llena de música, alegría, baile y una impresionante solidaridad nacional, todo para defender una costumbre de los mexicanos a disfrutar de nuestras playas.

Carlos Monsivais habría descrito esta manifestación como “la fiesta de lo colectivo”, y habría sentido mucho orgullo de vivir el momento, el intento de algunos hoteleros para echar a los mexicanos de nuestras playas para satisfacer a los clientes estadounidenses, generó una reacción de apoyo moral en todo el país, videos, fotografías y transmisiones en vivo llenaron las redes sociales, no se hicieron esperar los memes, los chistes y la picardía de los mexicanos para brindar total respaldo de los músicos, a Mazatlán, a nuestras tradiciones y gustos, y que refleja el cambio esperado, donde los mexicanos estamos orgullosos de nuestras costumbres e identidad.

Y no era necesario que nos guste la música de banda, a este apoyo se sumaron todas y todos, sobre todo jóvenes, se trata del despertar de un pueblo que se siente feliz de lo que somos, bien lo dijo AMLO en una entrevista con la periodista Sharon Alfonsí para el programa “60 minutos” de la cadena estadounidense CBS, “México no es colonia ni protectorado de ningún país extranjero”, en la misma semana que los mexicanos expresamos este sentimiento de unidad y defensa cultural, porque ya no vendrán los extranjeros a decirnos que hacer y que no hacer para su satisfacción, a México se le respeta.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search