Opinión

Más vale votar

De acuerdo a las diversas estadísticas de cómo va nuestro país y qué le depara el destino si continúa por ese mismo camino, con imposición de mandatos, falta de buenas ideas y exceso de caprichos y berrinches, las cosas no pintan nada bien

Víctor Guzmán
Académico

miércoles, 07 abril 2021 | 06:00

De acuerdo a las diversas estadísticas de cómo va nuestro país y qué le depara el destino si continúa por ese mismo camino, con imposición de mandatos, falta de buenas ideas y exceso de caprichos y berrinches, las cosas no pintan nada bien. Más vale salir a votar.

Estos temas deben ser muy bien aprovechados por los diversos contendientes a puestos de elección popular, que no son oficialistas. Es necesario hacer entender a las personas que aún viven en la creencia que en la nación no pasa nada. Que no es así, que sí pasa, y están pasando muchas situaciones que están poniendo en peligro la democracia y la libertad de México. 

Los candidatos deben sacar el mejor provecho, pregonando la verdad de lo que sucede, concientizando a la población. No deben tener miedo, de ser así la nación se los demandará en su momento.

Es necesario seguir poniendo el dedo en la llaga, aunque grite quien tenga que gritar de dolor por la verdad, es el momento esperado para quitar esa prepotencia y creencia de ser un ser omnipotente que nadie le puede debatir o decir que está en un error. Dos años han bastado para agregarle a la sociedad 12 millones de pobres más y contando. 

Se debe pregonar que las medianas empresas están desapareciendo, más de un millón de Pymes han terminado sus labores, dejando sin empleos a millones de mexicanos que no tienen en este momento forma de subsistir dignamente. Mientras que la ONU considera que las pequeñas y medianas empresas son la espina dorsal de la economía, generando entre el 60 y 70% de la economía en todo el mundo. Aquí en México, eso no importa.

Los ricos no tienen problema o se vuelven aliados del gobierno o simplemente recogen sus pertenencias y se van a un lugar que sí les reditué sus recursos. El problema es con aquellas empresas que viven al día y sin apoyo de gobierno que mueren fácilmente. Un descontento social enorme se está dando cuenta del circo que vivimos, donde la saliva sigue derramándose con verborrea apócrifa.

La gente no quiere vivir de dádivas del gobierno, eso los vuelve dependientes de algo que será por un determinado tiempo y sujetos a las voluntades perversas que se pueden generar con el cobro de ese bono o apoyo. 

Sin embargo, aprovechándose de la pobreza que está generando, están enviando a las calles un ejército de los mal llamados siervos de la nación, los cuales comienzan preguntando: ¿Usted está a favor del sr. presidente? Al decir No, inmediatamente se retiran comentando, entonces no podemos darle la información, muy adiestrados están. Al decir que sí, empieza el zarpazo con el ofrecimiento de los diversos programas sociales a los posibles votantes. Desde los diversos programas sociales pasando por becas, pensiones y demás. 

Hay infinidad de temas que están creciendo, como el declive de la economía y el aumento de la corrupción y la inseguridad. No hay que esperar y pensar, es que apenas van dos años, vamos a darle más tiempo. Cuando un presidente comienza bien su gestión, regularmente así permanece, aunque con los altibajos normales. Pero en este caso específico, no ha existido algo realmente que mejore las condiciones de vida de la población, ha sido todo lo contrario. Por eso debemos actuar. 

Por otro lado, existe una desesperación escalonada por falta de vacunas, mientras que en Estados Unidos llevan más de 100 millones de vacunas, aquí apenas siete millones a una población de 126 millones de habitantes. Es un terror gubernamental lo que estamos viviendo. 

La invitación es salir a votar. Basta de engaños y mentiras, basta de acusaciones, basta de coartar la libertad de expresión, basta de desprestigiar a las personas y basta de solapar a violadores y saqueadores de la nación. O salimos a votar o estaremos peor. Si no creen, solo hay que recordar como viven en Venezuela. 

Te Puede Interesar