Opinión

Maru Campos, una esperanza para los juarenses

Hoy por la tarde estará rindiendo protesta como gobernadora María Eugenia Campos Galván. Dos hechos inéditos atestiguarán los juarenses

José Ignacio Gallardo
Analista

miércoles, 08 septiembre 2021 | 06:00

Hoy por la tarde estará rindiendo protesta como gobernadora María Eugenia Campos Galván. Dos hechos inéditos atestiguarán los juarenses. Primero, que el evento se lleve a cabo en Ciudad Juárez, y segundo, que sea una mujer la que vaya a gobernar a los chihuahuenses los próximos seis años. Estos y otros factores han propiciado que se genere en los juarenses una esperanza de que Maru Campos va a saldar esa deuda histórica que se tiene con esta ciudad.

Porque gobernadores han ido y venido, y promesas para esta frontera no han faltado, sobre todo en tiempos electorales, pero han sido solo eso, promesas. La realidad es que Ciudad Juárez requiere urgentemente apoyo del Gobierno federal y de la administración estatal entrante que a partir de hoy encabezará Maru Campos. Son décadas de rezagos los que Juárez presenta. Por eso es la falta de equipamiento urbano y de mejores vialidades entre muchas otras carencias. De inicio, el presupuesto anual para Juárez no es suficiente para las complejas necesidades de un centro poblacional del tipo de esta urbe fronteriza.

Además, la deuda contraída por administraciones municipales anteriores, generan que del presupuesto anual, que ronda los cinco mil 500 millones de pesos, se destine un gran porcentaje al pago de esos créditos y sus intereses. El Plan de Movilidad Urbana, por ejemplo, seguirá siendo un lastre para las finanzas municipales por unos años más. Con tales compromisos, más el crecimiento del gasto corriente, es poco lo que queda para invertir en obras para la ciudad. Esta sería una de las primeras tareas tanto de la gobernadora Campos, como de los diputados federales y del Congreso local, elevar los montos en el próximo presupuesto para Ciudad Juárez. Este sería un primer paso para empezar a cubrir el añejo rezago con esta región fronteriza.

Mientras eso sucede, los juarenses piden a gritos que se resuelva el tiradero de obras y dinero que deja como legado la administración estatal que afortunadamente ya concluyó. Hay esperanza de que con la llegada de un gobierno comprometido como el que pretende encabezar Maru Campos, la situación tan grave que enfrenta la ciudad en materia de vialidades y de imagen, cambie radicalmente.

Es sabido que Javier Corral deja las arcas vacías y muchas cuentas por pagar. Maru Campos por su parte, está mostrando disposición y voluntad política para buscar soluciones efectivas para enfrentar la crisis heredada. La gobernadora no quiere iniciar su gestión con las manos vacías ante la violencia desbordada y un tejido social muy dañado, a diferencia de su antecesor, que desde que llegó y hasta que se fue, lo único que hizo fue quejarse y culpar a otros.  

Maru Campos ha prometido especial atención para Ciudad Juárez. Prueba de ello es su decisión de iniciar su mandato en esta desértica región donde primero se funda una misión, que dio origen a Villa Paso del norte, para luego transformarse en una importante ciudad y finalmente en una compleja  metrópoli. A pesar de muchas promesas incumplidas, hoy se renueva la esperanza de que se le haga justicia a esta noble y heroica ciudad. Recordándole al presidente de la República su compromiso de apoyar a Chihuahua, porque solamente con los tres niveles de gobierno coordinados se podrá sacar a Juárez de la crisis en la que se encuentra. Inicia una nueva era en la administración estatal chihuahuense, teniendo como escenario la Plaza de la Mexicanidad y al pie de la monumental X, obra del camarguense Sebastián. Que la esperanza y la promesa se hagan una realidad. Todo el éxito para esta nueva administración estatal.

                         

close
search