Opinión

Marcelo lo hizo de nuevo (aplausos)

México y Estados Unidos logran histórico “Acuerdo Bicentenario” en materia de seguridad, salud y comunidades seguras

Manuel Narváez
Analista

lunes, 11 octubre 2021 | 06:00

México y Estados Unidos logran histórico “Acuerdo Bicentenario” en materia de seguridad, salud y comunidades seguras.

La reunión de alto nivel (súper WOW), como le encantan a Marcelo Ebrard, con el secretario de Estado norteamericano Antony Blinken, concretó la sustitución de la Iniciativa Mérida (fuchi, guácala) de Felipe Calderón, por el acuerdo integral del Gobierno de AMLO.

Dicho acuerdo establece, según palabras de Marce –ya se irán conociendo los detalles y alcances reales–, respeto a la soberanía de ambos países y trato entre iguales.

Sobre la mesa de alto nivel el canciller mexicano puso de relieve el consumo de drogas en la Unión Americana, motivo principal por el que México sea el exportador y abastecedor natural.

De igual manera, el funcionario azteca, Ebrard Casaubón, defendió la exitosa estrategia de la 4T contra el narcotráfico, es decir, “abrazos, no balazos”, convencido de que combatir el flagelo no significa hacer la guerra ni perseguir capos, pero sí, por el contrario, detener el contrabando de armas a nuestro país.

En el mismo contexto, el exjefe de Gobierno del D.F. que construyó la Línea 12 del metro, comprometió a la administración Biden para que invierta en el exitoso programa “Sembrando vida”, que desde 2019 impulsa López Obrador en Centroamérica con el fin de detener la migración hacia Estados Unidos.

Coherente con el discurso del presidente de México, Marcelo obtuvo el histórico acuerdo integral con el que nuestro vecino del norte, por fin, nos respetará y tratará como su par.

Atrás quedó la fallida estrategia contra el crimen organizado de Felipe Calderón. 

Con el nuevo acuerdo se borra aquella sumisa petición que Calderón Hinojosa hizo desde Juárez (2012), para exigir el freno a las armas (No more weapons) que entran por la frontera y fortalecen la capacidad de fuego de los cárteles mexicanos.

Sin echar las campanas al vuelo, se espera que en los siguientes meses se sientan y noten los resultados del “Acuerdo Bicentenario” que, desde el Plan Marshall implementado al finalizar la WORLD WAR II, no se había visto.

Los compromisos asumidos en esa REUNIÓN DE ALTO NIVEL van a incidir directamente en el estado de Chihuahua, por las siguientes razones:

1.- El flujo ilegal de migrantes va a disminuir notablemente ya que los hermanos centroamericanos y caribeños tendrán trabajo y mejor calidad de vida en sus países de origen. 

2.- La escasez de armamento pesado y parque va a reducir la capacidad de fuego de los grupos criminals, los que, como alternativa, podrán integrarse al desarrollo regional a través de los exitosos programas sociales del Gobierno de México. En la Sierra alta y baja de Chihuahua es una realidad.

De rebote en Sinaloa, Guerrero, Baja California Sur y Michoacán también habrá jauja porque los jóvenes ya no tendrán que enrolarse en las filas criminales y podrán salir de la pobreza, pues tendrán acceso al programa “Construyendo futuro” y a las becas “Benito Juárez” para que continúen sus estudios y encuentren empleo bien pagado.

3.- Las tropas de la Guardia Nacional disminuirán paulatinamente y el efectivo Instituto Nacional de Migración ya no tendrá razón de existir, por lo que el ahorro que esto represente permitirá a la administración lopezobradorista consolidar el abasto de medicamentos, vacunación completa contra el Covid-19 y terminar los hospitales inconclusos de Juárez.

Lo mejor está por venir, enhorabuena. Marcelo lo hiciste de nuevo ¡MISIÓN CUMPLIDA!.

Es cuanto.

P.D. Parafraseando al perro JOLOPO: Preparémonos para la abundancia. 

close
search