Opinión

Mamá, papá, quiero ser streamer (I)

En la actualidad ha surgido un nuevo modelo de trabajo, en donde el principal motor son los videojuegos

René Javier Soto López
Académico

martes, 05 octubre 2021 | 06:00

La palabra trabajo, proviene del latín “trabis” la cual significa traba o dificultad. Conforme las sociedades avanzan, los trabajos han crecido, y con ello la demanda por personas dispuestas a dar solución a los mismos. 

En la actualidad ha surgido un nuevo modelo de trabajo, en donde el principal motor son los videojuegos.

Los streamers, como se les suele denominar a las personas que por medio de plataformas de transmisión en tiempo real a través de internet, realizan actividades como: jugar videojuegos, charlar, cantar, dibujar, cocinar o realizar cualquier tipo de actividad, en la cual usuarios de todas partes del mundo ingresan para interactuar con ellos, e incluso realizar “donaciones”, en pocos años han ido acaparando la atención de la comunidad internacional, pues lo que en un momento solo era una actividad de ocio, se transformó en toda una actividad muy lucrativa, que mueve miles y millones de dólares anualmente alrededor del mundo. 

Quienes han visto este espacio como un modelo de negocio, pasan gran parte de su día delate de computadoras, celulares, y dispositivos o foros de grabación, interactuando con sus fans, y generando contenido que sea de agrado de sus suscriptores, actividades que realizan durante jornadas similares a un horario de trabajo cotidiano. Esta tendencia que surgió en Corea con la creación de los esports (deportes electrónicos) sacó a jóvenes (y no tan jóvenes) a la luz de los reflectores, convirtiéndolos en jugadores profesionales y recibiendo con ello una remuneración económica, su popularidad ha sido tal que este modelo de negocio se ha esparcido a todos los rincones del planeta. Aquellos que no han tenido la oportunidad de trabajar para grandes empresas o competir en eventos transmitidos a millones de usuarios, han visto un nicho de oportunidad por medio de plataformas como: Twitch, YouTube, Facebook Gaming, en los cuales dando de alta una cuenta, tener una cámara de video, un micrófono y acceso a internet, tienen la oportunidad de competir contra millones de usuarios para ganarse el cariño de sus seguidores y recibir de ellos “donaciones” en el que los usuarios envían dinero real o canjeable como una remuneración al contenido que desarrollan, teniendo así la posibilidad de ser visto por las grandes marcas y buscar de ellos sus patrocinios. 

Algo que no debemos de perder de vista es que algunos países ya cuentan o están en proceso de crear leyes que regulen las actividades de los streamers, no solo para protegerlos, sino también para fiscalizarlos, ya que algunos suelen ganar miles de dólares anuales, a través de patrocinios o donaciones de los usuarios, situación que ha generado gran controversia en razón de que muchas de estas empresas se encuentran en otros países. 

Ciudad Juárez ha tomado relevancia, gracias a la difusión que se ha realizado por parte de los creadores de contenido en las diversas plataformas, juarenses que han puesto nuevamente en el mapa a nuestra ciudad, han utilizado las plataformas de stream para entretener a su público y dar a conocer y promover su ciudad como lo es el canal de kendomurft en la plataforma de Twitch. Juarense, que utilizando la realidad virtual desarrolla contenido de entretenimiento. 

Si tus hijos o algún familiar pasan muchas horas jugando videojuegos, puede que esté trabajando y no lo sabías.

Es importante que los padres de familia sean conscientes de las nuevas modalidades de trabajo que se están creando y orientar a sus hijos para tomar las mejores decisiones, la tecnología sigue avanzando y no siempre podemos estar al tanto de todo lo que ocurre a nuestro alrededor, por lo que siempre es importante contar con alguien que conozca de los temas, informarse y consultar sus dudas para ayudarlos conseguir sus metas. 

close
search