Opinión
OPINIÓN

Los peces Fuentes y Corral por la boca mueren

Tenemos la ahora famosa foto de una desierta sala de subastas en la ciudad de Chihuahua el martes de la semana pasada

LA COLUMNA
de El Diario

martes, 29 diciembre 2020 | 06:00

-Los peces Fuentes y Corral por la boca mueren

-Serán disputables los votitos de Borruel

-Llevan presupuesto hasta el último minuto

-Sepultan al Sistema Anticorrupción

Tenemos la aplicación justa como talla exacta de dos dichos populares para el fingimiento y la incongruencia famosas en la actual administración estatal: el pez por la boca muere, una; más pronto cae el hablador que el cojo, la otra.

“En la actualidad, tanto el gobernador, Javier Corral, como los integrantes del gabinete estatal regularmente viajan en líneas comerciales y en vuelos de clase económica, lo cual ha generado ahorros sustanciales para el gobierno durante el primer año”.

Así dijo a 12 meses de haber iniciado el régimen el secretario de Hacienda corralista, Arturo Fuentes Vélez. Con simulado enojo cuestionó los 85 viajes realizados durante dos años por el exgobernador, César Duarte, en las distintas aeronaves del Gobierno del Estado. Puso como gasto aproximado el de dos millones de pesos.

Tenemos la ahora famosa foto de una desierta sala de subastas en la ciudad de Chihuahua el martes de la semana pasada. Fracasó ahí el tercer intento por vender el lujoso helicóptero Bell 429. Cinco, seis y siete millones de dólares presentaron respectivamente como precio base, en promedio.

Información oficial obtenida por el sistema de transparencia y difundida a través de El Diario, nos ha revelado que en solo un año -2017- se aventó Corral 102 viajes en el Bell 429. Otros 105 traslados fueron en el 2018.

El doble que Duarte en una sola aeronave. Sumado a otros aviones y helicópteros de gobierno, Corral acumula para estas fechas, a cuatro años de su régimen, más de mil vuelos. Entonces Fuentes Vélez mintió con descaro al asegurar que su pobre jefe volaba en líneas comerciales.

Cuando se les desprendía justo a Fuentes Vélez y Corral de dolor el corazón por el derroche en el uso de la flotilla aérea y juraban con una mano al pecho y la otra en la orilla de una bola de fuego implementar un plan de austeridad y vender esas aeronaves “hijas de la deshonestidad y la corrupción”, ellos mismos hablaban que el costo por hora de cada nave es aproximado a los dos mil dólares.

Si tenemos que cada vuelo tiene un promedio de dos horas, -que muchísimos deben ser de cinco horas porque una gran cantidad de viajes son al centro del país-, entonces estamos hablando de dos mil horas, aproximadamente 80 millones de pesos con el dólar a 20 por unidad. Más, desde luego, mantenimiento, sueldo de pilotos, renta de hangares....

Cierto que es de escándalo, pero una vez que Corral tuvo a su alcance esa “gran vida” a costa del dinero del pueblo, ya no solamente le hizo al fuchi, sino que decidió conservar y hasta superar la misma dinámica de su antecesor.

Colocó el precio muy alto en la subasta para que nadie comprara el Bell, pues es de lujo y hasta palos de golf puede cargar ahí, según la publicidad de las empresas que rentan o venden ese tipo de aparatos.

Lo sabemos, el gobernador es aficionado al golf. No da pelota con hoyo, pero le encanta.

***

Ahora la impugnación por decisiones partidarias relacionadas con la gubernatura 2021 ha correspondido al PAN. Es Carlos Borruel en el blanquiazul el Cruz Pérez Cuéllar de Morena.

La Comisión Organizadora Electoral de Acción Nacional aceptó registrar al senador con licencia, Gustavo Madero Muñoz y a la alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Campos, pero le dio patada al exdirector de la Comisión Estatal de Vivienda (Coesvi), Borruel.

Era de esperarse. La convocatoria pedía 876 firmas de militantes como cifra mínima para aceptar el registro. A Borruel le aceptaron solo arriba de 400 de las presentadas. Gustavo Madero llegó a más de tres mil validadas y Maru a casi mil 100.

El padrón es casi de nueve mil militantes. Son los que tienen derecho a voto pero se espera acudan entre seis y siete mil al llamado día D.

Aquí lo importante no es el rechazo de la comisión registradora. Borruel ya lo veía venir y ha impugnado con muy pocas esperanzas de seguir vivo en ese proceso interno.

Lo importante será conocer para dónde se perfilan esos 400 militantes que aceptaron firmar a Borruel. Trabaja para Corral, fue integrante del “gabinete ampliado”, pero el grueso de sus seguidores forman parte de aquel antiguo Dhiac cuyas fuerzas ahora andan principalmente con Maru.

Una vez autorizados los registros de Madero y la alcaldesa vendrá la guerra a muerte por los ocho mil votos y pico. Los operadores de Maru se guardaron en colchón importante de la cantidad que requerían, pero el monto alcanzado por Madero lo ha colocado en posición de competencia aceptable.

Ahí es donde tendrán algo de valor los votos borruelistas, aunque sean pocos.

***

El paquete económico estatal 2021 quedará en suspenso tal vez hasta el último día del año, pues ayer la Comisión de Programación, Presupuesto y Hacienda Pública no logró un acuerdo para dictaminarlo y pasarlo a la sesión del Congreso de hoy.

El crédito de más de mil 600 millones de pesos, los recortes al por mayor y la desastrosa condición de las finanzas estatales mantienen atorado cualquier acuerdo. Hasta las minorías que antes se plegaban a la disminuida mayoría panista se han negado a darle el visto bueno. Lo que pretende Corral es otro robo en despoblado.

El secretario de Hacienda, Arturo Fuentes Vélez, en vista de que no llegó el milagro de Navidad la semana pasada para que le aprobaran un difuso plan de gasto, intensificó las llamadas con los operadores panistas.

A eso habrá que sumarle más presiones a los diputados, a ver si el Ejecutivo logra que antes del cierre de 2020 se dobleguen los opositores al nuevo préstamo con hipoteca de 20 años. Luis Fernando Mesta, el secretario de Gobierno, y Jesús Mesta, su beodo coordinador de Gabinete, presumen que ya tienen mayoría pero no lo demuestran.

Por eso ayer que se reunió la comisión que encabeza el panista Jesús Valenciano el único acuerdo fue dictaminar los asuntos de trámite, pero nada de la Ley de Ingresos ni el Presupuesto de Egresos, menos la solicitud de más deuda presentada por Corral Jurado.

De esta forma, el Congreso del Estado sesionará hoy sin esos temas y queda abierta la posibilidad de dejar hasta mañana miércoles una nueva sesión. Si no será hasta la del jueves, cuando además debe cerrarse por ley el período ordinario.

En el lejano caso de que no se dictamine el paquete económico en el último minuto del año, se aplicaría lo presupuestado en el actual, también es lo que prevé la ley. Aunque sería irreal por la baja drástica que habrá en ingresos y gasto en 2021.

Este último punto será el que meta mayor tensión a los últimos días del año, pues dejar sin votar ingresos y gasto representaría dejar a la discrecionalidad gubernamental miles de millones de pesos que se ejercerían sin orden alguno de enero a los primeros días de septiembre.

***

El Sistema Estatal Anticorrupción (SEA), diseñado para que no funcione, se verá todavía más afectado en 2021. A la Secretaría Ejecutiva que se encarga de coordinar los trabajos de dicho ente le van a recortar casi la mitad de su presupuesto para el siguiente año.

De acuerdo al proyecto de gasto que está por aprobarse en el Congreso del Estado se contempla destinar únicamente nueve millones 279 mil pesos, cuando en 2020 se le aprobaron 16 millones 711 mil pesos.

Durante el año en curso al SEA se le regatearon recursos hasta para el pago de la renta y los gastos de oficina. Se le retuvo presupuesto más de cinco meses y se vieron comprometidos hasta los sueldos de los integrantes.

Por ello, lo ejercido durante el año ni siquiera llegó a lo aprobado por el Legislativo, lo que pone en duda todo concepto de autonomía e independencia del organismo supuestamente ciudadanizado para vigilar el combate a la corrupción desde las instituciones participantes.

Pues bien, el año próximo pinta a ser peor. Un recorte de esa magnitud -por el que ningún actor político ha levantado la voz- dejaría solamente en el discurso ese publicitado combate a la corrupción. Ya ni simulada podría realizarse esta tarea.

De facto el Sistema Anticorrupción sería desmantelado y sepultado para el año próximo, lo que solo llegará a confirmar que el tema fue tomado por la clase política como una moda pasajera por unos años.

Es una situación similar o peor con la Secretaría de Seguridad Pública del Estado. Fue decidida en un berrinche de Corral contra su exchaperón, Óscar Aparicio, pero no ha servido ni un solo gramo para disminuir los índices de violencia. Y con cerca de 300 millones de presupuesto.