Opinión
OPINIÓN

Los llanteros siguen en plan de guerra

Las acusaciones son directas contra los jefes regionales de la Aduana y los federales Omar Bolado y Téofilo Gutiérrez

LA COLUMNA
de El Diario

lunes, 29 junio 2020 | 06:00

• Los llanteros siguen en plan de guerra

• La amenaza al “Pichú” fue de alto nivel 

• Ahorcadas por el Covid oficinas municipales 

• Hoy pasa la reforma chiquita en Congreso 

A fines de la semana pasada fueron entregadas denuncias contra funcionarios aduanales ante el director general de Aduanas, Horacio Duarte Olivares y la Secretaría de la Función Pública. 

Las copias de los escritos pueden verse en la versión digital de La Columna. Se encargó de presentarlas Héctor Ortiz Armijo, representante legal de la Unión Ecológica de Llanteros, que hace unas semanas, antes de la contingencia sanitaria, ya había protestado por supuestos cobros extralegales y extorsiones. 

Primero fue a la Secretaría de la Función Pública y luego a la Administración General de Aduanas, según los sellos de recepción de ambas dependencias que marcan la fecha del 24 de junio. Las acusaciones son directas contra los jefes regionales de la Aduana y los federales Omar Bolado y Téofilo Gutiérrez. 

“Bajo su mando, sus alguaciles Gerardo Cantú, Ricardo Ozuna, Víctor Salas, Julio Durán, Federico Anaya y Rocío del Carmen Villa, realizan el cobro de piso y extorsión”, asienta la queja llevada a Duarte Olivares. 

Al jefe mayor de Aduanas se le reseña además algo de la corrupción que históricamente ha envuelto a esta dependencia en Juárez. En la denuncia formal ante la Función Pública aparecen algunos testimonios que hacen referencia a las “importaciones negras”, como le llaman los llanteros a eso que se puede cruzar de Estados Unidos a México de forma ilegal. Asimismo se denuncian supuestos cobros por tráiler de 800 a 2 mil 500 dólares, desde luego fuera de los aranceles formales. 

Las quejas son el preámbulo de las próximas manifestaciones de la Unión Ecológica ante la Aduana juarense. Habrán de subir de tono conforme se intensifique la reapertura económica, luego de meses de crisis que ha mantenido paralizados a todos los sectores. 

*** 

El dirigente estatal de Morena, Martín Chaparro Payán, fue flexible con el caso del diputado Gustavo “Pichú” de la Rosa, quien votó a favor de la reforma electoral corralista y en contra de la línea del partido. Al menos así fue en apariencia; lo dejó pasar como si nada, al fin que el objetivo de frenar el intento ya se había cumplido. 

La que no lo dejó pasar fue Karen Mora, una de las representantes femeniles del Comité Estatal de Morena, cuya reacción se sumó a la ola de indignados de su partido. “Lamentable la postura del Dip. Gustavo de la Rosa. 

El partido al cual representa en el Congreso fue muy claro y por obvias razones fue en contra del mismo. Como dicen, nos veremos en las urnas y en las instancias del partido”, posteó Mora en sus redes. Sus amigos la secundaron con adjetivos variados contra el juarense. 

Podría pensarse que su reacción fue una más entre muchas que surgieron tras la sesión del Legislativo en la que por 22 votos se desecharon las propuestas de Javier Corral, mientras 11 diputados las defendían, entre ellos el morenista. Pero no es una reacción más. Se equivocan quienes creen eso. Resulta que la joven Mora no sólo conduce el ala femenil de Morena en la entidad, sino que lleva los hilos del Consejo Estatal del partido. 

No se ha dado un relevo como tal, pero desde que el representante de la Secretaría de Gobernación en la entidad, Omar Holguín, se enlistó como funcionario federal, debió entregar el cargo. 

Así, la conducción del órgano político de las decisiones la ha asumido la mujer, de forma provisional y en un descuido hasta permanente, una vez que haya cambios en las dirigencias morenistas. Por lo tanto la amenaza a De la Rosa no debe verse como asunto concluido ni sencillo. Fue de más alto nivel. 

*** 

Tan sólo en el mes de mayo cayó la recaudación municipal unos 17 millones de pesos, pérdida que se suma a los casi 25 millones de pesos que debieron redireccionarse del presupuesto a la atención de la emergencia. Si a la caída de mayo se suman bajas de los meses previos, pues sólo enero y febrero tuvieron un comportamiento habitual, y la de los posteriores que indudablemente también reportarán bajas, el panorama financiero de la ciudad es bastante complejo. 

Todavía no hay una estimación certera de las afectaciones al presupuesto de la frontera a causa de la pandemia, pero tan sólo en el primer semestre es muy probable que el golpe ronde los 100 millones de pesos. Incluidos, por supuesto, todos los rubros: gastos extra de la reorientación, condonaciones y descuentos fiscales, así como caídas en las proyecciones de ingresos federales y estatales. Eso está ahorcando a las dependencias municipales, todas las cuales se vieron en la necesidad de ajustar su gasto al mínimo. 

La buena noticia que les han dado Víctor Manuel Ortega y Marco Antonio Lara, administrador de la Ciudad y tesorero, a sus compañeros de la administración independiente, es que al parecer ya no habrá más ajustes ni reorientaciones presupuestales. 

Al menos es la previsión actual que esta misma semana habrá de confirmarse o descartarse, que una parte de la crisis ya pasó y ahora hay que abocarse al recuento de los daños, así como a evaluar las alternativas a seguir para cumplir la mayor cantidad de las metas del año. 

*** 

Tras la sesión de la Diputación Permanente de este día habrá de realizarse el segundo período extraordinario del Congreso en menos de una semana. 

Tal fue la convocatoria lanzada por el panalista René Frías Bencomo, quien encabeza los trabajos legislativos del año. En la sesión va a pasar la reforma electoral chiquita, contrario a lo que sucedió con la que envió Palacio de Gobierno. Entre el viernes y el sábado los integrantes de la Comisión Primera de Gobernación y Puntos Constitucionales palomearon unas 15 propuestas que estaban congeladas. Son las que bajo la presión y las prisas quedaron estancadas para darles prioridad a los otros dictámenes sobre las iniciativas que envió el mandatario estatal. 

El nuevo corralista Miguel La Torre Sáenz, excoordinador de la bancada panista, ya no batalló para discutir los temas con Francisco Chávez, Rubén Aguilar y Alejandro Gloria, opositores duros de la reforma mayor. Los temas de técnica jurídica, facultades del organismo electoral y adecuaciones menores pasaron la prueba sin problemas. 

La elección directa de regidores, uno de los escollos que trabó la discusión las últimas semanas, se aprobó finalmente, pero será aplicable hasta 2024, una vez que se estudie a fondo el modelo factible para democratizar la integración de los cabildos. Todo cambió en el Congreso del Estado desde el rechazo a las iniciativas corralistas. En la Primera de Gobernación se reflejó cómo se distensó el ambiente a partir del jueves pasado. 

Volvieron las decisiones políticas prudentes y sin prisas. Entendieron los diputados, pues, que no son tiempos de repentinos ataques de “ciudadanización” y “reformas de gran calado” que sólo sirven en los discursos y en el papel. Van por lo práctico, lo factible.