PUBLICIDAD

Opinión

Listas negras y blancas en empresas de seguridad

Los guardias privados igual andaban involucrados en robos de viviendas en fraccionamientos cerrados que en hurtos de vehículos y otros ilícitos

LA COLUMNA
de El Diario

lunes, 13 junio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

• Listas negras y blancas en empresas de seguridad

• Faltan Carstens y Videgaray en Consejo Hacendario

PUBLICIDAD

• Ya quieren arreglo o la cabeza del jefe de Transporte

• Atención de la UACH en período extraordinario

Dos mandos de la Policía Bancaria, Comercial e Industrial, a cargo de su titular, Refugio Moreno, están identificados por empresas de seguridad privada de Juárez y Chihuahua como los responsables de construir la lista blanca de este giro que debe inspeccionar la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

Estas empresas crecieron como hongos a partir de 2010. Sin control alguno fueron creadas en la entidad o arribaron de otros estados aprovechándose de los huecos en la legislación que había hasta hace algunos años.

La administración estatal anterior nunca puso orden en el ramo. Actuó con la misma ineptitud que lo hizo con toda la problemática, de seguridad o no, que enfrenta el estado.

Por eso, a finales del año pasado, el secretario Gilberto Loya dispuso las verificaciones inmediatas a las empresas de seguridad privada como parte central del combate a la delincuencia común, dado que había evidencia de que esos agentes reclutados sin la mínima preparación eran cómplices en diversos delitos.

No hubo mucha inteligencia ni investigación porque estaba muy clara la realidad. Los guardias privados igual andaban involucrados en robos de viviendas en fraccionamientos cerrados que en hurtos de vehículos y otros ilícitos.

Había (debe haberlos todavía) guardias que pasaban información a los delincuentes de los lugares que cuidaban; otros, en peores casos, eran los mismos ladrones, pues conocían santo y seña de las rutinas de sus víctimas.

El deterioro del sector fue consecuencia del descontrol de empresas del ramo. Llegaron a estimarse unas 500 en la entidad, la mayoría “patito”, pero el listado oficial se ha reducido hasta unas 150, de las que un centenar operan en la frontera.

El problema es que en la integración de la lista blanca ahora hay sospechas dirigidas a la gente de Moreno.

Varios dueños de empresas de seguridad fueron amenazados de meterlos a una lista negra si no regularizan su situación... o si no cooperan con algún apoyo para los inspectores de la Policía Estatal. Bajo ese manto fue construida la lista oficial de las empresas confiables.

Por eso las dudas, a unos días de que la famosa lista ha sido subida al portal de Internet de la SSPE, sobre la confiabilidad del trabajo de dicha división a cargo de regular la cuestionada seguridad privada.

***

En la instalación del Consejo Hacendario del Estado la semana pasada, fue José Antonio Meade una de las figuras centrales que arribó al Palacio de Gobierno para participar en la reunión, no como integrante sino como invitado.

Pero el excandidato presidencial del PRI es una pieza clave de la reforma fiscal de 2007, junto con el calderonista Ernesto Cordero Arroyo, éste sí designado como consultor externo del Consejo.

Dicha reforma trajo como consecuencia que la mayoría de los estados más productivos del país, especialmente los norteños como Chihuahua y Nuevo León, cayeran en profundos y continuos déficits fiscales cada año.

Básicamente, el cambio de aquel tiempo dio mayor peso a la densidad poblacional para el reparto de los recursos federales que a la eficiencia recaudatoria de las imposiciones fiscales, en especial el Impuesto sobre la Renta y el Impuesto al Valor Agregado (ISR e IVA).

Así resultaron perjudicadas las entidades más dinámicas y productivas; así unas más pobladas reciben más de un peso por cada peso que recaudan y a Chihuahua no le regresan ni 50 centavos de cada peso producido y fiscalizado.

Meade como gran negociador (era coordinador de asesores del entonces secretario de Hacienda, Agustín Carstens) y Cordero como subsecretario de Egresos antes de ser titular de la SHCP con Felipe Calderón, concretaron esa reforma fiscal que tuvo unos cuantos estados favorecidos.

La entidad más beneficiada con el cambio fue casualmente el Estado de México, entonces gobernada por Enrique Peña Nieto. El déficit de Edomex se resolvió en un tris, mientras otras entidades sufrieron caídas en sus ingresos de la Federación. A la postre, EPN fue el presidente de la República.

Aparte de sus omisiones y transas, José Reyes Baeza, César Duarte y hasta el golfista Javier Corral podrían dar testimonio de cómo las finanzas estatales se hundieron entre un déficit anual creciente y una montaña de deuda.

Por eso, para quienes conocen la evolución de las finanzas públicas de la entidad de los últimos 40 años, es curioso que Meade y Cordero formen parte del consejo hacendario de una entidad de las varias que atracaron con una reforma fiscal orientada a transitar del calderonismo azul al peñanietismo tricolor.

Ya nomás faltan que se integren Carstens y Luis Videgaray, el artífice de las finanzas de Peña Nieto, como asesores estatales para ver cómo salir de un problema financiero y fiscal estructural que tiene su origen en la reforma de hace 16 años que ellos mismos idearon.

***

Mientras el sistema de transporte de Juárez no da visos de un arranque favorable en 60 días, el de la capital está prácticamente paralizado en su modernización, lo que trae al gremio camionero de ambas ciudades con la espada desenvainada.

Hace una semana comenzaron discretos acercamientos de líderes transportistas para poner a trabajar al director del ramo, Ricardo Tuda, pero las respuestas que han recibido del funcionario los tienen con un pie en las calles y otro en los camiones.

Es decir, los tienen a punto de optar por la vía de la protesta si Tuda no da respuestas a las demandas que, en el fondo, tienen la intención de lograr un aumento en el costo del pasaje, que desde el Gobierno del Estado les han negado.

El incremento en la tarifa de los camiones en todo el estado ya no tiene vuelta de hoja. La inflación, costos de operación, salarios sin actualizar de los choferes, pérdidas acumuladas y otros factores presionan a los concesionarios, muchos de los cuales no ven de otra que parar el servicio.

La amenaza es real si no hay respuestas pronto.

***

Entre los legisladores locales habrán de acordar durante esta semana la convocatoria a un período extraordinario de sesiones del Congreso, que tentativamente podría realizarse a finales de este mes.

No todo lo que podrían agendar para sacar sería de mero trámite. Especialmente tienen en la mira la reforma a la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Chihuahua, que del Palacio de Gobierno enviarían al Legislativo los próximos días.

Si la propuesta llega a enviarse, al menos la mitad del proceso para elegir rector de la UACH habrá transitado sin contratiempos, pues la lectura general en el grupo parlamentario mayoritario es que si llega la iniciativa formal no serán necesarias mayores interpretaciones.

Por eso en la universidad, la gente del rector Jesús Villalobos Jión es la más interesada en que sea agendado el extraordinario del Congreso, pues el mensaje que será enviado junto con la iniciativa es que la pugna por el control de la UACH forzosamente bajará de intensidad.

Especialmente habrá de entenderse que el envío de la propuesta dejará fuera en automático a los directores que todavía andan en plan de rebeldía y siguen con la idea de que pueden tener posibilidades de ser electos para suceder a Villalobos Jión.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search