PUBLICIDAD

Opinión

OPINIÓN

Limpia de casi 300 policías por flojitos y abusones

Sin miramientos ha desarmado y presentado elementos todos los días ante la Comisión de Honor y Justicia

LA COLUMNA
de El Diario

lunes, 01 agosto 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

• Limpia de casi 300 policías por flojitos y abusones

• Ni camiones dejaron por acarreo de morenos

PUBLICIDAD

• Para el INE están pintados los diputados  

• Misteriosa tarjetita de Serrano a Marcelo

Por encima del promedio anual anda la baja de agentes de la policía estatal a partir de la llegada del nuevo secretario de Seguridad Pública, Gilberto Loya Chávez, quien sin miramientos ha desarmado y presentado elementos todos los días ante la Comisión de Honor y Justicia, muy distinto a su compañero de nivel de gobierno, Arturo Zuany, en la policía ministerial, que se ha convertido en la mejor tapadera para sus malos elementos.  

Aunque sobran las quejas contra el comisario Loya y sus operadores policiaco-administrativos por parte de agentes corridos o con un pie fuera de la corporación, el dato de la cantidad de oficiales dados de baja da una muestra del nivel de infiltración y complicidades que había en la SSPE.

La limpia alcanza, nada más de septiembre del año pasado a la fecha, a más de 250 policías estatales, cuyas plazas en algunos casos ni siquiera se han repuesto, pero están mejor así que con sospechosos de delitos con placa y pistola oficial, como estaban hasta hace unos meses.  

En la mayoría de los casos sometidos a procesos disciplinarios o de baja definitiva, se trata de simples agentes ineficientes o con nula disposición para el sacrificado servicio. Flojos y algo negligentes, de lo más común en los angelitos.

Otra porción de los casos corresponde a elementos acusados de cometer irregularidades o abusos, con tal evidencia de sobra que es mejor tenerlos sin charola y sin fusil, no vaya a ser que por no recibir sanción jurídica en firme terminen pasándose peor de la raya.  

Finalmente están los infiltrados de la delincuencia o los que de plano no inspiran confianza a sus respectivos mandos, pero sin que exista evidencia para acusaciones formales, la salida más fácil es echarlos de las filas, aunque lo lógico es que pasen a engrosar los grupos delincuenciales.  

Algunos de los corridos, por supuesto, formaron parte de experimentos fallidos del pasado, como la extinta “Policía Estatal de Caminos”, creada durante el corralato para extorsionar aún más a visitantes y chihuahuenses que usaran las carreteras de la entidad.

Pero cómo estaría de infiltrada la corporación –en la que hicieron chilar y huerto Óscar Alberto Aparicio y Emilio García Ruiz en años pasados– que, según las evaluaciones internas, resulta mejor sacar a los agentes a que formen parte del crimen a que sigan en la corporación haciéndole al policía.

De ahí la necesidad de que haya un proceso permanente de reciclaje de agentes sin antecedentes negativos para formar o reforzar las divisiones de la Policía Estatal destinadas a cubrir toda la entidad, las que por cierto desde hace casi dos meses se dirigen y coordinan desde Juárez.

•••

La noche del sábado y primeras horas del domingo ya era imposible conseguir más camiones para el acarreo de morenos, dado que los mayores bandos en disputa (equipos de Cruz Pérez Cuéllar y Juan Carlos Loera) los habían acaparado desde los días previos.

Un estimado inicial de Morena durante la tarde apuntaba la participación de más de 50 mil personas, cifra que algunos incluso consideraban conservadora. Contrario a esos procesos anteriores promovidos por el morenismo, ahora sí lució la maquinaria guinda así fuera con la intensa y cuestionable movilización patrocinada de la que todos se espantan, pero todos practican.

Fue esa la realidad de la elección de los 90 consejeros estatales de Morena realizada ayer, con incontables incidencias de todo tipo, tal como estaba previsto por la andanada de denuncias por las marrullerías de los rivales de cada uno de los grupos participantes.

Según los reportes de los propios morenistas, la generalidad del proceso fue el acarreo, así como un ligero dominio del equipo de Loera de la Rosa, que sin duda conoce mejor las entrañas del movimiento guinda que cualquier otro liderazgo interno. Por eso, al menos en lo preliminar, era considerado el ganador en las vencidas por la mayoría de las posiciones en juego.

Hubo, sin embargo, diferencias sustanciales entre la relativa calma vivida en la frontera, en los centros de votación de los distritos uno, dos, tres y cuatro, y las transas detectadas en otros distritos, en especial el quinto con cabecera en Delicias, así como el sexto y el octavo, asentados en la capital.

Mientras las quejas predominantes en Juárez eran por un tortuguismo exagerado –que también fue táctica de los loeristas que controlaron algunos centros de votación para cansar a los rivales–, en Chihuahua hubo hasta denuncias de robo de boletas y otras estrategias para dilatar sufragios no promovidos.

En los distritos de la capital fueron repetidos sin cesar los nombres del delegado del Trabajo, Juan Pablo Delgado, así como del subdelegado regional de Bienestar, Marcelino Gómez Brenes, como los orquestadores de la estrategia a favor de los aspirantes identificados con Loera de la Rosa.

En el módulo de votación de Delicias los señalamientos fueron dirigidos a Ramón Mendoza Duarte y Brigithe Granados de la Rosa, también pariente del superdelegado y aspirante a consejera, por retrasar la votación de los acarreados de otro bando.

Serán ellos los primeros destinatarios de las impugnaciones que ayer al cierre de la votación ya estaban preparándose, en lo que son oficializados los resultados que sin duda darán mucho de qué hablar los días que vienen.

•••

Con la centralización de los organismos electorales promovida y lograda por el PAN en años pasados, el Instituto Nacional Electoral (INE) terminó convertido en un súper poder casi equiparable a los poderes constitucionales (Ejecutivo, Legislativo y Judicial).  

No por nada el presidente del INE, Lorenzo Córdova, es de los mencionados por forma recurrente en las mañaneras de Andrés Manuel López Obrador, quien ha encontrado en el organismo a uno de sus enemigos favoritos.  

Pero que los consejeros del INE ganen más que el presidente de la República (250 mil pesos al mes, más del doble del salario de AMLO) pese a tener menos responsabilidades, no es lo más extraño del “Poder Electoral”.  

Lo que llega a niveles surrealistas es, por ejemplo, la redefinición de los distritos electorales estatales, decretada por el organismo nacional que ahora tiene ésta y otras facultades en la materia, para atender criterios técnicos como la densidad poblacional o la extensión territorial de cada entidad.

Seguramente las bases sobre las que decidió el INE la redistritación están sólidas, de eso no hay muchas dudas, pero preocupa que se haya hecho casi en secreto, cuando hay propuestas de reformas electorales en Chihuahua e incluso una reforma integral a la Constitución, lo que podría llevar a la reducción o ampliación de las diputaciones locales.

El INE, de esta forma, se alzó incluso por encima del Congreso del Estado –que tiene facultades amplísimas con la representación popular que no tienen los consejeros electorales– y ya le impuso que no puede tocar los distritos electorales locales. Dejó a los diputados como si estuvieran pintados.

•••

Una tarjetita de contenido misterioso fue entregada por el exalcalde y excandidato priista a la gubernatura, Enrique Serrano Escobar, al secretario de Relaciones Exteriores y precandidato a la Presidencia de la República por Morena, Marcelo Ebrard Casaubón. Tenemos la foto en versión digital de La Columna.

El tricolor logró colarse hasta el funcionario moreno en el evento que presidió en el Museo de la Revolución. Nomás alcanzamos a observar en la imagen la entrega de la tarjeta pero no su contenido. Quizá venta de residencias, que es ahora parte del negocio de Serrano.

Muy atenta a un lado de ambos se observa a la jefa de los agentes aduanales, Nora Elena Yu, quien hizo lo propio entregando a Ebrard una carta para que sea revisada la infraestructura de los puentes internacionales y mejore el transporte internacional.

También sacó ella del ronco pecho que su gremio le toma la palabra para trabajar y buscar nuevas inversiones, pues si de algo saben es de comercio internacional. Ebrard dijo momentos antes que la pasa trabajando por el mundo y no ve a los empresarios fronterizos. Así reaccionó la afamada “China Nora”, o “La China Yu”, ante ese comentario.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search