PUBLICIDAD

Opinión

Licencias de paternidad en el estado, un derecho por fin reconocido

Compartir la crianza de las hijas y los hijos es un derecho y una obligación que debe involucrar a madres y padres

Lilia Aguilar Gil
Política

miércoles, 11 mayo 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

Compartir la crianza de las hijas y los hijos es un derecho y una obligación que debe involucrar a madres y padres. El que se reconozca y se haga realidad este derecho, es un paso adelante que suma a los derechos de las mujeres, pues esto significa que no somos las únicas que debemos hacernos cargo de la crianza de los hijos, pues no es una tarea intrínseca de las mujeres. Con esta propuesta de su servidora, que muy pronto será ley, avanzamos en el reconocimiento de nuestros derechos. 

Y aquí quiero darles el crédito a las decenas de madres de familia trabajadoras de las maquilas, quienes durante la campaña el año pasado me expresaban su preocupación cuando daban a luz a sus hijas e hijos, pues a pesar de los días de licencia que se les otorgaban después del parto, los padres de familia, responsables también de esos hijas e hijos, solo se les daban cinco días para apoyar durante esos primeros días. 

PUBLICIDAD

Por ello, propuse que se aumentarán los días de licencia de paternidad quedando en 20 días, además de que en caso de que haya complicaciones en el parto, se ampliarán hasta 30 días. Este permiso tiene un impacto favorable con la participación de los hombres en las responsabilidades familiares y el desarrollo infantil.

Sabemos y consientes estamos, que las licencias de paternidad tendrían que ser más amplias, obligatorias e intransferibles. México, en comparación con países de Latinoamérica, se encuentra por debajo de Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay, Paraguay y Venezuela, quienes otorgan de 8 a 14 días de licencias por paternidad con el 100% de goce de sueldo. En América Latina y el Caribe, menos de 20% de los países ofrecieron permiso de paternidad en 1994, mientras que esta cifra llegó casi a 40% en 2013. 

En el estado de Chihuahua como lo señala el Código Administrativo, se confieren únicamente 14 semanas a las mujeres, lo que significa estar al cuidado de sus hijos apenas 2 meses, mientras que, para el padre, apenas se les da una semana, tiempo que no constituye un elemento que ayude al involucramiento con la tarea de cuidados. Situación que, desde el ámbito local debe revertirse también a través de reformas en donde se aumente en ambos casos.

Por ello, lo que busca la reforma propuesta, es consolidar el aumento de la participación de la mujer en la vida productiva y de la participación de los hombres en las actividades del hogar y responsabilidades familiares. Y creemos que la atención a una crianza temprana de parte de los hombres facilitará aún más esta transición, al tiempo que consolidará el involucramiento de los padres con los hijos.

Los permisos de paternidad representan un cambio en roles de género tradicionales, así lo demuestran otras experiencias en donde se rompe este paradigma de que solo le corresponde a la mujer, pues esta, a su vez, aumenta su participación en la vida laboral y pública. 

Estamos claras que estas modificaciones no cambiaran de forma inmediata estas relaciones ni mucho menos a terminar con la asimetría que representa el trabajo remunerado y no remunerado. Sin embargo, el diseño de la licencia parental es uno de los pocos instrumentos de políticas en manos de los gobiernos para influir directamente en el comportamiento de los padres. 

Esta reforma es parte de las múltiples modificaciones que deben llevarse a cabo para lograr no solo la incorporación de los padres en las tareas que por décadas se han adjudicado a las mujeres, sino también para coadyuvar a la incorporación de las mujeres en el mercado laboral, así como el reconocimiento del trabajo remunerado y el sistema integral de cuidados, pero ya estamos en el camino correcto. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search