PUBLICIDAD

Opinión

Libertad de expresión, un bien común

La información es un bien común y cuando se dice 'común' es porque corresponde a la comunidad

Gloria Iveth Porras
Consultora

viernes, 06 mayo 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

La información es un bien común y cuando se dice “común” es porque corresponde a la comunidad, la libertad de expresión un derecho ganado en México a pulso, una garantía que deberíamos celebrar y defender a capa y espada, sin embargo México es uno de los países más peligrosos para ser periodistas; de verdad que no lo entiendo, el cuarto poder a merced de qué. De acuerdo a “Propuesta cívica”, organización que promueve la libertad de expresión y los derechos de los defensores de los derechos humanos, sí, suena algo extraño pero es la realidad en nuestro país;  desde el 2006 a la fecha, suman 151 periodistas asesinados y 14 desaparecidos, más lo que no esté registrado aun. Es una cifra importante que nos habla de la falta de compromiso de las autoridades con el gremio.

Hace un par de días se celebró el Día internacional de la libertad de prensa (3 de Mayo) proclamado por la ONU desde 1993, un día para recordar los principios fundamentales de la libre expresión y conmemorar a los profesionales que han perdido la vida en el ejercicio de su labor; aunque  de poco o nada sirve hacer este ejercicio si la realidad abrumadora es que la libertad de prensa se encuentra asediada, convertida en una cruenta paradoja; ¿Pero es que no nos damos cuenta de la importancia de esto? Es necesario y urgente que la sociedad civil se manifieste en contra de las condiciones en las que se ejerce el periodismo en México. 

PUBLICIDAD

Los periodistas desempeñan una función fundamental en la evolución de todas las culturas, investigan, analizan, sintetizan y difunden información que construye las bases de la sociedad, forman la opinión pública y está a su vez marca la agenda de muchas instituciones, al menos este es el deber ser, no a la inversa  y nuestra responsabilidad es vigilar que así sea. 

El periodismo es sin duda una de las actividades que ha atravesado por una verdadera revolución a lo largo de los últimos años, la  era  digital ha permitido que hoy por hoy tengamos un periodismo sin fronteras, con acceso a información de cualquier parte del mundo, pero lamentablemente este apertura también  aumenta  el  riesgo  que enfrentan los  medios  de  comunicación. 

Amenazas, intimidación, discursos de odio, si no es que la muerte,  es lo que enfrentan muchos reporteros y reporteras comprometidos que asoman la nariz en temas incómodos, dicho sea de paso se han cumplido 5 años de la muerte violenta de Miroslava Breach y sigue impune  ¡URGEN ACCIONES! 

Basta, no se mata la verdad matando periodistas 

Versa la Declaración de principios sobre libertad de expresión:

"El asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. 

Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada." 

Chihuahua cuenta con una Ley de protección a Ley de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos,  alineada a otra a nivel federal, sin embargo no hace falta decir mucho para darse cuenta que ha sido inoperante.   Hace unos días y a propósito de esta “celebración” se tocó el tema en el pleno del Congreso del Estado, esperemos y no sean palabras huecas y que se reforme lo que se deba reformar, que los procesos sean realmente operativos, las acciones concretas, adecuadas y expeditas…que deje de ser solo retórica barata y lo digo con sarcasmo porque el discurso es elegante. ¿Miel a las abejas? 

Lo cierto es que el “mecanismo” ha sido insuficiente, ineficaz, continua la impunidad, y las “medidas cautelares” ¿? Ay no sé si reír o llorar. Basten estrategias eficientes a nivel federal y estatal, porque las medidas preventivas se pierden ante tanta demagogia y burocracia. 

¿Una junta de gobierno, un consejo consultivo? Lo que se requiere son garantías, respeto y dignificación de la profesión. Un llamado a la sociedad a no ser apáticos ante esta realidad y desde su trinchera elevar la voz, El silencio lástima más por lo tanto  no debe poder más.

No  olvidar  que los periodistas son, le pese a quien le pese, actores fundamentales en la construcción del estado de derecho, su labor contribuye  al pluralismo y al desarrollo de la comunidad. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search