string(66) "le-hace-caso-el-presidente-porque-no-es-mentiroso-20190307-1487060"
Opinión

Le hace caso el presidente porque no es mentiroso

Fuerte se movieron las aguas al interior del nuevo grupo en el poder público federal durante y tras la visita de AMLO a la ciudad de Chihuahua el pasado fin de semana

LA COLUMNA
de El Diario
viernes, 08 marzo 2019 | 06:00

• Le hace caso el presidente porque no es mentiroso


• Tiemblan calificadoras... pero de risa


• De una hora fue el insulto a Poniatowska


• Luchan por delegación de Economía


Fuerte se movieron las aguas al interior del nuevo grupo en el poder público federal durante y tras la visita de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a la ciudad de Chihuahua el pasado fin de semana. Dijo el presidente a sus más cercanos colaboradores a su regreso a la CDMX: “el coordinador de Chihuahua es compañero; viene de abajo, desde antes y no es mentiroso”.

Nuestras fuentes en la capital del país confirmaron que se refería a Juan Carlos Loera y que en la mesa de análisis fueron dispuestos varios temas de los tratados en Chihuahua: relación con las autoridades de esta entidad, rechiflas, abucheos, presidiums, fotos con AMLO... planes en marcha y pendientes de ejecución.

Ahí saltó un documento crítico entregado por Loera al presidente sobre el decreto de Zona Libre en la frontera, así como las fuertes implicaciones que está teniendo en la economía regional. Palabras más, palabras menos, el coordinador del Gobierno federal en la entidad, urgió a varios ajustes antes que el empresariado enfrente una severa crisis en materia de IVA, de ISR e inclusive en materia de aumento al salario. Algunos de los asesores no lo creyeron. AMLO dijo: “no es mentiroso”.

En materia de IVA quedaron desglosados en ese documento los múltiples candados impuestos para determinar el incentivo del 16 al 18 por ciento. Deben ser minimizados los excesos para que más unidades económicas sean beneficiadas, proponen.

“Es vital aplicar de inmediato un esquema de devolución rápida del IVA”, sugiere la propuesta.

Aunque la determinación para la Zona Libre es dejar el ISR en 20 por ciento, los diferentes cálculos llevados a cabo por especialistas en la materia concluyen que el beneficio es apenas del siete por ciento por los costos de aplicación.

“Son inaceptables las medidas de control presentadas en las reglas complementarias; son agresivas y peligrosas para las empresas”.

Reconoce ese análisis que fue una medida exitosa el aumento del salario mínimo porque ahora hay una nueva derrama en Ciudad Juárez por unos dos mil millones de pesos, pero las empresas maquiladoras están muy incómodas porque no fueron tomadas en cuenta para todo el desglose relacionado con ese movimiento, las amenazas de disturbios laborales como el caso Matamoros y otros aspectos.

Los nervios permanecen a punto de reventar en la industria y es urgente ajustar las características del decreto de Zona Libre y convertirlo en un real beneficio para toda la región.

Esa es la alerta recogida por el equipo de Loera...


***

Seguramente Standard & Poor's, Moody's y Fitch Ratings temblaron en Estados Unidos e Inglaterra... pero de la risa cuando leyeron sobre la iniciativa de Morena en el Senado de la República de México.

La bancada que dirige Ricardo Monreal Ávila anunció que limitaría o impediría su operación en el país a las calificadoras de riesgo crediticio que no se apeguen a los principios de independencia, objetividad, rigurosidad, autenticidad, veracidad, integridad y transparencia o atenten de manera deliberada contra la estabilidad financiera o contra alguna empresa o sector determinado.

La amenaza con la reforma a la Ley del Mercado de Valores, que hizo pública el vocero de la bancada, Salomón Jara, no fue más que un berrinche, una respuesta a la molestia que las agencias provocaron al bajar la calificación de la deuda de Pemex y CFE a raíz de los ajustes de la Cuarta Transformación.

Molestaron a Andrés Manuel López Obrador y al secretario de Hacienda Carlos Urzúa, tanto que los legisladores, de oficiosos o con línea del Palacio Nacional, salieron con un objetivo utópico: asustar a las calificadoras.

El mismo presidente tuvo que salir a calmar las aguas y a decir que no le van a poner límites a las agencias, que México está abierto al escrutinio internacional.

El trabajo de las calificadoras, que seguramente desconocen en Morena, se basa en modelos econométricos internacionalmente aceptados, que se han perfeccionado desde la gran crisis de 2009. Que han cometido errores, claro. Que en algunas hay sospechas de trampa y corrupción, desde luego, como en toda actividad humana.

Pero cerrarse a la observación de calificadoras que con un simple signo de más o de menos en las letras A o B de sus evaluaciones, pueden generar aumentos en tasas de interés y otras consecuencias, es un suicidio, un absurdo, un despropósito, más en estos tiempos de la transparencia.

Es monumental la ignorancia que muestran los senadores del presidente. Limitar a las agencias internacionales o revocarles su operación en México, sería tanto como echar a la ONU, a la OEA, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos fuera del país. Qué terrible señal.

La simple amenaza traerá sus consecuencias, no por venganza de las calificadoras, sino por la reacción lógica de los mercados, que tienen signos de estrés desde el año pasado.

No por nada tuvo que salir Monreal a recular para darles aún más risa a las agencias internacionales.


***

De una hora fue el insulto propinado por el gobernador Javier Corral Jurado a doña Elena Poniatowska y a los gentiles invitados del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez para el homenaje y tributo que le fue rendido ayer durante la mañana a la escritora de lujo, mexicana por adopción.

El evento estuvo convocado para las diez de la mañana. Así lo indicaba la flamante invitación en buen papel, con buen diseño y buen porte. Así lo señaló incluso la agenda del propio gobernador: diez de la mañana. Pues llegó a las frescas de las once, prácticamente igual de tarde que cuando presidió el informe de la Junta Central de Agua la semana pasada. Ni de llegar puntual a una cita es capaz.

Aparte de las bullas masivas de los alumnos cuando todavía el gobernador quería saludar a todo mundo tras su llegada tan tarde, doña Elena no se quedó con la espinita y dijo que solamente una vez lo ha invitado a comer y no lo ha vuelto hacer de nuevo. Seguro le salió con lo mismo.

Fuera de esos “detalles”, el evento salió cual debía con un Tec de anfitrión excelente y una Poniatowska crítica del cierre de las estancias infantiles, indignada por los crímenes de periodistas, particularmente los de Miroslava Breach y Javier Valdez, y solidaria con las familias de las muertas de Juárez que se cuentan ya por casi dos mil desde 1993 a la fecha.


***

El sector privado chihuahuita lanzó a un De la Vega para ocupar el cargo de titular en el estado de la Secretaría de Economía, ahora que arrancan los foros para el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

Pero no es Alejandra, la poderosa juarense secretaria de Innovación y Desarrollo Económico del Gobierno de Javier Corral, sino Javier de la Vega Carrillo, experimentado en los negocios y la gestión pública desde los tiempos de Uramex (Uranios Mexicanos) y la Secretaría de Patrimonio y Fomento Industrial.

En una carta enviada a la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, los empresarios capitalinos que conforman el Consejo Coordinador Empresarial, encabezados por Claudia Manríquez, recomendaron al también expresidente del Club Campestre y exasesor gubernamental en Sonora para hacerse cargo de dicha oficina federal en el estado; además de que, de pasada, mostraron su preocupación por la cantidad de dependencias federales que están acéfalas.

Pero aunque De la Vega es asesor en materia económica del superdelegado de la Secretaría de Bienestar, Juan Carlos Loera, dicen que éste trae otra idea para la dependencia de Márquez Colín, un as bajo la manga del sector privado de Juárez, que guarda celosamente para no quemarlo.

Así que comienza el jaloneo para ver cuál de las dos plazas se impone.