Opinión

Le allanan el camino

Dos temas están incidiendo directamente en el ánimo del electorado en estas competidas y trascendentales campañas políticas

José Ignacio Gallardo
Analista

miércoles, 31 marzo 2021 | 06:00

Dos temas están incidiendo directamente en el ánimo del electorado en estas competidas y trascendentales campañas políticas. En primera instancia, ya es notorio que sigue creciendo la molestia en la militancia morenista a medida que son dados a conocer a quienes pudieran integrar las listas de candidatos. Militantes y simpatizantes de Morena al igual que el resto de la sociedad ve con incredulidad y preocupación que cuadros morenistas están siendo sorpresivamente desplazados por políticos emanados del PRI, PAN y PRD.

Nombres de reconocidos priistas y panistas como Adriana Terrazas, Mayra Chávez, Martha Laguette, Marco Adán Quezada, Miguel Riggs, Carlos Borruel o Daniel Murguía siguen figurando en las listas de los posibles registros llevados a cabo por Morena. Sin embargo, cuadros políticos que participaron activamente en la fundación de Morena en esta frontera y en el estado han sido penosamente desplazados de las principales candidaturas a puestos de elección popular que estarán en disputa este próximo 6 de junio. 

Liderazgos que se han mantenido vigentes y que han trabajado por Morena de manera constante no son siquiera tomados en cuenta a la hora de integrar las listas de candidatos a diputados federales, locales, o regidores. Por eso el desánimo, la molestia generalizada y el tufo a traición que se percibe entre las filas morenistas. Nombres de exdirectivos y de políticos plenamente identificados con la llamada Mafia del poder, la misma que el primer mandatario menciona todos los días en la conferencia mañanera, aparecen no solamente en las entidades donde se renovarán gobiernos estatales, sino también en las listas de candidatos a diputados federales tanto de mayoría relativa, como de representación proporcional.

Por eso resulta incongruente para militantes y simpatizantes del partido Morena que a pesar del permanente discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador en contra de la oposición, sean exmilitantes y exdirectivos de estos mismos partidos los que aparezcan entre sus candidatos. El desencanto y la molestia se manifiestan frecuentemente en las redes sociales y conforme se sigan acercando los comicios pueden aumentar de tono. Es tanto el desánimo y el descontento entre los diferentes grupos al interior de Morena que se ve muy difícil se quieran integrar a las diferentes campañas de los candidatos del partido. No los toman en cuenta en las decisiones, pero seguramente los mandarán llamar para el trabajo de pasado de las campañas. Pero tal vez, en esta ocasión no se les vea trabajar de manera intensa.  

La persecución política, la misoginia y los constantes ataques en contra de la candidata del PAN-PRD, Maru Campos es el otro tema que tiene molesta a la militancia panista y a un amplio sector de la sociedad chihuahuense. Esta situación, que se ha estado agudizando recientemente y que también pudiera incidir en estas elecciones, tuvo momentos críticos la semana pasada. Durante la audiencia la defensa de la alcaldesa con licencia, denunció el doloso actuar del Ministerio Público al evidenciar una vez más la intensión del Gobierno estatal de obstaculizar y retrasar el proyecto político de la mujer que hasta este momento se mantiene en el primer lugar de las encuestas. Las últimas maniobras legales han sido francamente burdas. Pero al electorado del estado de Chihuahua ya no se le puede engañar tan fácilmente.

Ya se ha dado cuenta del evidente intento por descarrilar la candidatura de Maru Campos. Así que tal parece que las decisiones de Morena y las intensiones del Gobierno del Estado les pueden resultar contraproducentes, y en lugar de estarla afectando, le pudieran allanar el camino rumbo a la gubernatura.

Te Puede Interesar