PUBLICIDAD

Opinión

La violencia a todo lo que da, y sigue sin pasar nada…

No es nada nuevo para las y los chihuahuenses saber que las dos ciudades más importantes del estado, la capital y Ciudad Juárez, siguen considerándose dentro de las 50 ciudades mexicanas más violentas del mundo

Lilia Aguilar Gil
Política

miércoles, 22 junio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

No es nada nuevo para las y los chihuahuenses saber que las dos ciudades más importantes del estado, la capital y Ciudad Juárez, siguen considerándose dentro de las 50 ciudades mexicanas más violentas del mundo, de acuerdo con el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal A.C. Lo nuevo es que esa violencia ya alcanza esos espacios, a personas como usted y yo, que estamos o estábamos, aparentemente “lejos” del narcotráfico y el crimen organizado. 

De acuerdo con datos de la Secretaría de la Defensa Nacional, hasta diciembre del año pasado, había ocho mil 142 elementos militares, dos mil 288 adscritos a la Guardia Nacional y cinco mil 854 pertenecientes al Ejército y Fuerza Aérea, sin embargo, su presencia no ha cohibido al crimen organizado, porque esta es solo una acción, no parte de una estrategia. 

PUBLICIDAD

Chihuahua sigue siendo una de las entidades con mayores índices de violencia en el país, con una tasa de 169.06 asesinatos por cada 100 mil habitantes, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el cual también señala también ocupamos los primeros lugares nacionales en incidencia de trata de personas (5º lugar), robo de vehículos (8º) y robo a casa habitación (12º), todos considerados delitos de alto impacto.

En días pasados, un comando armado irrumpió un restaurante familiar en Ciudad Juárez asesinado a seis personas, y antier por la noche, un comando asesinó a tres personas más, dos de ellos sacerdotes jesuitas en la sierra tarahumara. 

La violencia en las dos ciudades más importantes, en donde concurre la vida de la mayoría de las y los chihuahuenses y donde se concentran las actividades socioeconómicas, son los escenarios más concurrentes para la delincuencia organizada. Mientras que las zonas serranas del estado, parecen territorio sin ley, pues el crimen organizado y el narcotráfico actúan sin ningún tipo de responsabilidad. 

Esto nos habla de una clara falta de estrategia, la Federación no puede hacer todo, hace falta proactividad, idea, propuestas y acciones de parte del estado y los municipios. Reaccionar a los acontecimientos en esta materia, nunca trae buenos resultados. 

Juárez, Chihuahua capital y los demás municipios deben hacer frente a la violencia siendo partícipes, activos, no siguiendo solo la corriente al estado, al que, dados los últimos acontecimientos, ha evidenciado su falta de idea, pero sobre todo estrategia y en donde el Estado de Derecho ha fallado. 

Estos dos lamentables hechos, dejan ver que ciertos límites están comenzando a ser borrados, y esta es una llamada de alerta para las autoridades estatales y municipales. El foco rojo esta encendido. 

 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search