Opinión

La nueva secretaria

Los primeros rayos de sol del primer día del año 2021 sin duda nos trajeron esperanza y el deseo de que la vida de los mexicanos mejore significativamente

Miguel Ángel Godínez García
Analista

sábado, 02 enero 2021 | 06:00

Ciudad de México.- Los primeros rayos de sol del primer día del año 2021 sin duda nos trajeron esperanza y el deseo de que la vida de los mexicanos mejore significativamente. No solo por el tema de la pandemia, sino también por todo el escenario político, económico y social que se avecina para este otro año de retos y desafíos que parecen no terminar. La pandemia está al límite, muchos estados obligados a regresar al semáforo rojo, a pesar de la economía de su gente, los hospitales rebasados, los médicos y enfermeras agotados y enojados con los ciudadanos que no se cuidan; caos en el proceso de vacunación por la falta de control de directores de hospitales y de algunos gobernantes.

Así terminamos el 2020 y así empezamos el 21. Sin duda, años difíciles para el propio presidente, a quien le han fallado algunos de sus funcionarios responsables de la pandemia y de la salud de los mexicanos. Por un lado, los escándalos de corrupción en las compras de insumos hospitalarios, los contratos por asignación directa a familiares y amigos de su gabinete e, incluso, a familiares directos del mismo mandatario. Un posible sabotaje que ocasionó un apagón masivo sin responsables, cuando lo cierto es que la misma CFE reportó recortes en el mantenimiento por alza de insumos para generar electricidad.

El desmantelamiento y recortes de presupuesto y de recurso humano en esta y en otras instituciones que resguardan la estabilidad integral de los mexicanos cada vez se pone más al límite de la tolerancia y la paz social.

Hablando de paz social, después de más de dos meses en espera de que tomara posesión la titular de la SSPC, Rosa Icela Rodríguez, en un puesto de tan relevante importancia, por fin es presentada, acompañada del gabinete de seguridad, por el presidente, de quien es incomprensible que dejara tanto tiempo sin cabeza el tema que tiene de rodillas a todo México. La única explicación es que, finalmente, en quien confía realmente el presidente para este gran desafío es en el Ejército y la Marina porque no ha dejado de estar, con o sin cabeza del gabinete, al frente de la Seguridad Nacional y del resguardo de todas las funciones e instancias que sin precedentes se les ha asignado.

En estas últimas semanas, López Obrador no ha perdido la oportunidad de agradecer y hacer mención de la incondicionalidad de las Fuerzas Armadas, de su eficiencia, de su capacidad organizativa y de coordinación para cada tarea en donde se le ha solicitado su intervención, de su colaboración y apoyo para la transformación del país, de su amistad y confianza a los comandantes de los soldados y marinos de México.

Si bien todo eso lo han demostrado por años, ganándose no solo la confianza de los gobernantes, sino también el respeto y agradecimiento de los ciudadanos, les llegan las palabras de un presidente agradecido y de un nervioso periodista mal intencionado que aprovechó la mañanera para acusar al Ejército de haber roto el pacto de neutralidad política que los distingue. El Ejército siempre ha estado a favor de México y su democracia, a favor de la transformación, el desarrollo y el progreso del país desde la lealtad, el trabajo arduo y el espíritu apartidista. Que una mujer esté al frente de una encomienda como tal en tiempos tan violentos no tiene precedente, esperamos que la colaboración entre los comandantes de las Fuerzas Armadas, la GN y la experiencia de la nueva secretaria sea lo que este gabinete necesita para actuar con mano firme y contundente.

De Imaginaria

Iniciamos el año con una buena y una mala. La mala, que Félix Salgado Macedonio será candidato para la gubernatura de Guerrero por Morena; la buena es que deja de ser el presidente de la Comisión de Defensa del Senado. Un feliz año para nuestras Fuerzas Armadas y para todos los mexicanos que vuelven a mostrar la fortaleza que nos distingue.