string(54) "la-mujer-en-la-vida-social-y-politica-20190310-1488225"
Opinión

La mujer en la vida social y política

El 8 de marzo se conmemora el Día de la Mujer a nivel internacional

Alma A. Rodríguez
Académica
lunes, 11 marzo 2019 | 06:00

El 8 de marzo se conmemora el Día de la Mujer a nivel internacional, este día tiene sus orígenes en su lucha por el derecho a condiciones dignas y equitativas de trabajo en las fábricas textiles en Nueva York a mediados del siglo XIX, y posteriormente, con la lucha por el derecho al voto y la participación política, el cual fue reconocido casi un siglo después gracias al esfuerzo de los movimientos sufragistas en los distintos países. Al día de hoy sigue habiendo aún muchos retos para alcanzar la igualdad de oportunidades, tales como la paridad salarial; la no estigmatización de la maternidad, con reformas laborales que apoyen el ejercicio de la maternidad y paternidad responsables; así como la flexibilización de las oportunidades laborales, que permitan conseguir un equilibrio familiar, y como consecuencia favorezcan mayor participación social y política de la mujer. La presencia de la mujer en la vida social y política de los países además de su importancia en términos de derechos humanos, tiene una gran relevancia en cuanto a la naturaleza y cualidades particulares de la mujer. Edith Stein, filósofa y discípula de Edmund Husserl, escribió sobre estas características tan particulares del alma femenina, de entre ellas destacaré dos que me parecen las más importantes. La primera de ellas es la capacidad de observar y entender la realidad de forma entera y compleja, pues si el hombre tiende más hacia la abstracción de las cosas, a separar, “el pensamiento de la mujer tiende hacia lo vivo y personal, al objeto considerado como un todo”, esto, en la vida social y política es de gran valor pues más allá de la estadística distante y fría, existen realidades que se escapan a los números o porcentajes, las cuales recaen muchas veces en lo humano, y, que sólo a través de una visión integral y profunda es posible realmente transformar. Por otro lado, está la capacidad de la empatía, dice Stein que “las mujeres comprenden no sólo con el intelecto, sino también con el corazón”, hablando con ello de esa inclinación femenina a buscar comprender al otro, de esa capacidad de establecer un diálogo verdadero más allá de la sola racionalización de lo que se ve o escucha. Hoy en la política observamos una enorme necesidad de esta cualidad, para humanizar la toma de decisiones, el servicio público y las sociedades. La mujer, como podemos ver, tiene grandes cosas que aportar en la vida social y política, no dejemos que se desaproveche ese potencial, y por tanto, no dejemos de seguir trabajando para que, a través de la igualdad de oportunidades, la familia, la educación, los medios de comunicación, la empresa, la sociedad civil y el servicio público sean impregnados con la calidez, sensibilidad y capacidad de la presencia femenina en todas las instituciones. El día de hoy comienza la 63 reunión de la Comisión del Estatus de la Mujer (CSW) en las Naciones Unidas, con presencia de representantes de la sociedad civil de todo el mundo. El tema de este año es la relación de los sistemas de protección social y la infraestructura sustentable para la igualdad de oportunidades de niñas y mujeres. En México recientemente están en juego varios programas sociales relacionados con el tema, tales como el de las estancias infantiles, y los centros para la atención a mujeres víctimas de violencia. Esperemos ver la participación del Gobierno mexicano al respecto.