Opinión

OPINIÓN

La limpia federal y su objetivo electoral

Obedece a la estrategia de la 4T para preparar el terreno de la anunciada consulta de revocación de mandato, que habrá de realizarse en marzo de 2022

LA COLUMNA
de El Diario

viernes, 01 octubre 2021 | 06:00

• La limpia federal y su objetivo electoral

• Faltan cabilderos para subir el ISN

• 'Lalo' mantiene fuerza en Ceresos

• Ni que fueran las finanzas municipales

La limpia emprendida por el superdelegado federal en Chihuahua, Juan Carlos Loera tiene jiribilla de corte campañero. Obedece a la estrategia de la 4T para preparar el terreno de la anunciada consulta de revocación de mandato, que habrá de realizarse en marzo de 2022.

Si algo ha quedado en claro de Morena y el Gobierno federal en el estado es que no ha tenido la capacidad suficiente para penetrar en el electorado norteño.

Ni los miles de millones de pesos entregados vía pensión, becas y apoyos sociales directos han servido a la causa del presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre todo en el centro del estado, donde ha dominado el temor al discurso federal.

Eso es lo que explica, en términos generales, la salida de cuando menos cuatro subdelegados o coordinadores regionales de los programas sociales federales, así como de casi un centenar de servidores de la nación... y los que falten.

Por ahora las subdelegaciones regionales de Chihuahua y Juárez casi ni las ha tocado Loera de la Rosa, tras su retorno como representante federal. Pero no escapan a la dinámica establecida de preparar el camino para alcanzar una mayor participación en la entidad en el proceso de consulta venidero.

Así, no será en el terreno de la dispersión de apoyos federales en la entidad como se mida la eficiencia de los cambios que han generado mucho ruido y protestas contra el funcionario, sino en los resultados de dicho proceso.

En la pasada consulta popular -totalmente fracasada por plantear una pregunta ambigua y haber sido blanco de una anticampaña opositora muy precisa- el estado se ubicó en el último lugar de participación ciudadana, con apenas un tres por ciento.

Subir esa calificación tan baja cuando menos una docena de peldaños es un reto de la 4T y el morenismo. Se verá hasta marzo, pues, si la reestructuración actual es exitosa o no.

***

La regidora del PAN en el ayuntamiento de Juárez, Austria Galindo, gritó ayer de nuevo en el cabildo sus verdades a los directivos de la colectora de basura PASA que nomás promete, y promete, y promete mejorar el servicio… y nada. La siguieron sus camaradas también ediles.

Dijo doña Austria que es momento de pasar de las advertencias a los hechos; es decir, que ya fueron suficientes las llamadas de atención a PASA, ha seguido el mal servicio y debe proceder la alcaldía a las sanciones correspondientes. “Debe hacerse efectivo el contrato en lo referente a las sanciones”, insistió en el ayuntamiento y en redes sociales.

Y es cierto, parece que la empresa ha dejado solo ese camino a los juarenses, a través de la Presidencia Municipal, ya ni siquiera para que haga la chamba por la que recibe más de 20 millones de pesos mensuales, sino para que pague a través del castigo por sus engaños reiterados, sistemáticos.

***

Prácticamente han dejado solo al líder del Consejo Coordinador Empresarial de Chihuahua, Francisco Santini, en la tarea de cabildear una posible alza del Impuesto Sobre Nómina (ISN), que se plantea como alternativa para elevar los ingresos estatales.

En el Congreso del Estado ya comienzan a manifestar su desacuerdo los legisladores de Movimiento Ciudadano y de Morena. Lo hacen básicamente para estirar la liga y forzar a que los panistas pidan cuando menos el favor.

Pero del PAN parece que no existe coordinador ni operador en esos terrenos políticos, como tampoco en los círculos empresariales.

Nadie del albiazul ni de la estructura gubernamental ha salido a defender el punto más allá de tibios posicionamientos de respaldo a la administración de Maru Campos. Se han quedado cortos quienes deben conseguir los votos en caso de que haya un acuerdo en las cúpulas empresariales.

Del Gobierno del Estado se entiende la simulada ausencia en el tema, porque la propuesta se ha vendido como un ofrecimiento solidario a la gestión que apenas comienza; pero no se entiende la pasividad del partido, sus diputados, empresarios afines y funcionarios con influencia en la IP.

Esperemos que ayer le haya apretado las tuercas la gobernadora en su primera reunión al nuevo presidente del PAN en el estado, que pronto tomará protesta, Gabriel Díaz. Estuvieron buen rato en el despacho principal de Palacio.

Santini Ramos, pues, que ni cargo tiene en la administración estatal, es el único que promueve el discurso del alza provisional de un punto porcentual al impuesto.

***

Un crédito de 800 millones de pesos, otro de mil millones y aspirar a otros tantos con el aumento al Impuesto Sobre Nómina, revelan que el secretario de Hacienda, José de Jesús Granillo, debe empezar a ver las finanzas estatales como tales, no como si fueran municipales.

Así lo ven desde el grupo corderista-calderonista que se supone tiene mano en la definición de las nuevas estrategias financieras que habrá de adoptar la gestión estatal.

En un universo de gasto y necesidades por 80 mil millones de pesos, los montos adquiridos en créditos de corto plazo son nada. Apenas representan un paliativo temporal y urgente, eso sí, para que el Gobierno del Estado no caiga en una crisis de impago de sus servicios personales, nada más.

Las verdaderas medidas vendrán este mes que comienza y rebasarán por mucho los montos con los que se podrían sanear las finanzas de un municipio como la capital, donde Granillo fungió como Oficial Mayor y director de Planeación.

El paquete incluiría refinanciamiento de los créditos actuales, más deuda de largo plazo y/o hasta el aprovechamiento de las emisiones bursátiles que pueden hacerse con las concesiones carreteras. Además, podría venir algo tan doloroso como un recorte fuerte al gasto en nómina.

Lo que se necesita, pues, es visión estatal y no quedarse cortos en las proyecciones del presupuesto que demanda la entidad.

***

No se ha ido del todo de los penales del estado Eduardo “Lalo” Guerrero.  Mantuvo y mantiene una influencia y poder suficiente como para haber traspasado los regímenes de César Duarte Jáquez y de Javier Corral Jurado.

Fuentes del interior de los propios Ceresos aseguran que buena parte de la operación lucrativa en la media docena de penales en el estado corre a cargo de gente ligada al “principal prófugo” de la Federación Guerrero Durán.

Se trata de funcionarios que han trabajado todos estos años con un perfil casi hasta rozar el suelo para no ser alcanzados por los radares pero son los responsables de que “todo”  lo ilegal fluya en los Ceresos.

Entre los penales de Chihuahua, Juárez, Parral, Delicias, Guachochi, Nuevo Casas Grandes, etc., hay albergados cerca de ocho mil presos que representan millones semanales en todo tipo de pagos.

Con Corral lo penales dependían de la Secretaría de Seguridad Pública con un feliz Emilio García Ruiz al frente.

Hoy Ejecución de Penas ha vuelto a la Fiscalía General del Estado como de Duarte hacia atrás pero hay fuerzas permanentes bien apalancadas.

Guerrero Durán supuestamente es acusado por el Gobierno de la República de participar en delincuencia organizada y lavado de dinero junto con otros cómplices. Andaría prófugo actualmente.

***

Cuando el corralato tomó en 2016 la administración estatal fue inclemente con los empleados del régimen que se iba, el duartista. No hubo indemnizaciones, ni finiquitos ni nada. Los corrieron con lo que traían puesto, por decirlo de alguna manera. No les importaron sus familias o que para la siguiente quincena no tuvieran ni para comer...fueran o no fueran duartistas. Arrasaron parejo.

Durante los últimos días han sido vistos en Palacio de Gobierno varios íntimos corralistas que andan en busca de su finiquito; entre ellos los ahora exdueños implacables por cinco años de la secretaría particular, Francisco “La Coty” Muñoz; Paco “La Coyota” Lozano, y otros del área de Comunicación Social.

Son las vueltas de la vida. Confían demasiado en que los nuevos jefes de Palacio sufran desmemoria o les concedan menos de un dedo de frente.

close
search