Opinión

La Justicia Social en Ciudad Juárez

Una de las grandes deficiencias que observo entre la sociedad juarense, es la ausencia de una agenda de justicia social local

Francisco Llera
Analista

lunes, 22 noviembre 2021 | 06:00

A propósito de los ideales de la Revolución de México, una de las grandes deficiencias que observo entre la sociedad juarense para enfrentar de manera más eficiente los complejos problemas que experimentamos, es la ausencia de una agenda de justicia social local. Es decir, independientemente de los planes y del accionar de los gobiernos local y estatal, en la sociedad juarense no nos hemos planteado metas y tiempos para minimizar o resolver los problemas que compartimos y de cuyo origen somos corresponsables.

En anteriores colaboraciones he remarcado la necesidad de rescatar nuestro espíritu cívico; que el énfasis debería estar más en la búsqueda del bienestar colectivo y menos en el protagonismo de los derechos individuales. Me parece que estamos abusando en la búsqueda de lo individual y eso puede llevarnos a un estado de indiferencia sobre lo que acontece en nuestro entorno. Promover la justicia social como filosofía de la sociedad juarense puede contribuir a que empecemos a enfrentar nuestras problemáticas comunitarias con mayor empatía, y quizá a empezar a resolverlas de una manera más apropiada. 

¿A qué me refiero cuando hablo de justicia social? A un concepto y visión que se ha discutido desde hace casi 50 años y que aún sigue siendo poco comprendido por un amplio porcentaje de la población. De manera simple, y basado en ideas de autores como John Rawels y David Miller, diré que en Ciudad Juárez la concibo como la construcción de una agenda para incrementar la solidaridad entre la sociedad local, asegurar el acceso igualitario a las libertades, derechos y oportunidades, proteger el patrimonio público y donde la preocupación principal debería ser que la riqueza generada por la ciudad se refleje en el mejoramiento de las condiciones de vida de un mayor número de población.

Ciudadanos de varias localidades en el mundo han buscado construir agendas sobre justicia social que ayuden a sus comunidades a vivir con mayor armonía y solidaridad. El ejemplo más cercano para nosotros es la iniciativa El Paso Social Justice Forum impulsada en El Paso, Texas, por un grupo de académicos liderados por Oscar Martínez, Kathy Staudt y Virginia Martínez. El propósito central de estas iniciativas sobre justicia social es educar a la población sobre sus propios problemas para concientizarla y moverla a la acción. Un aspecto central es que cada localidad construye su propia agenda de acuerdo con su contexto especifico.

Crear una agenda sobre justicia social en Ciudad Juárez no es sencillo; demanda no sólo conocer qué problemas nos afectan, sino entender de manera amplia qué causas originaron el surgimiento y consolidación de dichos problemas y cómo ellos han llevado a experimentar una serie de desviaciones sociales en el contexto local. En nuestra ciudad, los diversos retos sociales que existen no nacieron de manera aislada sino como consecuencia de lo preexistente. Para lograr su eficaz abordaje es indispensable que la población concientice y se eduque en el origen de nuestros problemas. Aspectos tales como la construcción de la seguridad, la paz, la fragilidad en la impartición de justicia, el acceso a comida, vivienda, educación, empleos dignos, vida sin corrupción, abusos hacia infantes y mujeres, entre otros más, tienen causas interdependientes.

En la ciudad, la construcción de una agenda de justicia social debe iniciarse aprovechando las fortalezas que tenemos. Entre otras, una agencia como el Plan Estratégico que aporta información, voluntad de cambio y sensibilidad ciudadana; nuevas autoridades estatales y locales que empiezan a demostrar empatía con la población. El error que se está cometiendo es querer abordar las diversas problemáticas de manera aislada. Es imperativo, entonces, ya no discutir de manera separada los problemas, sino integrarlos y definir estrategias comunes de solución donde los ciudadanos podamos asumir nuestra contribución, así como plantear su participación a los gobiernos.

close
search