OPINIÓN

La extorsión incluyó oferta de reloj Cartier

No deja lugar a equívoco el exalto funcionario sobre cómo, a quién y cuánto pagó para evitar que fuera encerrado en la cárcel. Aportó pruebas suficientemente creíbles

LA COLUMNA
de El Diario
viernes, 29 noviembre 2019 | 06:00
|

• La extorsión incluyó oferta de reloj Cartier


• Fue asesinada su familia y ahora los linchan


• Los ojos sobre la protesta contra la 4T


• Una sesión legislativa de dos diputados


No deja lugar a equívoco el exalto funcionario sobre cómo, a quién y cuánto pagó para evitar que fuera encerrado en la cárcel. Aportó pruebas suficientemente creíbles (en la versión digital de La Columna sus capturas de pantalla).

Marcelo González Tachiquín fue jefe de la Secretaría Particular del Gobierno del Estado, fue también secretario de Educación y hasta director de Pensiones Civiles del Estado durante el régimen de César Duarte Jáquez.

Apenas pasado el Día de Reyes de este año fue arrestado por agentes de la Fiscalía General del Estado, al mando de César Peniche Espejel, a su vez subordinado del gobernador Javier Corral.

Dos días después de su apresamiento en la ciudad de Chihuahua fue vinculado a prisión preventiva por “peculado agravado” en dos asuntos: uno por casi 22 millones y medio de pesos y el otro por un millón 700 mil pesos. 

Sus acusadores dicen que en el primer caso simuló proceso de adjudicación de obra y proveeduría; en el segundo sacó dinero para entregarlo supuestamente a la Sección Octava del SNTE, que aparentemente no ingresó a dicha organización.

El exfuncionario hacía transcurrir sus días tranquilo en un fraccionamiento de clase media alta. Así pasó Navidad y Año Nuevo hasta que fue detenido y llevado al penal de Aquiles Serdán, conurbado al municipio de Chihuahua.

Casi 11 meses después del apresamiento entendemos que la libertad se la debía a la “extorsión” de la que estaba siendo objeto por uno de los funcionarios más protegidos por el gobernador Corral, el fiscal general César Peniche Espejel. 

Alguna tuerca se aflojó por la protección que recibía. “Tengo un reloj Cartier que me regaló mi esposa hace cinco años con un valor de 10 mil dólares... Diles por favor que si me lo aceptan por los 150 mil pendientes para ya cerrar este ciclo”, ofreció Marcelo a sus extorsionadores.

Este martes reveló desde prisión González que estuvo pagando hasta 400 mil pesos al fiscal para no ser detenido. No se quedó solamente en la acusación verbal a través de una carta entregada a El Diario por sus abogados; al día siguiente presentó una denuncia contra Peniche ante la Fiscalía Anticorrupción.

Tardó más de 24 horas para reaccionar el fiscal señalado. Naturalmente lo negó, con todo y los textos telefónicos y otros documentos aportados.

La misma postura debe esperarse del patrón Corral. No concede credibilidad alguna a los dichos de ninguno de los procesados por supuesta corrupción durante el duartismo. Ha sido ésa su única bandera a lo largo de sus tres años como gobernador y no la bajará.

Son múltiples las señales de que han acumulado mayores riquezas los perseguidores del duartismo que lo recuperado por Corral de lo robado. El fiscal Peniche, su fiscal de los expedientes ‘x’, Francisco “Paquito” González; exfuncionarios de la Consejería Jurídica, ministerios públicos, comandantes ministeriales, jueces...

Al gobernador no le queda más que solapar todo y exponerse a generar sospechas de que forma parte de las componendas. Admitir un solo caso de corrupción entre sus funcionarios encargados de perseguir a Duarte echaría por la borda su razón de existir como mandatario estatal.

Pero las vísperas indican que será peor para él con todos los procesados del duartismo en la medida que se aproxima el fin del desastroso régimen.


***

Hay un ambiente de linchamiento sin precedentes en contra de la familia LeBaron. En los últimos días se ha convertido incluso en trending topic.

Con más de 15 mil menciones, baja y sube, pero se mantiene a la cabeza de la tendencia en Twitter, pese a su contenido discriminatorio, que en otras ocasiones es suficiente para ser censurado.

#FueraLeBarondeMéxico es el hashtag con el que se ha bombardeado a la comunidad mormona localizada en Galeana.

En otras ocasiones el gigante de las redes sociales lo tumba de inmediato. En este caso no lo ha hecho, siendo la delicia de los seguidores de la 4T.

Son de muy distinto calibre los señalamientos proferidos en la red social, que deben llamar a la atención de la autoridad por el trasfondo xenófobo existente.

La comunidad LeBaron fue herida por un múltiple homicidio de mujeres y niños inocentes, acribillados en una brecha en los límites entre Chihuahua y Sonora.

A la tendencia indicada se han sumado otros que los llaman traidores a la patria, recrudecidos una vez que solicitaron al Gobierno norteamericano elevar a terrorismo la categoría de los cárteles mexicanos de la droga.

En este contexto no hay avances reales. Se habló de detenciones de los criminales causantes de la masacre, pero no hubo realmente concreciones.

Las reuniones de coordinación entre los diferentes niveles de gobierno no llevan a nada. Sesiones de café y galletas, sin resultados concretos.

En este contexto vemos a Óscar Aparicio, el responsable de la seguridad en el estado, realizando campañas de revisión de mochilas escolares.

Mientras el estado se encuentra incendiado, con un retorno de la violencia que flagela a la entidad por sus cuatro puntos cardinales, se entretiene el jefe policiaco en lo menor.

Se refugian en programas escolares para no enfrentar a los delincuentes armados hasta los dientes, que todos los días siembran la angustia y el dolor en los chihuahuenses.

Es más cómodo ver la crisis desde las escuelas, buscando dosis de cristal, ni siquiera gramos, en lugar de atender el desorden que llevó a la familia LeBaron a que le asesinaran a varios integrantes y que mantiene a Chihuahua en medio de otra histórica crisis de violencia.


***

La tercera marcha simultánea de protesta contra la administración de Andrés Manuel López Obrador será este domingo a las 11 de la mañana, hora del centro del país.

En la capital y Juárez, las dos únicas ciudades incluidas en la protesta nacional que se espera en unas treinta localidades, la promueven grupos de panistas, una asociación informal denominada Chihuahua Unido por México y el ala más conservadora de agrupaciones antiaborto.

Están citadas las concentraciones otra vez en El Chamizal en el caso de la frontera y en la Plaza del Ángel en Chihuahua. Se han organizado principalmente por redes, donde distribuyen volantes y convocatorias. No hay líderes visibles ni cabezas conocidas, pero es obvio que se atizan desde algunas dirigencias partidistas y organizaciones sociales.

Los ojos vigilantes de la 4T están ahora más abiertos que antes. La primera protesta fue en junio, al cumplirse un año del triunfo de López Obrador. La segunda fue en septiembre, en el “tercer” informe presidencial que en realidad fue el primero.

La del domingo se enmarca en el primer año de mandato, fecha en que el presidente rendirá su informe de labores de su período de 12 meses completos en el Zócalo de la Ciudad de México. 

El caso es que si antes no había instrucciones a las dependencias federales de seguir con lupa el desarrollo de las protestas, ahora sí hay órdenes precisas de monitorearlas.

Las marchas anteriores no generaban preocupación alguna y de hecho las convocatorias logradas habían sido raquíticas.

Hoy no hay datos de que se vayan a juntar más personas de las que se han manifestado en las dos fechas pasadas. Pero sí existe la preocupación de cuando menos medirlas e identificar líderes y grupos para medir mejor su impacto.


***

Prácticamente llevaron la batuta de la fría sesión legislativa en esta frontera ayer el presidente del Congreso del Estado, René Frías, y el diputado tricolor Omar Bazán Flores.

Los diputados de Morena interpusieron hace meses inclusive una acción de inconstitucionalidad contra el nombramiento de Frías como presidente, pero ayer se la pasaron echándole flores porque antes consiguió la comparecencia de los jefes policiacos estatales, César Peniche y Óscar Aparicio, para que explicaran estrategias y avances en materia de seguridad.

La misma petición ha sido hecha por los morenistas hacia el secretario de la Mesa para la Construcción de la Paz, Fernado Ávila González, pero no lo han conseguido. Frías ha respaldado el par de solicitudes.

Bazán, por su lado, le puso cantidad al nuevo préstamo de corto plazo por tres mil millones de pesos anunciado en la ciudad de Chihuahua por el gobernador Javier Corral, nomás para salir de apuros con sueldos y aguinaldos de diciembre. Imaginamos que algunos proveedores tendrán también sus pagos.

También pidió el diputado decretar como zona de desastre la región serrana de Chínipas, Batopilas y varios municipios más que fueron afectados entre miércoles y jueves por intensas lluvias.

De ahí en más fueron pocos los asuntos relevantes. Faltaron cinco de los 33 diputados. La convocatoria a la sesión fue bastante sigilosa para evitar presencia de ruidosos y ruidosas.