Opinión

OPINIÓN

La entrega ‘secreta’ de sospechoso sobre

Solos se hicieron de delito Juan Manuel Escamilla, jefe de escoltas de Javier Corral y una de las escoltas de su hermana “la vicegobernadora” Leticia Corral ayer en la inauguración de obras en la Ejército Nacional y Teófilo Borunda

LA COLUMNA
de El Diario

martes, 31 agosto 2021 | 06:00

-La entrega ‘secreta’ de sospechoso sobre

-Ni escoltas ni notaría para el flojo

-Muy tarde le dan dientes a Pensiones

-Amenazante el auditor con los alcaldes

Solos se hicieron de delito Juan Manuel Escamilla, jefe de escoltas de Javier Corral y una de las escoltas de su hermana “la vicegobernadora” Leticia Corral ayer en la inauguración de obras en la Ejército Nacional y Teófilo Borunda.

Ambos buscaron la discreción en la parte de atrás de las mamparas del presídium para hacer contacto e involucrar la entrega de un sospechoso sobre manila amarillo.

Evidentemente buscaron esconderse tanto del público asistente al evento como de los periodistas que acudieron a cubrirlo. El Diario pudo escabullirse y lograr varias imágenes bastante elocuentes que presentamos en la edición digital.

En las fotos puede verse a Escamilla acercarse a la agente Aurora Vaquera, revisar el interior del sobre frente a ella y posteriormente entregarlo. Ella partió de ahí con el sobre en las manos hacia los vehículos estacionados.

La “vicegobernadora” permanece envuelta en una estruendosa polémica por el uso de escoltas y vehículo con cargo al Gobierno estatal. También al menos un par de sus amigas han sido incluidas en la nómina de la secretaría particular del gobernador Corral.

El sospechoso sobre posiblemente tuvo que ver con alguno de esos temas, pues hay coincidencia generalizada sobre el abuso de poder y la posible comisión del delito de peculado.

***

Quisieron esconder también Corral y Escamilla un evento social por completo restringido, secreto inclusive, llevado a cabo el domingo en la ciudad de Chihuahua.

Lo desarrollaron en un modestísimo centro social con muchísimos años de antigüedad llamado irónicamente El Mortero. Literal, solo dio para llamarse tardeada, de cuatro a 10 de la noche.

Corral solo convocó a la veintena de agentes de la Fiscalía General del Estado encargados durante estos años a escoltarlo y a la administradora de esa área, Mayra Labrado.

Los agentes mordieron el último anzuelo. Varios de ellos no tenían intenciones de asistir por el maltrato del que han sido objeto durante todo este tiempo tanto por parte de Corral como especialmente de Escamilla, pero les ganó la esperanza de algún bonito económico.

Tenían ofrecidos reconocimientos, medallas y “algo más”. Solo recibieron unas hojas con el gracias rematadas al unidos con valor. Solo Escamilla alcanzó una pseudomedalla tipo moneda de chocolate.

Ni un peso extra. Ah pero “El Capi” ordenó que el evento fuera completamente secreto. Casi lo consiguió. Un par de fotos en la versión digital de La Columna.

***

Ayer sufrieron una zurra la vanidad y la egolatría de Javier Corral. Ha dejado en los hechos de representar la figura del gobernador y está usando el agónico cargo únicamente para dar el banderazo en obras, o mal hechas o a medias. Autoridad cero ya.

Pretendió heredar una flamante notaría a su exsecretaria de Trabajo y Previsión Social, Ana Luis Herrera. No pudo mover ni una piedra del cielo y la tierra que requería para doblegar a los notarios responsables de los exámenes correspondientes.

Hizo y deshizo con los hombres y mujeres que dan fe durante cuatro años del régimen, pero hacia el quinto todos ellos se fueron desquitando y recuperando la dignidad.

Los indicativos apuntaban a que cederían frente a un último coletazo, pero con toda la frialdad hicieron el vacío cuando un jurado integrado por tres notarios debía examinar a Herrera Lazo. No hay obsequio por lo pronto para ella. No regalado por su patrón Corral.

Lo mismo ocurrió en el Congreso del Estado con el denodado esfuerzo llevado a cabo por el gobernador; su secretario general de Gobierno, Luis Fernando Mesta; su secretario de Seguridad, Emilio García y el fiscal general, César Peniche, para seguir con escoltas y vehículos blindados gratis, con cargo al presupuesto público, aun después de concluir sus funciones, el 7 de septiembre.

Finalmente se impuso la cordura y la lógica. Había sido votada a favor en comisiones la iniciativa correspondiente, pero ayer que pasaría al pleno de los diputados fue dejado el punto fuera de la orden del día porque no es prioridad frente a un déficit muy próximo a los 15 mil millones de pesos que está dejando como herencia el corralato.

Con esas palabras lo dijo (salvo lo del corralato) la diputada que llevó la batuta de dicha iniciativa, la panista Georgina Bujanda. La presión extraordinaria hacia ella y hacia el resto de los legisladores bajó por el líder de la bancada panista en el Congreso, Fernando Álvarez; y la propia presidenta del órgano legislativo, Blanca Gámez, corralista hasta la médula.

Bujanda vio la luz un poquito tarde. Cambió de parecer con los números del desastre financiero a la mano y sendas recomendaciones de los sectores empresariales de Chihuahua y Juárez sobre las prioridades.

Corral debió abandonar el cargo hace más de un año al quedar palmariamente demostrado que ni aptitud ni actitud tenía para desempeñarlo. Hoy sufre las consecuencias; no le queda saldo ni para regalar una notaría ni para contar con una escolta que al menos le barra la banqueta de su casa y le cargue los microasadores.

***

Muchos años después de su crisis por falta de pago, apenas ayer le dieron dientes los diputados locales a Pensiones Civiles del Estado para que cobre los adeudos que tienen decenas de dependencias, pero principalmente la propia Secretaría de Hacienda estatal.

A iniciativa del panista Fernando Álvarez Monje, la Comisión de Programación, Presupuesto y Hacienda Pública dictaminó como viable modificar el Código Fiscal, el Código Administrativo y la Ley de PCE.

Con dichos cambios, la instancia estatal queda en posibilidades de reclamar los adeudos a otras dependencias también estatales que durante años no le han cubierto cuotas, las cuales con la mano en la cintura simplemente no pagan.

Hasta la fecha, PCE no tiene forma de cobrar a los rezagados. Incluso, a causa de llevar sus cuentas por cobrar de forma inadecuada, el actual titular, Alberto José “Tito” Herrera, tiene señalamientos en contra por parte de la Auditoría Superior del Estado.

Así que llega muy tarde el intento de solución que ayer trató de darle el Congreso del Estado al añejo problema de la quiebra de Pensiones, que únicamente se ha agravado en el régimen corralista debido a la ineptitud que priva desde la cabeza del Ejecutivo hasta lo más bajo del cuadro de mando.

Sobre todo, se quedaron muy cortos los diputados al obviar que el mayor deudor de Pensiones es la Secretaría de Hacienda, que por órdenes del titular, Arturo Fuentes Vélez, no pagó al fondo de PCE sus contribuciones, ni pagó a otros organismos estatales para que ellos reportaran sus cuotas.

También quedaron cortos al ordenar por decreto que se cancelan los adeudos hasta determinado plazo (más de dos mil millones de pesos), porque así de plumazo pretenden desaparecer el problema de los saldos contra PCE que existen hasta la fecha.

En la práctica, la reforma no parece solucionar mucho de la gran crisis en la que se deja el organismo, con la casi plena complacencia del Legislativo.

***

El fin de semana el auditor Superior del Estado, Héctor Acosta Félix, se reunió vía plataforma virtual con alcaldes, síndicos y regidores de los 67 municipios de la entidad.

Si antes no pasaba nada, ahora sí, ahora tienen que andar derechitos, fue lo que les dijo, palabras más, palabras menos. El tono fue suave, pero no por eso menos amenazante para los buenos entendedores.

Se refería el auditor a que a partir de este ejercicio, las cuentas públicas ya nada tendrán que ver con el Congreso del Estado. De hecho este año y el anterior ya no están las cuentas al vaivén político de los diputados, pero con más razón a partir del nuevo trienio que comienza en septiembre.

También usó Acosta un tono didáctico para hacer recomendaciones a los alcaldes que empiezan su gestión en unos cuantos días.

Les pidió no caer en la tentación de incurrir en conductas irregulares que lleven a observaciones de los auditores, pues casi en automático se dictan procedimientos administrativos y hasta denuncias penales que van derecho a los tribunales.

Por ello, la recomendación fue no dejarse llevar por el amiguismo y el compadrazgo a la hora de elegir colaboradores. Sobre todo a la hora de nombrar tesorero, oficial mayor y director de Obras Municipales, que son los cargos clave de toda gestión.

Sobre aviso no hay engaño, pues. Testigos del encuentro virtual fueron Olga Verónica García Reyes, miembro del equipo de transición de la gobernadora electa, Maru Campos, y el consultor experto en temas de administración pública, Serafín Peralta Martínez.

close
search