Opinión

La cruda electoral

De todos los escenarios posibles, en estos momentos ya tenemos frente a nosotros buena idea del que será el definitivo, sin embargo, fue tanto el movimiento en los últimos meses que las aguas aún no acaban de tranquilizarse

Elvira Maycotte
Escritora

miércoles, 09 junio 2021 | 06:00

“Es necesario tratar de identificar bien los problemas que atraviesa una sociedad para aceptar que existen diferentes maneras de mirar las dificultades y de resolverlas.”

Francisco Bergoglio

De todos los escenarios posibles, en estos momentos ya tenemos frente a nosotros buena idea del que será el definitivo, sin embargo, fue tanto el movimiento en los últimos meses que las aguas aún no acaban de tranquilizarse. Lo cierto es que se podrá estar de acuerdo o no con los resultados y hasta podemos expresar ¡no me representan!, pero la realidad es que en ellos la voz de la mayoría se hizo escuchar.

Cuando las aguas se calmen, quienes se asumen ganadores dejarán de ser aquellos candidatos que día tras día pusieron en juego sus mejores encantos, estrategias y argumentos hasta llevarlos al triunfo; ahora, terminada la euforia, esperamos todos que hagan una pausa para pensar qué harán para cumplir sus promesas… porque nosotros, los ciudadanos, aún entre bailes, las dos de tres caídas, y la música, las escuchamos. 

Ciertamente como ciudadanos cada uno carga con sus propias problemáticas; con frecuencia consideramos que la persona parada justo a un lado seguramente tendrá las mismas perspectivas y creencias que yo, más nos olvidamos que desde sus zapatos las cosas se ven diferentes. Otras veces imaginamos comprender vidas y experiencias tan alejadas de las nuestras que pretendiendo ser empáticos extendemos magnánimamente la mano para obsequiarles un momento de caridad. Quizá hasta lleguemos a pensar que cada uno está en el lugar que le corresponde por méritos propios sin siquiera estar conscientes de las fuerzas que lo sostienen ahí.

Así, para el próximo presidente municipal habremos de ser sinceros y decirle que recibe un municipio sumamente segregado, con sectores muy amplios de población que padecen niveles de segregación, exclusión y marginación muy altos, que conviven con un menor pero también considerable grupo de población de clase media y contrastan su estilo de vida con el de los sectores de mayores recursos. Él ya sabe de esto. Todos, todos ellos, juarenses, como lo son quienes viven en la zona del Valle de Juárez, en Samalayuca, en Lomas de Poleo y los más de trescientos asentamientos que conforman el municipio esperamos trato por igual. El reto a nivel regional no es leve: va mucho más allá de los rezagos de Riberas del Bravo, Senderos San Isidro, el poniente y el kilómetro 20; el desafío de trabajar en medio de la diversidad no es poco. 

La futura gobernadora habrá de sobreponerse a los números que vistieron a Juárez de morena y recordar todo aquello que prometió… y aún más. Hay un resentimiento presente desde antaño y la encargada de sanarlo por ahora es ella; así lo ha dado a entender y explícitamente ha declarado que su mayor temor es no cumplir. A razón de las facultades de cada esfera de gobierno, siempre, y lo sabemos bien, la inversión estatal será necesaria para obras de buen nivel en el municipio; hasta ahora creemos que podemos esperar recursos federales, así que, con el mejor de los deseos, esperamos que haga equipo. Como gobernadora le esperan muchos proyectos por apoyar y, evidentemente, muchos por llevar a feliz término. Triste, pero cierto, dicen algunos ¡Otra vez ciudadanos de segunda! Ella dice que no. 

No está por demás recordar que entre las visiones y colores de los políticos, los ciudadanos nos quedamos en medio. 

El llamado importante para ambos es que cuando la cruda electoral pase y las aguas se calmen, tengan en cuenta que más allá de los números que las elecciones hayan arrojado, es necesario tomar una pausa para analizar qué es lo que hay atrás de ellos y, por el bien de todos, actuar en consecuencia. Juárez tiene la ciudad más grande de estado y la más importante en lo que a la economía respecta. Hagámoslo valer, En sus agendas y aún con las diferentes maneras de ver los problemas y caminos para resolverlos, el interés de los juarenses debe ser primero.