PUBLICIDAD

Opinión

La adhesión de Corral a la 4T y sus implicaciones en Chihuahua

Esta semana inició con la noticia de la incorporación de Javier Corral Jurado, exgobernador de Chihuahua al equipo de Claudica Sheinbaum, como parte de los miembros externos que ayudarán en los diversos temas que serán la plataforma de Gobierno de la candidata de Morena a la Presidencia de la República

José Luis Contreras Cruz / Abogado

sábado, 09 diciembre 2023 | 06:00

PUBLICIDAD

Esta semana inició con la noticia de la incorporación de Javier Corral Jurado, exgobernador de Chihuahua al equipo de Claudica Sheinbaum, como parte de los miembros externos que ayudarán en los diversos temas que serán la plataforma de Gobierno de la candidata de Morena a la Presidencia de la República. Un anuncio que tuvo relevancia a nivel nacional por las personalidades de renombre nacional que presentó Claudia junto al exgobernador chihuahuense.

Por eso la presentación de Javier Corral el domingo en un evento público al lado de personajes como como el ex ministro de la Suprema Corte (SCJN) que acaba de renunciar Arturo Zaldivar Lelo de Larrea, Juan Ramón de la Fuente, ex rector de la UNAM, Olga Sánchez Cordero también exministra de la SCJN , Omar García Harfuch ex secretario de Seguridad Pública de Sheinbaum en la Ciudad de México y quien peleó la candidatura de la CDMX, Lorenzo Meyer, historiador, y otros, tuvo eco en los principales medios del país, pero sobre todo en Chihuahua y ha sido el principal tema político de chats y cafés.

En cuanto se supo esto, inmediatamente los medios de comunicación del Estado buscaron las reacciones tanto de la Gobernadora como del Presidente Municipal de Ciudad Juárez, por la rivalidad común que los une con el ex gobernador por la persecución penal que hizo Corral de ellos al investigarlos por la nómina secreta de Duarte, donde la Fiscalía de Chihuahua le imputó a la Gobernadora hechos de corrupción en plena campaña, y que quiso hacer lo mismo con Cruz impidiéndoselo el fuero constitucional del que gozaba por ser Senador de Morena.

Por supuesto que los comentarios de Cruz y de Maru no fueron alegres, por el contrario, el primero dijo que no tenía nada bueno que decir de eso y la Gobernadora soltó un “ya salió el peine” refiriéndose a por qué había renunciado en noviembre dicho ex gobernador de Chihuahua al PAN. Pero más allá de estas declaraciones de ambos políticos es un hecho que la incorporación de Javier Corral tiene repercusiones tanto para ellos dos así como para Morena en el Estado.

Para Cruz es la peor noticia en estos momentos porque se le atraviesa desde ya en sus aspiraciones para ser gobernador, su enemigo político, aquél que lo quiso meter a la cárcel por corrupción, y por lo cual sabe que hará todo lo necesario para que no llegue a la Gubernatura e incluso que no sea reelecto como alcalde, teniendo el oído de Claudia Sheinbaum para ello, sobre todo porque seguramente Corral redactará el proyecto de Claudia en combate a la corrupción, como ha trascendido. De esta manera el peor enemigo político de Cruz ya está dentro de la 4T y visto como un activo nacional.

Para Maru representa también una pésima noticia porque ella buscaba encarcelarlo, lo que se le complicará más porque seguramente Claudia será Presidenta, según todas las encuestas, pero más allá de eso, le representa un riesgo personal en caso de que Corral se afiance en el equipo de Claudia porque puede convertirse en parte del Gabinete de la próxima presidenta de la República la cual estará en el poder con su equipo hasta el 2030, y Maru sabe que a partir de 2027 ella quedará expuesta, otra vez, a sus enemigos políticos estando Javier Corral a la cabeza de esa lista.

Por otra parte, para el morenismo Chihuahuense representa la llegada de un político que, una vez afianzado en la 4T puede ser protagonista en el Estado, y aunque un grupo morenista afín a Cruz ya se pronunció en contra de la llegada de Corral, lo cierto es que la experiencia dicta que como lo hizo Morena antes con la llegada del propio Cruz Pérez Cuéllar, exlíder y exlegislador panista, Adriana Terrazas ex líder y exlegisladora priista, así como Armando Cabada, exalcalde independiente que le ganó a Morena en 2018 en Juárez, no les quedará otra que aguantarse y tener que convivir con ellos así como con los equipos que le acompañen. A fin de cuentas, y aunque le pese a Cruz, Corral ya era bien visto por AMLO y ahora por Sheinbaum, así que al igual que otros morenistas lo hicieron cuando él llegó a Morena ahora le toca a él hacer lo mismo: aguantar y tragar bilis.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search