PUBLICIDAD

Opinión

Justicia social, gobernanza y participación ciudadana | La construcción del destino común

¿Por qué es tan importante la participación ciudadana en la elaboración de los planes de desarrollo y por qué se insiste en ella?

Elvira Maycotte
Escritora

miércoles, 20 julio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

 “Hace falta pensar en la participación social, económica y política de tal manera que incluya a los movimientos populares y anime las estructuras de gobierno locales y nacionales con ese torrente de energía moral que surge de la incorporación de los excluidos en la construcción del destino común”

Jorge Bergoglio

Insistiré que concierne a la construcción de nuestro destino común.

En la entrega anterior hice referencia al proceso de actualización del Plan de Desarrollo Urbano Sostenible (PDUS) del Centro de Población del municipio de Juárez,  con un horizonte al 2040. Si bien se apuntaron los múltiples temas que abordará, se señaló que dejó fuera otros tantos pero sobre todo, dejó fuera al actor sobre el que debe girar la planeación urbana: a la persona y, con ella, a los grupos vulnerables. 

Como recordarán, esta aseveración surge de la convocatoria que emitió el IMIP para participar en la sesión “Diálogos para la planeación. Transformemos unidos nuestra ciudad” con el supuesto objetivo de integrar la voz y opiniones de los juarenses al Plan, lo cual se antoja poco probable según si se considera que el tiempo que se dará a los ciudadanos será de solo dos horas en siete mesas de trabajo simultáneas. Como si lo anterior no fuera bastante limitativo, pues imposibilita participar en varias mesas si se tuviera interés en dos o más temas, se impuso como requisito un registro previo a través de internet; ahora nos enteramos de que, además, tienen cupo limitado. De inicio estas medidas por sí mismas excluyen a un buen segmento de la población que aunque quisiera tener voz, se ve impedida para hacerlo ante tales restricciones. Pregunto: ¿estaremos tan desarrollados como para que toda la población disponga de internet para registrarse? ¿Cómo ciudadanos que todos somos debemos apresurarnos para ejercer un derecho legamente instituido para participar en un proceso de elaboración de políticas públicas, porque de lo contrario nos dejan fuera? ¿O será esta una forma quizá velada de elegir el perfil y el número de los invitados a participar? No lo sé.

Pero ¿por qué es tan importante la participación ciudadana en la elaboración de los planes de desarrollo y por qué se insiste en ella? Lo primero es porque ciertamente no debemos de perder de vista que se trata del instrumento que guía la gestión del gobierno municipal en temas de ordenamiento territorial ya que es en el territorio donde se materializan los fenómenos y procesos sociales, económicos y ambientales que deben suceder de manera tal que convenga a todos, buscando el bien común. Por eso aquí convergen conceptos como justicia espacial, derecho a la ciudad y gobernanza como base en la construcción del destino común, nada más, y nada menos, que para los próximos dieciocho años. 

No se discute la importancia del trabajo de gabinete que se realiza para construir el diagnóstico de nuestra ciudad con base en información oficial que, no por serlo, debemos considerarla sin sesgos. Analizar los datos y convertirlos en información es excelente, pero realizar una consulta profunda y bien planeada lo supera. Más aún, al gobierno le conviene empujar una consulta de este tipo pues le garantizaría un ambiente de gobernabilidad, es decir, del ejercicio legitimado de distintas soluciones coordinadas entre los actores necesariamente construido a través de la gobernanza, entendida esta como el proceso en el cual los actores sociales deciden organizadamente sus objetivos de convivencia fundamentales y la forma de coordinarse para realizarlos, teniendo, siempre, a la ciudadanía como centro. De esta forma, la acción pública ocurre por la coordinación colectiva y no por la subordinación. En este sentido, el gobierno coordina con la participación de los diversos actores dejando de lado el esquema vertical tradicional para convertirse en una red de relaciones en donde tal coordinación debe atenderse con sumo cuidado para no caer ingenuamente en la idea de que en la toma de decisiones todos los actores son bien intencionados y de igual peso. 

Insistimos: la invitación para enviar propuestas vía correo electrónico está fuera de lugar. La riqueza de los encuentros cara a cara y la manera en que se encadenan las voces y las ideas siempre derivan en ámbitos tan impredecibles como reales que no pueden ser sustituidas por cartitas, por más bien redactadas que llegasen a estar. Todo, todo lo que se quede fuera, se queda sin lugar y sin presupuesto.

La participación es un derecho ¿dos horas de un día para escuchar las voces de los juarenses? Para los encuentros con los ciudadanos un mes se me hace poco.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search