Opinión

ANÉCDOTAS DEL CORAZÓN

Justicia por su propia mano

Chihuahua necesita equidad y paridad, pero también necesita seguridad y justicia

Karen Mora
Analista

sábado, 01 enero 2022 | 06:00

Desde que comencé a escribir he dedicado mis espacios a platicar sobre análisis políticos de la situación actual del Estado. Pero a partir de esta publicación comenzaré a contarles anécdotas o experiencias que he vivido y que han tocado mi corazón a lo largo de estos años. En mi función actual en el Municipio de Ciudad Juárez he podido conocer muchas personas que tienen experiencias que considero pueden ser de su interés. 

Quiero comenzar con una que llamaré “Justicia por su propia mano”.

He escuchado a lo largo de estos meses muchas relatorías de mujeres que viven en diferentes municipios de nuestro Estado. Hablo de mujeres de diferentes edades, con muy malas experiencias a lo largo de su vida. Unas relatan cómo representantes de la delincuencia organizada vivían a lado de su casa, que -debo aclarar- sus casas son de Infonavit, diseñadas para una familia de cinco personas y viven, en la realidad, mínimo 10 integrantes de la familia; casas ubicadas en las afueras de las ciudades sin ninguna seguridad y atención social. Otras con experiencias terribles en los transportes públicos o en las calles. No obstante, quiero enfocarme en cómo en una situación de peligro con tal de salvar la vida de tus hijas o las tuyas eres capaz de tomar la justicia con tus propias manos, y es ahí donde en nuestro sistema jurídico es difícil comprobar que fue en defensa propia.

Doy gracias porque ellas hoy tienen la oportunidad de platicar esas experiencias, pero tristemente muchas hoy no lo pueden ni recordar. Nos han obligado a gritar, rayar, romper y hasta matar con tal de defender nuestra vida y derechos. 

La ineficacia de muchos gobiernos, así como las autoridades han dejado olvidadas a las mujeres. Órganos como el INE que, a iniciativa propia, aprueban y publican reglamentos donde tratan de impedir la participación de cualquier político ligado a la violencia por la mujer, pero que ellos mismos, contradictoriamente, violan sus propios dictámenes.

El tema de la defensa de la mujer no es sólo un discurso, una publicación o un mensaje. Es una tarea diaria en la cual va implicada la educación, la atención y sobre todo la justicia. Chihuahua necesita equidad y paridad, pero también necesita seguridad y justicia.

Nos faltan muchas amigas, compañeras, madres, hijas y obreras. EXIGIMOS JUSTICIA YA.

close
search