Opinión

Juntos defendamos la esperanza

En diciembre de 2018, la gestión de Enrique Peña Nieto pasó a la historia como una de las administraciones federales más corruptas en la historia reciente de México

Martín Chaparro Payán
Analista Político

viernes, 28 mayo 2021 | 06:00

En diciembre de 2018, la gestión de Enrique Peña Nieto pasó a la historia como una de las administraciones federales más corruptas en la historia reciente de México. A su descaro y al saqueo indiscriminado de las arcas públicas le debemos el hartazgo y el descontento social que impulsó el tsunami electoral de Morena.

Las últimas administraciones del Revolucionario Institucional se distinguieron por el pillaje de sus secretarios de Estado y el quebranto financiero causado por gobernadores como Javier Duarte,  Roberto Borge y el tristemente célebre César Duarte.

¿Y qué decir de las administraciones emanadas de Acción Nacional? Miseria y muerte fueron su herencia. Pactos para ingresar armas a territorio nacional, “guerras simuladas contra el narco” que sembraron violencia y terror en la población. Miles de niñas y niños huérfanos y cientos de miles de desplazados y asesinados. México terminó convertido en un panteón.

En la esfera estatal hoy mismo padecemos las consecuencias de una administración fría, gris, y soberbia. Alejados de la gente, nunca se preocuparon por llevar el desarrollo a las comunidades, jamás transitaron por los municipios, se escondieron tras el escritorio, los vuelos privados y los palos de golf.

¿Es esa la clase de gobierno que merecemos? ¿Acaso lograrán engañar al pueblo una última vez? ¿Con qué cara piden el voto para el PRI y el PAN?

Durante décadas estos partidos fingieron competir entre ellos, mientras ante el público simulaban luchas electorales, en lo oscurito pactaban entre ellos para dañar al pueblo. Lo mismo gestionaban rescates bancarios, moches, impuestos y obras simuladas, todo con cargo a nuestro bolsillo.

Hoy finalmente se quitan la máscara y se unen en una perversa alianza que busca seguir viviendo en la opulencia a nuestras costillas. La gente en la calle sabe muy bien que se unen para volver a robarse el presupuesto. Ellos no buscan el beneficio de las comunidades, ni el desarrollo de las niñas y niños, ellos solos pueden pensar en su propio beneficio.

Por nuestra parte, en Morena somos conscientes de la gran responsabilidad que implica la acción de gobierno organizada, por eso nuestro presidente ha impulsado reformas que garantizan un verdadero estado de bienestar con justicia y equidad.

En las y los candidatos de Morena el pueblo tiene la mejor opción para garantizar el futuro de sus familias. Nos une el amor por México, el bienestar de los más pobres y sobretodo el deseo de acabar con la corrupción.

Es tiempo de darle un nocaut a los malos gobiernos, vamos unidas y unidos a defender la esperanza de un mejor futuro para todas y todos los chihuahuenses. Este 6 de junio saldremos a votar masivamente por los representantes de la gente.

Con organización y disciplina, Morena ha desplegado un ejército de brigadistas que hoy visitan los hogares de todos los chihuahuenses. La gente recibe con gusto pues simpatizan con la 4T y con el Cambio Verdadero.

Por eso estamos convencidos de que juntos, garantizaremos un mejor futuro para Chihuahua y para sus 67 municipios. Se llevarán la sorpresa los conservadores y descubrirán que no tienen la preferencia del electorado, una vez más haremos historia.

P.D. Morena es la esperanza de México.

Te Puede Interesar