Opinión

Juicios en línea: la nueva realidad

Los órganos jurisdiccionales en México han tenido que apresurar la implementación del sistema de justicia en línea, derivado de la pandemia del Covid-19

Olivia Aguirre Bonilla
Académica

viernes, 10 julio 2020 | 06:00

Los órganos jurisdiccionales en México han tenido que apresurar la implementación del sistema de justicia en línea, derivado de la pandemia del Covid-19.

En el caso de Chihuahua el Poder Judicial del Estado de manera acelerada y cuidadosa a través del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado ha estado emitiendo distintos acuerdos y lineamientos sobre el tema.

Y es que, en el lineamiento emitido por el Consejo el 29 de julio del presente, se estableció por ejemplo que las partes que intervienen en un asunto ya pueden presentar promociones vía correo electrónico, siempre y cuando cumplan con los requisitos para ello, además las notificaciones que deban hacerse personalmente a las partes, ya podrán hacerse vía correo eléctrico cuando las partes así lo autoricen. 

Asimismo, con la intención de atender al distanciamiento social-físico y controlar el flujo de las personas a las instalaciones de los juzgados, se podrán en la medida de lo posible realizar audiencias relativas a materias de civil, mercantil y familiar, a través de videollamadas, utilizando para ello los medios digitales. Sin embargo, eso no significa que no se puedan realizar las audiencias de manera presencial en el juzgado, pues se podrán realizar cuando así lo considere pertinente el juzgador.

Incluso ya hay tribunales que están agendado audiencias a través de la implementación de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), por medio de la aplicación Jitsi meet, por lo que es necesario que cada una de las partes cuente con computadora o equipo portátil, celular inteligente o tablet. Siendo indispensable tener conexión a internet de 10 Mb mínimo, y cámara y micrófono integrados en dispositivo electrónico.

Esta nueva realidad nos obliga tanto a los abogados litigantes como a los funcionarios del Poder Judicial a adaptarnos y hacer uso de las TIC, incluso resultan en cierta medida tener más beneficios que perjuicios, pues se podrá acceder a una justicia de forma ágil y oportuna desde cualquier lugar que te encuentres. Aunque aún será un reto los imprevistos técnicos como los problemas de conexión, de audio o falta de equipo que puedan terminar perjudicando el desarrollo de las audiencias y en consecuencia el ejercicio del derecho de defensa.

Además, los abogados tendremos que reenfocar nuestras habilidades de litigación para convencer desde la modalidad virtual, pues es claro que la percepción del juzgador no podrá ser la misma que cuando era presencial, pues tan sólo en la comunicación no verbal, entendiendo por ella a la información que se añade al mensaje, con la mirada, los gestos del rostro, semblante, expresiones, o postura corporal, no se trasmite de igual modo a través de un pequeño encuadre de la pantalla.

La realidad virtual va avanzando tan rápido que fue precisamente ayer cuando se publicó en el Diario Oficial del Estado, la Ley de Firma Electrónica del Estado de Chihuahua, esta firma electrónica tiene como finalidad simplificar, facilitar y agilizar los actos y negocios jurídicos, comunicaciones y procedimientos administrativos entre los sujetos obligados del sector público, las personas particulares y las relaciones que mantengan entre sí.

Entre los sujetos obligados de esta ley se encuentra el Poder Judicial, quien deberá establecer mecanismos que puedan comprobar la integridad y autoría del documento cuando es signado con la firma electrónica avanzada, como podría ser las demandas o cualquier documento que sea originado por una firma electrónica avanzada para ser admisible como prueba documental en cualquier juicio. Por tanto, resulta obligada la lectura de la citada ley, y estar al pendiente de la expedición del Reglamento y los Lineamientos respectivos.

En consecuencia, la realidad virtual nos alcanzó y parece ser que también la obra de ficción filosófica de George Orwell, titulada “1984”, quien predijo el futuro de la sociedad contemporánea.

Parece ser que la utopía se hallaba más cerca de nosotros de lo que nadie pudiese imaginar, por lo que no nos queda más que adaptarnos al cambio, y entenderlo de manera positiva como una fuente de posibilidad para mejorar el acceso a la justicia y nuestra calidad de vida.

Facebook: Dra. Olivia Aguirre Bonilla