PUBLICIDAD

Opinión

Juárez: Oasis Cultural Norte

Este verano los museos y centros culturales de nuestra ciudad merecen ser visitados

Hernani Herrera
Analista

lunes, 13 junio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

Este verano los museos y centros culturales de nuestra ciudad merecen ser visitados. A pesar de que a veces se olvida, o algunos sectores de poder deciden ignorarla, la riqueza cultura de esta región sobrevive y se presenta con múltiples caras que hacen frente a una realidad impuesta desde el concreto. Es así que nuestra ciudad por la condición de frontera, lugar de paso y de sueños, parece ser tierra fértil para una cultura que rompe los espacios grises.

Es en este desierto, en la punta norte de México, que los museos y centros culturales tienen mucho por ofrecer; no importa si son autogestivos, independientes, estatales o privados. Al contarlos, todavía siguen siendo pocos con relación a nuestra población. Sin embargo, su función no se debe infravalorar, sino impulsar lo existente y lo futuro. De tal forma, la población debe indudablemente inmiscuirse en las actividades culturales de los museos. Abrir las puertas y dejar que la ciudad se mezcle con sus salas y paredes.

PUBLICIDAD

Este tipo de actividades las vemos en los bazares, exposiciones, talleres y cuanta creatividad emerja de esta frontera. Puedo mencionar a bote pronto las últimas dinámicas del corredor cultural del Pronaf, el cual incluye al Museo de Arte de Ciudad Juárez y al Centro Cultural de las Fronteras, actividades que en lo personal me parecen de un gran éxito y que poco a poco las voces se van esparciendo para que cada mes se dé un encuentro familiar. 

Podemos irnos al Centro Histórico donde activistas, artistas y promotores están desarrollando el Circuito Cultural del Centro Histórico. En la lista hay lugares como el Edificio de los Sueños, Dulcinea, Gratis Tienda, Café Tarí, la Xolombia, CX16, la Galería del Centro, el Centro Municipal de las Artes, las librerías de viejo de la Lerdo, el Museo de la Revolución en la Frontera, el Bazar del Monu y la Galería de Arte Tin Tan, por mencionar unos cuantos.

Luego de orilla a orilla se puede hacer un recorrido desde Anapra, donde se encuentra una pequeña casa de adobe, resguardando la historia de la Revolución. Luego, siguiendo el río Bravo se llega al Chamizal, donde está el Museo de Arqueología e Historia del Chamizal. Se tienen bazares de emprendedores y exposiciones de artistas locales, como la de Descatrinados, en memoria de Cecilia Briones “La Catrina”, que no debe dejar de visitarse. Por ese río Bravo se llega hasta el Valle de Juárez, específicamente a San Agustín, donde se podrá encontrar el Museo Regional del Valle de Juárez.

Todos estos espacios, de los cuales me falta por nombrar todavía una buena lista, tienen una actividad constante, abordando cada uno temas de trascendencia social. Estos espacios ya desacralizaron la imagen del Museo con “M” mayúscula, como sitios de rotundo silencio, disciplina y orden. En lugar de eso se habla de museos con muros que se convierten en lienzos, explanadas que se vuelven teatros callejeros, así como lugares de diálogo constante. Eso es el oasis multicolor y con olor a utopía que encuentras por Juárez.

Ahora, detengámonos un poco, ya que no todo puede ser perfecto y menos en cultura. Lamentablemente muchos de estos proyectos sufren de carencias presupuestales, indiferencia gubernamental o poco apoyo en la difusión. Esto hace difícil la subsistencia de estos lugares, que brindan sus servicios mayoritariamente gratuitos o de cooperación voluntaria. Para superar estos retos, hablo desde mi experiencia, la creatividad nos termina salvando. Pero siempre es una creatividad colectiva, de la comunidad. Y a la comunidad nos debemos.

Y es que recorriendo los rincones culturales de nuestra frontera uno cae en cuenta que talentos, imaginación y sueños tenemos de sobra. Y esa historia, cultura, arte y conocimientos los vemos cada vez más reflejados en nuestros museos. Hay que seguir trabajando en eso, para que el museo sea uno con la comunidad. Así, la cultura sea verdadero eje de transformación social y nuestro oasis siga dando de beber a quienes habitamos aquí.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search