Opinión

Juárez es prioridad para Maru

Esta histórica ciudad, la más grande del estado reclama el puesto y la atención de los políticos y gobernantes, al menos en el discurso

Manuel Narváez
Analista

lunes, 19 julio 2021 | 06:00

Ciudad Juárez será la sede para la toma de protesta de María Eugenia Campos Galván, como gobernadora constitucional del estado de Chihuahua.

Esta histórica ciudad, la más grande del estado reclama el puesto y la atención de los políticos y gobernantes, al menos en el discurso.

Como dato informativo, el acto más representativo reciente que puso a Juárez en el centro de gravedad política fue el arranque de la campaña presidencial de Andrés M. López O.

La semana pasada, el congreso local de Chihuahua emitió un decreto para que el Paso del Norte, nombre originario de esta ciudad fronteriza, sea la sede donde tome protesta como gobernadora Maru Campos. 

Y como recinto oficial se declara la explanada que alberga la monumental X. Cualquier semejanza con algunos expedientes, es mera coincidencia.

Esta histórica ciudad que alguna vez fue la sede del gobierno provisional del poder ejecutivo federal, cuando Benito Juárez se desplazó hasta estas tierras huyendo de la intervención francesa, tendrá la atención de los chihuahuenses y del México entero, quizá, cuando la primera gobernadora del estado proteste el cargo.

Este hecho, sin lugar a dudas se suma a otros históricos como lo fue en los gobiernos de Francisco I. Madero y Venustiano Carranza, pero también los fue para el caudillo revolucionario, Francisco Villa.

La relevancia que la próxima gobernadora le imprime a su toma de protesta implica enorme responsabilidad, sin considerar los compromisos, simbolismos y mensajes que conlleva.

En el lustro a punto de fenecer, el gobernador que se va la entrega como una de las ciudades más violentas de México. Vaya, hasta el arranque de campaña del ahora presidente de México quedó en un triste recuerdo porque, como en muchos rubros, pronto la abandonó a su suerte. 

En los casi cinco años de Corral y tres del AMLO, ciudad Juárez regresó a los estándares de homicidios dolosos del inicio de la guerra calderonista contra el crimen organizado. El retroceso en materia de seguridad es brutal.

En materia de salud, puntualmente las relativas a la emergencia sanitaria, Juárez mantuvo por meses el porcentaje más elevado (22%) a nivel nacional de mortandad entre los contagiados.

Los hospitales inconclusos heredados del duartismo/peñato fueron y siguen siendo otra mentira más de Javier y Andrés. Engaño en su máxima expresión.

Precisamente estos son dos de los pendientes ancestrales (seguridad y salud) que la virtual gobernadora deberá encarar, atender y ofrecer resultados. 

Las implicaciones de trasladar la sede de los poderes estatales a ciudad Juárez se extiende al plano político, ya que esta emblemática urbe será gobernada por primera vez por Morena.

Oficialmente Maru Campos y Cruz Pérez Cuéllar representan partidos políticos antagónicos, pero ideológicamente tienen la misma formación, por eso será interesante el trato que cada uno de ellos se prodigue, y hasta morboso para la clase política ya que, de entrada, el juarense pega primero en la imaginaria y aún lejana sucesión gubernamental.

La toma de protesta de Campos Galván es osada, sin embargo, para el equipo que la acompaña desde el 2016 cuando fue electa la primera alcaldesa de la capital del estado, los desafíos se han superado. 

Ciertamente la experiencia de gobernar una ciudad como Chihuahua no es lo mismo que todo el estado, menos con las características contrastantes, “áreas de oportunidad” que representa el hándicap y las circunstancias en que recibe la entidad, pero no hay de otra, CUMPLE O CUMPLE.

La suerte está echada. El 7 de octubre será otra fecha inolvidable para los juarenses y una nueva oportunidad para que la histórica ciudad sea atendida como la señorana que es. VEREMOS.

Es cuanto.

close
search