Jóvenes defensores del cambio

Esta semana dio inicio en la ciudad de Saltillo la primera Competencia Interamericana de Debate sobre Derechos Humanos...

Olivia Aguirre Bonilla
Académica
viernes, 29 noviembre 2019 | 06:00

Esta semana dio inicio en la ciudad de Saltillo la primera Competencia Interamericana de Debate sobre Derechos Humanos, organizada por la Academia Interamericana de Derechos Humanos (AIDH), actividad académica que tuvo como fin convocar a estudiantes de instituciones de educación superior de las licenciaturas en Derecho, Ciencias Políticas, Relaciones Internacionales, Sociología, Administración Pública y otras carreras afines. Certamen que tuvo objeto potenciar las habilidades de argumentación de los participantes, así como difundir los principios de los derechos humanos como elemento esencial en la formación profesional.

Actividad a la que acudió un equipo de estudiantes en representación de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, integrado por Gabriela Judith Armenta Antúnez, Yhair Montemayor Ibarra, Zuley Concepción Ramírez Alcántara y Javier Antemate Hernández, quienes se prepararon con meses de anticipación, realizando esfuerzos extraordinarios y sacrificando otras actividades. En esta ocasión fungí como asesora de este equipo.

La fecha para llevar a cabo esta actividad fue en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y precisamente los dilemas que se abordaron en la competencia, se basaron en las siguientes preguntas: ¿Los actos de seducción constituyen acoso? ¿Las víctimas de delitos sexuales tienen derecho a formular denuncias anónimas en contra de sus agresores?, temas que sin lugar a duda se encuentran latentes en nuestra sociedad y los cuales muchas veces pasan desapercibidos e incluso invisibilizados.

Reflexionar sobre estos temas a través del debate en donde los estudiantes adoptaron una postura a favor y otra en contra fue un ejercicio complejo, que implicó horas de estudio y de preparación, pues los argumentos debían ser fundados y convincentes.

Además, la AIDH aprovechó para organizar actividades en conjunto con la competencia como lo fue el Observatorio Internacional de Derechos Humanos “A diez años de la sentencia del Campo Algodonero”, el seminario de investigación “Discriminación por orientación e identidad sexuales” y la conferencia “Juzgar la violencia de género con perspectiva de derechos humanos”, ésta última a cargo de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

La erradicación de la violencia contra la mujer está lejos de alcanzarse si persiste una cultura de discriminación contra las mujeres, roles asignados y estereotipos de género.

Cuando hablamos de roles asignados, a ejemplo de ellos es que la mujer adquiera las cargas del trabajo doméstico y del cuidado de los hijos, sin recibir remuneración económica, absorbiendo incluso el costo de oportunidades que esto conlleva, pues en ocasiones la mujer no logra desarrollarse en el mercado de trabajo convencional con igual tiempo, intensidad y diligencia que su pareja.  

Lo anterior evidencia la falta de igualdad de derechos y responsabilidades de ambos cónyuges o concubinos, pues esos patrones culturales machistas se siguen transmitiendo de generación en generación, incluso esas relaciones desiguales de poder se han naturalizado y en consecuencia han permanecido largamente invisibilizados en nuestra sociedad.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha ido sentando criterios al respecto, reconociendo la doble jornada de aquella mujer que se desenvuelve en el ámbito profesional pero que además realiza trabajo doméstico y de cuidado; también ha señalado que en lo que respecta a la guarda y custodia de los hijos, el hombre es apto para el cuidado y no sólo la mujer, pues creer que los hijos estarían mejor a cargo de la madre por ser mujer se estarían fomentando los estereotipos de género.

Aplaudo que se fomente una cultura de no discriminación hacia la mujer a través de este tipo de eventos académicos en donde se incentiva la participación de estudiantes y futuros profesionales, quienes tienen el compromiso social de reivindicar los roles sociales.

Agradecemos el apoyo de la UACJ y de los académicos que contribuyeron asesorando al equipo, asimismo a los regidores de la Comisión de Educación del Ayuntamiento de Ciudad Juárez y a la Agencia de Viajes Mónica. Gracias por ser parte de este cambio.

Facebook: Dra. Olivia Aguirre Bonilla