Opinión
OPINIÓN

Jinetean su aguinaldo a profes de la uni

Toda la semana ha habido encerronas urgentes de los directivos universitarios con los líderes sindicales buscando desesperadamente el lenguaje adecuado para informar a los trabajadores que no habrá precisamente aguinaldo para antes ni durante el día 15

LA COLUMNA
de El Diario

viernes, 13 diciembre 2019 | 06:00

• Jinetean su aguinaldo a profes de la uni

• Bailan 250 mdp entre Manlio, Peña, Corral... y AMLO 

• Retraso en participaciones los tiene calladitos

• Regalos a periodistas... pero sin libertad de expresión

Los maestros y personal administrativo de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) están siendo agredidos en una de sus prestaciones laborales más sagradas, el aguinaldo. 

Toda la semana ha habido encerronas urgentes de los directivos universitarios con los líderes sindicales buscando desesperadamente el lenguaje adecuado para informar a los trabajadores que no habrá precisamente aguinaldo para antes ni durante el día 15, fecha máxima legal para cumplir con esa obligación.

No es culpa de la UACJ, es responsabilidad de la Secretaría de Hacienda del Gobierno del Estado, que no ha transferido a la máxima casa de estudios sus ministraciones de ley, a su vez recibidas del Gobierno federal.

Ayer fue girado el siguiente comunicado de la directiva sindical a sus agremiados:

“Por este medio, les informo sobre el estatus del pago del aguinaldo: el día de ayer después del Consejo Universitario y para tratar este asunto, tuvimos una reunión entre los secretarios generales de los tres sindicatos de la UACJ y el Mtro. Juan Ignacio Camargo Nassar (rector), junto con el Mtro. Gerardo Sandoval Montes (director administrativo); el doctor Daniel Constandze Cortés (Secretario General)”.

“En esta reunión se planteó que la falta de pago de aguinaldo dentro del período marcado por el contrato colectivo se debía a la falta de las ministraciones por parte del Gobierno federal; cabe destacar que estas ministraciones se hacen a través del Gobierno del Estado quien hace la transferencia final a la UACJ...”

“De acuerdo con esta página, esta información está actualizada al 9 de diciembre de 2019... Notar que no hay fecha de transferencia estado-UACJ en el mes de noviembre”.

La Dirección de Servicios Administrativos explicó lo propio en una comunicación con un remate poco alentador: “confiamos que a más tardar el día lunes 16 de diciembre se realizará el pago del aguinaldo”.

Esto no es otra cosa que producto del conocido desastre financiero que sufre el Estado a manos del gobernador Javier Corral, y cuyas pruebas son difundidas mes tras mes en los movimientos de ingresos y egresos que publica la propia Secretaría de Hacienda.

El dinero ha sido transferido por el Gobierno federal pero el Estado lo está usando en otras prioridades en las que no ha estado la UACJ, pues no es solamente el aguinaldo el jineteado, sino más de 270 millones de pesos de su presupuesto ordinario.

La indignación recorre todo el campus universitario.

***

No existe duda que los 250 millones de pesos hurtados de la Tesorería de Chihuahua fueron repartidos por distintos puntos del país para respaldar campañas electorales del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el 2015.

Ayer de nuevo fue subido a escena del teatro político nacional el tema durante la mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Dijo saber por su consejería jurídica que anda tramitando o ya consiguió un amparo al respecto Manlio Fabio Beltrones, dirigente del tricolor en aquella época e intocable del poder político en el país durante décadas. Equiparable su fuerza a la de cualquier presidente. Aviones, empresas... costales de dinero en los bancos.

El sonorense ha sido involucrado en aquellos hechos desde la reclusión en Chihuahua de Alejandro Gutiérrez, “La Coneja” (su exsecretario general adjunto), como uno de los principales responsables del operativo para sustraer y trasladar el dinero junto con varios funcionarios del exgobernador César Duarte, algunos ya en libertad, incluido “La Coneja.

Tampoco hay duda que ésa y otras cantidades similares o mayores de dinero de otras entidades federativas reforzaron las campañas tricolores no sin la anuencia del entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray ,y su jefe, el presidente, Enrique Peña Nieto.

Entendemos desde este extremo del país que hubo negocia entre los equipos de Peña y de AMLO para no hacerse daño desde que la gubernatura del Estado de México fue cedida a Alfredo del Mazo y luego sin pataleos entregado Palacio Nacional al tabasqueño.

Los hechos corroboran esos acuerdos. Peña pasea feliz con su nueva pareja por todas partes gastándose sus gordos ahorros a costa del presupuesto público y sus principales funcionarios hacen lo propio sin mosca que les incomode.

Manlio Fabio terminó distanciado de ellos porque fue objeto de sabotaje desde la Secretaría de Gobernación durante la elección del 2015. Su pelea fue sorda pero encarnizada con Videgaray, Osorio Chong y sus apéndices.

No es Manlio Fabio eslabón débil ni la parte de la hebra más delgada. Seguramente tampoco se considerará el perro sobre quien sean cargadas todas las pulgas ni pez gordo de la 4T.

Todo ello lo tiene claro como el agua Presidencia de la República, por supuesto sumado conocimiento al detalle sobre el papel inicial de ese proceso por parte de Javier Corral –a quien urge como oxígeno a un desahuciado algo de legitimación para su operación antiduartismo–.

Justicia, intriga, maquinaciones...todo unido en explosivo coctel en manos de AMLO para las correspondientes decisiones.

***

Casi mil 300 millones de participaciones federales se han retrasado en este año para Chihuahua, lo que ha tenido ahorcados la última quincena a los responsables de ingresos y egresos en la Secretaría de Hacienda del Estado.

Son retrasos mensuales comunes que le pegan a todos los estados, cuando los fondos participables no alcanzan los ingresos estimados. Para estos casos hay una especie de seguro que garantiza entre un 60 y 70 por ciento de los recursos.

Por eso las arcas estatales están a la espera de entre 700 y 800 millones de pesos de esa pérdida acumulada en todos los meses del año. 

Si bien no es mucho dinero en comparación con el gasto anual, sí afecta en el desembolso de fin de año que debe hacer el Gobierno del Estado. 

La cantidad es similar a aquellos 900 millones de pesos que tomó el gobernador Javier Corral de bandera para hacer su “caravana por la dignidad” al final de la administración de Enrique Peña Nieto.

Pero ahora el mandatario se ha quedado calladito igual que el secretario de Hacienda, Arturo Fuentes Vélez, para no molestar a la dederación. No han dicho ni pío ni se han atrevido a gestionar de forma más activa dichos recursos.

Vaya, le han sobrado aplausos al presidente desde acá, prácticamente a cada dicho o decisión que toma. Así es el federalismo de los discursos y no de hechos.

***

El mal denominado Sistema Integral de Protección a Periodistas continúa siendo una pantomima de ausencia de voluntad para implementarlo.

Nos dicen que a la reunión realizada ayer en sede de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos fueron representantes de los representantes del Poder Ejecutivo.

No hubo un funcionario de primer nivel en la reunión más que el presidente de la comisión y la diputada Ana Estrada.

Mucho bla bla, pero nada concreto, por ejemplo, en el caso del celular que tiene ya casi 15 días en poder del gobernador Corral.

La reunión fue para darse palmadas y nada más. Es la política del inquilino de Palacio, aparentar que se hacen las cosas, esperando que se acabe el quinquenio.

Por ello, pero en otro ambiente con tequilas y uno que otro whisky, se reunió con comunicadores para taparle el ojo al macho. Muy sonriente participó en una posada, pero sin mayor trascendencia.

Anda con ánimos de socialité impulsado por su tercer cero a la izquierda coordinador de Comunicación Social. Unos regalos por aquí y por allá, pero en lo sustancial, su disposición de violación permanente y firme contra la libertad de expresión.

La única comunicación que acepta es la que le viene bien para sus propósitos convenencieros. El mecanismo federal de protección a periodistas y el sistema integral podrán existir pero sin mayor atención. 

Es mejor seguir tomándose fotos con periodistas locales en un ambiente controlado y seguir mintiendo en ésta como en otras áreas sensibles de la administración.

***

La síndica Leticia Ortega no tiene perdón de Diosito. Puso en su Face: “agradecemos la invitación de Plan Estratégico de Juárez a su posada ciudadana (navideña) a la que asistieron ciudadanas y ciudadanos preocupados y vigilantes de la correcta administración pública”.

Aparecen ahí los diputados de Morena Miguel Colunga y Benjamín “El Benjas” Carrera, tan preocupados y celosos vigilantes de la correcta administración pública que dejaron tirada su responsabilidad en el Congreso del Estado para asistir a esa pachanga.

No dejaron los legisladores de la 4T una sesión cualquiera. No, abandonaron su participación en el debate y discusión de los presupuestos municipales 2020. Casi nada. 

Por un oído les entran y por otro les salen los constantes exhortos de su jefe político AMLO a cumplir sus tareas con responsabilidad y decencia.

Te Puede Interesar