Opinión

Inventar criminales

El presidente López Obrador dice que ha puesto fin a la guerra contra las drogas y por ello ofrece al crimen organizado abrazos y no balazos

Sergio Sarmiento
Periodista

jueves, 11 noviembre 2021 | 06:00

“El único poder que tiene cualquier gobierno es combatir a los criminales. Cuando no hay suficientes criminales, los crea”

Ayn Rand

Ciudad de México.– El presidente López Obrador dice que ha puesto fin a la guerra contra las drogas y por ello ofrece al crimen organizado abrazos y no balazos. En cambio, está tratando como criminales a científicos, empresarios y opositores. 

Se ha vuelto común que la Fiscalía presente acusaciones penales con prisión preventiva (sin fallo de culpabilidad) a personas que el gobierno considera incómodas. Preocupa, sobre todo, cuando estas acusaciones se hacen por delincuencia organizada a personas que no son parte del crimen organizado. Es el caso de los científicos y ex directivos del Conacyt, que los jueces han rechazado procesar, pero que siguen en la mira de la FGR; también de empresarios, como los hermanos Zaga Tawil, acusados de delincuencia organizada por un tema que, si acaso, debe ser administrativo. 

La figura de delincuencia organizada se creó para dar un trato de excepción a criminales extraordinariamente peligrosos. Surgió de la llamada convención de Palermo de diciembre de 2000, la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, que estableció reglas de excepción para combatir a la Mafia y a otras organizaciones que amenazaban o asesinaban a jueces y fiscales. La convención propuso que los países negaran a los miembros del crimen organizado derechos fundamentales, como la libertad provisional o el acceso a los expedientes. No se trataba, sin embargo, de eliminar las garantías individuales de todos, solo de los criminales más peligrosos. 

México, que siempre tuvo un sistema de justicia que no respetaba las garantías individuales, empezó a construir en este siglo XXI un sistema penal acusatorio más garantista, pero el gobierno de López Obrador dio marcha atrás con la legislación del 8 de noviembre de 2019, que estableció que, a partir del 1 de enero de 2020, los acusados de defraudación fiscal serían considerados por decreto miembros de la delincuencia organizada. La prisión preventiva oficiosa en estas acusaciones fue considerada inconstitucional por la Suprema Corte el pasado 25 de octubre, pero esta no ha emitido todavía un fallo definitivo. 

Es paradójico que el gobierno ofrezca abrazos y magnanimidad a los verdaderos miembros del crimen organizado, mientras utiliza las medidas abusivas del régimen de excepción contra científicos, empresarios y críticos. A los exdirectivos del Conacyt se les acusa de delincuencia organizada por haber ejercido recursos de conformidad con la legislación vigente en ese momento y que fueron plenamente auditados. A Teófilo Zaga y a su hermano Rafael se les imputa delincuencia organizada por haber recibido una indemnización tras la cancelación de un contrato del Infonavit, indemnización que cumplía con los términos del contrato cancelado y que fue aprobada por el Consejo de Administración de Infonavit. Desde abril de este año, sin embargo, Teófilo Zaga está recluido en el penal de alta seguridad del Altiplano, en Almoloya, con un tratamiento abusivo que supuestamente se reserva para los miembros del crimen organizado. 

Nadie pide impunidad. Si los científicos del Conacyt o los hermanos Zaga cometieron algún ilícito, que se les juzgue con equidad, acceso a los expedientes y libertad provisional. No deben ser tratados como criminales cuando no lo son, menos si no han sido declarados culpables. El gobierno de México hizo una ley violatoria de los derechos humanos para castigar a los criminales más peligrosos. Es injusto aplicarla a científicos, empresarios y críticos. 

Castigo al INE

Los diputados oficialistas borraron 5 mil millones de pesos del presupuesto del INE, dejando intactos los recursos a los partidos políticos. Al parecer el régimen quiere castigar al INE para quitarle lo igualado al consejero presidente.

Notas de Interés

close
search