Opinión

OPINIÓN

Infestan de Covid por no usar cubrebocas

Varios regidores miembros del honorable Ayuntamiento de Juárez andan echando chispas de coraje porque consideran que dos de sus compañeras, expusieron al temible Covid al resto de los regidores, a funcionarios municipales y a ciudadanos comunes que asisten a la Presidencia Municipal

LA COLUMNA
de El Diario

jueves, 30 diciembre 2021 | 06:00

-Infestan de Covid por no usar cubrebocas

-Denunció a Vitas y ahora calla

-Otro con fuero y pasado que lo persigue

-Dejan a maestros al último en vacunación

Varios regidores miembros del honorable Ayuntamiento de Juárez andan echando chispas de coraje porque consideran que dos de sus compañeras, y hasta uno de sus compañeros, expusieron al temible Covid al resto de los regidores, a funcionarios municipales y a ciudadanos comunes que asisten a la Presidencia Municipal.

Una de las ediles es Vanessa Mora, del partido Nueva Alianza, quien participó el 20 de diciembre en sesión de la Comisión de Centros Comunitarios. No usó el obligado cubrebocas. (Imágenes en versión digital de La Columna).

Tampoco lo usó la regidora del PAN, Alma Arredondo, días antes, el 16 de diciembre, durante la comparecencia de directores y el secretario de Seguridad Pública para conocer a detalle el presupuesto de egresos que sería aprobado el 22 de diciembre.

Y desde luego, no usaron el importantísimo aditamento durante la propia sesión plenaria del 22 de diciembre, en la que se reunieron los 20 regidores; el alcalde, Cruz Pérez Cuéllar, y mucha gente más, en la que los primeros dieron luz verde al presupuesto 2022. Ahí casi nadie traía cubrebocas.

Ambas estaban contagiadas, seguramente sin saberlo en esos momentos.

Días atrás había resultado ya infectado el regidor del PT, Pedro Matus, y había quedado la fundada sospecha que tanto el Cabildo como varias oficinas de la alcaldía estaban sufriendo el acoso masivo del Covid. Ni así las regidoras, ni sus compañeros (as) usaron la importante mascarilla.

Ayer el pánico fue generalizado cuando apareció contagiado el regidor panista, Enrique Torres, cuya incomodidad mayor tuvo sí que ver con las terribles molestias y miedo derivados del contagio, pero también por la falta de cuidado de sus compañeros en las reuniones de trabajo.

Así se enteraron Torres y el resto de sus compañeros que la alcaldía cumplió su amenaza de rescindir el contrato de servicios médicos con Poliplaza debido a las múltiples quejas habidas entre los empleados municipales contra el complejo hospitalario.

Se sumó la preocupación por la enfermedad al rompimiento con el hospital que será efectivo para todos los trabajadores municipales tras los respectivos trámites de notificaciones, respuestas de hospital y demás papeleo.

Ya informará la alcaldía sobre los nuevos servidos médicos.

***

Ojo de hormiga literalmente se volvió el más entusiasta promotor de una investigación contra la financiera gemela de Aras, Vitas Financial y/o Vitas Consulting S.A.P.I., el diputado panista, Gabriel García Cantú.

Mientras el nombre de Aras ascendía a lo más alto de la montaña del escándalo al revelarse que defraudó a miles de incautos inversionistas y/o ahorradores, Gabriel García, advertía a grandes voces que idéntico camino había tomado Vitas.

Afirmaba a principios de diciembre que la empresa, con un tal Carlos Alberto Vidaña a la cabeza, estaba en riesgo de padecer la misma crisis de Aras en aproximadamente un par de meses.

Vitas ha seguido desarrollando normalmente sus actividades de promoción y reclutamiento de inversionistas bajo el mismo método de Aras, con ofrecimientos de hasta 10 por ciento de interés mensual.

Ninguna autoridad hacendaria, o de inteligencia financiera, o de la comisión nacional bancaria y de valores ha intervenido, a pesar de las advertencias que también ha lanzado sobre ese caso en particular, el presidente del Centro Bancario de Chihuahua, Héctor Sada.

Las irregularidades en la operación de Vitas, concentrada en Juárez, Chihuahua y Parral, las detalló en su momento García Cantú, también son del conocimiento preciso de la diputada por Morena, María Antonieta Pérez, recopiladora de las denuncias contra Aras, pero ahora tanto García como la propia legisladora guinda, han callado.

Algo raro sin duda ha ocurrido. García Cantú se quedó en completo silencio; más aún, o inactivó el número telefónico mediante el cual antes informaba paso a paso los movimientos de Vitas o de plano canceló ese número.

Es mucho el dinero de por medio, decenas, cientos de millones de pesos, e imaginamos que del mismo tamaño es la presión para impedir intervenciones de cualquier tipo, en particular las intervenciones políticas.

Si los pronósticos del propio diputado panista se cumplen, por ahí en febrero o marzo próximo, empezará a reventar la pirámide de Vitas.

***

Además de la diputada Yesenia Reyes Calzadías, que enfrenta una denuncia por despojo a causa de su paso como alcaldesa, otro diputado panista, Luis Aguilar, se atiene a su fuero para que se diluyan las transas que toleró como secretario de Desarrollo Social durante el corralato.

Aguilar Lozoya, legislador por Camargo, fue integrante del gabinete de Javier Corral entre febrero de 2020 y marzo de 2021, con licencia del Congreso; luego dejó el cargo estatal para buscar la reelección, que ganó sin problemas dada la animadversión a Morena en la zona sur del estado.

Pues bien, en su paso como secretario operó el “Programa de Apoyo Alimentario Emergente” que se puso en marcha por la pandemia, el mismo cuya opacidad siempre fue cuestionada.

Ahora que el auditor superior del Estado, Héctor Acosta Félix, entregó los reportes de las revisiones al Congreso del Estado a mediados de diciembre, quedaron en evidencia algunos, no todos, los malos manejos de los que siempre se hablaron de tan mencionado plan.

En Juárez, por ejemplo, hubo apoyos duplicados a dos beneficiarios, que recibieron su apoyo Covid durante junio y luego durante julio, cuando se supone que debería ser un pago único para enfrentar la contingencia.

También aparece la compra de gel antibacterial y kits de limpieza por unos 10 millones de pesos, sin cerciorarse que el proveedor tuviera la necesaria certificación de la autoridad sanitaria federal que se necesita para este tipo de casos.

Por si fuera poco, también en la frontera se ejercieron sin comprobación alguna alrededor de 250 mil pesos del “Programa Unidos con Valor por Juárez”, que se destinó con un claro sesgo político a varias organizaciones civiles.

De todos los hallazgos únicamente alcanzó para dos recomendaciones y un par de promociones de responsabilidad administrativa. Fueron muy flexibles y generosos los auditores, hasta eso, porque denuncias de corrupción sobraron dentro de esa gestión de Desarrollo Social.

Por el fuero del diputado seguramente esos casos nomás le habrán de ocasionar algunos momentos bochornosos junto a sus compañeros de la Comisión de Fiscalización. No pasará de eso.

***

Los líderes magisteriales del subsistema estatal y el federal, Ever Avitia y Rosa María Hernández, evalúan con detenimiento qué hacer ante la molestia que ha ocasionado el hecho de que los maestros no sean contemplados como prioritarios en las dosis de refuerzo de las vacunas Covid.

Con la fecha tentativa de regreso a clases el 10 de enero, ni los profesores estatales ni los federales han sido convocados a la vacunación de refuerzo, que comenzó con adultos mayores en algunas partes del estado, a la par de las primeras dosis para adolescentes.

Si ya había molestia en el gremio magisterial porque les aplicaron vacunas que no permiten el ingreso a Estados Unidos, la falta del también llamado “booster” ha hecho crecer el malestar.

Es como si quisieran exponer a los profesores a la población sin vacunar -niños y jóvenes- que es a la que deben atender en los salones de clases.

Por eso es que Avitia y Hernández han buscado acercamientos con las instancias educativas federales y estatales, pero sobre todo con las de salud, para que se defina con rapidez un plan de vacunación que los proteja, si se quieren retomar las clases presenciales entrando el año.

Hasta ahora no les han dado respuesta a los sindicatos, lo que desde luego indigna a los maestros porque siempre los quieren dejar al último, siendo que su labor es prioritaria para impedir mayores afectaciones a las que ya han sufrido los alumnos por la pandemia.

***

Ayer fue observado un fuerte movimiento militar en el aeropuerto de esta ciudad.

Se trató del regreso a Juárez de un centenar de elementos presumiblemente de la Guardia Nacional.

Ha sido muy polémico el retiro de más de mil soldados antes de Navidad justo cuando arreció otra etapa violenta en Juárez que ha acumulado más de 120 homicidios solo en diciembre.

No es perceptible la ayuda que esa nueva corporación militar haya tenido para disminuir los índices de inseguridad, los resultados están a la vista de todo mundo, pero su llegada fue antecedida de construcción e inauguración de cuarteles por parte del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

La falta de información oficial sobre los movimientos de esas tropas solo mueve a más dudas sobre su eficacia y a cuestionar el gasto enorme ejercido para su mantenimiento. Ahora los cuarteles permanecen prácticamente vacíos.

Una corporación como la Guardia Nacional no puede estar sujeta a tanto secretismo y a tanta opacidad si su objetivo es auxiliar a las corporaciones policiacas civiles en su lucha contra la inseguridad... pero es lo que siguen haciendo, ocultarla. Y sin resultados.

close
search