PUBLICIDAD

Opinión

Indolencia e indiferencia juarense

Hemos tergiversado por completo el significado de respeto a los derechos humanos y se han dejado de limitar los mismos

Óscar David Hidalgo Ávalos
Analista

martes, 10 mayo 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

Grandes son los problemas que aquejan a Juárez, entre los que destacan la falta de mantenimiento a nuestras calles, la suciedad de las mismas, el terrible tráfico que se vive en las horas pico, la gran cantidad de migrantes que llegan a la frontera, la falta de salarios dignos, entre muchos otros, y lo común es escuchar la tan trillada frase: “esto es culpa del gobierno”.

La pregunta es, realmente la problemática juarense, se debe al actuar, bueno o malo, de nuestros gobernantes, quienes lamentablemente a lo largo de la historia han demostrado que sus intereses son contrarios al interés público, pues solo buscan mantenerse en el poder, utilizar la alcaldía como trampolín para diversos cargos públicos, ver por el bienestar de determinado partido político; o bien, somos nosotros, los ciudadanos, quienes nos hemos vuelto indiferentes, apáticos e indolentes, y optamos por quejarnos de las malas administraciones, sin realizar la parte que nos corresponde.

PUBLICIDAD

Que gran disyuntiva buscar dar respuesta a tal interrogante, pero es válido el análisis para alcanzar el objetivo que pretendo, mismo que radica en despertar, en la conciencia del lector, la necesidad de que como ciudadanos, salgamos de la nuestra zona de confort y enfrentemos cada uno de los problemas que aquejan a nuestra localidad.

Los defensores de los derechos humanos, podrán decir que el hombre ha evolucionado y es con base en esa evolución que muchos valores se han perdido, hoy observamos a nuestros niños faltando el respeto a sus mayores, pero que tiene, es parte del desarrollo de su personalidad; nuestros jóvenes, no estudian ni trabajan y para que llamarles la atención, pues de hacerlo se atenta a su dignidad humana. 

Hemos tergiversado por completo el significado de respeto a los derechos humanos y se han dejado de limitar los mismos, olvidándonos de aquella frase que Benito Juárez dejara grabada en nuestra historia “entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”, atendiendo a lo anterior, me atrevo a preguntar, ¿qué haces por tu comunidad? ¿Acaso eres de los que solo te escondes detrás de las redes sociales para criticar, sancionar y señalar el actuar de nuestra autoridad?

Insistiendo en la idea de la evolución, hoy por hoy, tenemos diferentes leyes que nos permiten formar parte de una cultura de gobernanza en la cual, los ciudadanos, podemos formar parte de las decisiones importantes que afectan a nuestra ciudad, la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Chihuahua, contempla todos los mecanismos que permiten acercarnos al gobierno y presionar de manera efectiva para que los actos, que son de interés público, realmente puedan cubrir ese concepto.

En Juárez, existen muchas organizaciones de la sociedad civil que así intentan hacerlo, por ejemplo: Plan Estratégico de Juárez, organización que se ha dedicado a señalar y denunciar una gran cantidad de actos en los que considera puede existir corrupción; Ficosec que, con sus programas de intervención, se ha metido hasta la cocina de las instituciones de seguridad pública, entre muchas otras.

Es momento de que pongamos manos a la obra y desde nuestra trinchera hagamos lo propio para sacar adelante a Ciudad Juárez, debemos empezar con algo sencillo como lo es respetar los límites de velocidad, limpiar el frente de nuestra vivienda, participar activamente en la vida política de nuestra localidad, buscando con esto último, que los que conforman los partidos políticos dejen de ser los mismos, recuerda al gobierno le conviene mantener a la sociedad acallada, ya lo refería Maquiavelo en su libro el Príncipe “Cada uno ve lo que parece, pero pocos palpan lo que eres”, y en cuestión política, seguiremos viendo lo que quieran mostrarnos, así que te invito a despertar y a luchar por la ciudad que tanto merecemos, reflexiona y manos a la obra, como dice el punto VIII del ideario del PDMU “No son las bellas frases las que logran salvar a la patria, son los grandes ideales y las grandes y permanentes obras que se construyen, prefiere ser buen obrero a elegante versificador”, necesitamos manos que quieran luchar por Juárez.

No quiero dejar pasar desapercibida la fecha y aprovecho para desear a Usted que ha tenido la dicha de ser madre, un muy feliz día.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search