Opinión

OPINIÓN

‘Hay te dejo a cargo’, alcanzó a decir el 01

El jefe de la llamada Policía Ministerial en el estado fue antes mando de la Policía Federal. Llegó a Chihuahua en el 2016 junto con Óscar Aparicio a operar la CES

LA COLUMNA
de El Diario

miércoles, 01 septiembre 2021 | 06:00

-‘Hay te dejo a cargo’, alcanzó a decir el 01

-Le dan pellizco al nuevo equipo en Palacio

-Lloriquean los generales de Comunicación

-Morenos empoderados con Cruz

“Hay te dejo a cargo”, le alcanzó apenas a decir el 01 de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), Álvaro Cuauhtémoc Serrano, a uno de sus subordinados, Alberto García Ocaña.

Desde las oficinas centrales de la Fiscalía General de la República (FGR) en CDMX llegó a la ciudad de Chihuahua la “voladora” representada en orden de aprehensión por hechos ocurridos en 2015, en Tanhuato, Michoacán.

Se trata de una supuesta ejecución extrajudicial de 43 miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación llevada a cabo por casi medio centenar de federales, entre ellos Serrano.

El jefe de la llamada Policía Ministerial en el estado fue antes mando de la Policía Federal. Llegó a Chihuahua en el 2016 junto con Óscar Aparicio a operar la Comisión Estatal de Seguridad (CES).

Ni el patrón en desgracia, Javier Corral; ni su superior inmediato, el fiscal general, César Peniche, quisieron confirmar la huida del 01 o X17 de X57, pero más que gustoso lo hizo su acérrimo enemigo el secretario de Seguridad Pública del Estado, Emilio García Ruiz.

La Dirección de la AEI quedó acéfala. El encargo que hizo Serrano a García Ocaña fue de mera broma; pero sí quedó pendiente una ceremonia santera que haría con Ocaña y el padrino mayor de esa religión en la Policía Estatal, Manuel Castilla.

***

Una segunda sorpresa estremeció al mundo político del estado. La Sala Superior del Tribunal Federal electoral en Guadalajara le dio para atrás a las diputaciones plurinominales decretadas en la víspera por el Tribunal Estatal Electoral.

Quitaron a las que beneficiaban al equipo de la gobernadora electa, Maru Campos, y las dieron a los grupos de Alfredo “El Caballo” Lozoya en el caso del Movimiento Ciudadano; y al de Juan Carlos Loera, en el caso de Morena.

Hoy es la toma de la nueva legislatura, así que es remoto un posible nuevo cambio desde el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Y el tercer trancazo mediático inesperado fue dado por el equipo de la gobernadora electa, Maru Campos. Confirmaron prácticamente cada dato de los manejados por El Diario a través de los últimos años sobre la crisis financiera que sufre el estado.

Javier Corral adjudicó siempre a chismes y malas intenciones los números presentados aquí pero ayer quedaron corroborados, y con copete: son casi 65 mil millones de pesos de deuda, de los cuales más de 10 mil son a proveedores.

Creímos que los datos serían estallados luego de tomar protesta el ocho de septiembre pero los reventaron ayer seguramente para que quede constancia del antes y el ahora.

Es técnica la quiebra.

***

Más de media hora tarde fue la descortesía que se aventaron Javier Corral y su comitiva el lunes con el doctor, Carlos Ponce Torres, representante del alcalde, Armando Cabada, en varios eventos.

Tenemos una foto -en versión digital de La Columna- del buen doc matando el tiempo con su celular ocupando una silla de la hilera de sillas vacías en un presídium. Así estuvo en los dos o tres del último o últimos actos llevados a cabo por Corral en Juárez.

Aunque el gobernador no fue tampoco conocido precisamente por su puntualidad, hasta una hora tarde en el grueso de sus eventos, esta ocasión se notó la saña contra el doc, y más que contra Ponce, contra la figura del propio alcalde Cabada.

Todo indica que Armando declinó su asistencia diplomáticamente porque de buena fuente su equipo supo que la semana pasada hubo órdenes de Corral o de alguien muy cercano a él para que ningún funcionario estatal asistiera a las inauguraciones de la Academia de Policía y la Estación de Policía Riveras, dos platillos fuertes de Cabada como despedida.

Es sabido que la relación entre el alcalde y el gobernador nunca fue durante los cinco años siquiera cercana a buena, menos óptima; algo de conveniencia entre ambos pero hasta ahí.

Corral impuso al Municipio y a sus habitantes la ruta troncal 2 y ahí están las consecuencias: un tiradero fenomenal solo comparado al que heredó José Reyes Ferriz irónicamente en tema semejante: la troncal 1.

La comunicación, los acuerdos y hasta las negociaciones eran indispensable del gobernador hacia el municipio. Empezó mal y terminó mal, incluyendo en las formas el mísero desquite de llegar tarde solo para hacer esperar a la autoridad municipal, en este caso al buen doc Ponce Torres que por fortuna no se aburrió porque le sabe muy bien al IPhone.

***

Unos 17 generales que manejan una tropa de alrededor de 60 personas, entre trabajadores y aviadores, tenían un lloriqueo generalizado ayer en la Coordinación de Comunicación Social que dirige Manuel del Castillo, mejor conocido como “Igor”.

La razón es que les pidieron su renuncia y reportarse a trabajar únicamente hasta el viernes, para que a partir de la siguiente administración estatal lleguen nuevos titulares al área y le hagan como puedan para cumplir su función.

El exceso de mandos en la dependencia tenía prometido que se iría con liquidación de por medio. De hecho a todos se les había dado la instrucción de no renunciar incluso al comienzo del siguiente gobierno, nomás por molestar.

Pero esta semana cambió la instrucción. Les cayó como bomba, por lo que no faltaron quienes trataron de acercarse al coordinador de la recepción en el ramo, César Navarrete, para ofrecer sus servicios como profesionales de la comunicación a la nueva administración de Maru Campos.

Obviamente el siguiente gobierno trae cuadros más que suficientes y sobrados para relevar a “Igorcito” y a todos sus generales, que son demasiados y muchos ni funciones definidas tienen.

Así que ninguno de los renunciados fue recibido por la comisión que se encarga de la recepción de las oficinas, pues en cuanto la gobernadora electa, Maru Campos anuncie su gabinete, en cuestión de horas habrán de llenarse todos los cargos hacia abajo.

Además no hay quien se salve del sello corralista y, aparte de la obesa estructura de Comunicación Social, tampoco hay muchos resultados destacables que se puedan presumir o usar como cartas de presentación favorables a los salientes.

Así, a todos los generales no les queda de otra qué terminar de redactar y firmar sus cartas de renuncia con fecha de término del tres de septiembre. Es la única tarea que les aguarda por estos días que quedan de la semana.

***

Un par de empoderados morenos en el gobierno de Cruz Pérez Cuéllar serán el regidor Antonio Domínguez y su hermano Andrés, apenas nombrado como director de Atención Ciudadana para la zona suroriente de la ciudad.

Los Domínguez son fundadores del partido en la frontera, ambos con reconocido liderazgo y formación en la izquierda tradicional, a pesar de que son jóvenes.

Además, Andrés es secretario de Organización de Morena, un cargo de alto nivel de la dirigencia estatal que obligadamente habrá de dejar al darse el relevo en el partido y entrar de lleno a la administración pública.

El regidor electo y el próximo funcionario son dos ejemplos que en el equipo de Pérez Cuéllar sirven para ilustrar que el morenismo tendrá cabida en la administración. Que será un gobierno de Morena, pues, más allá de las simples siglas.

También esos casos sirven para dar respuesta a ciertas críticas que han surgido en los círculos políticos juarenses, de que hay de todo en la administración de Cruz, menos morenistas, al menos en los 16 cargos revelados hasta la fecha.

Los hermanos Domínguez no serán los únicos que tengan cabida en la gestión que está conformando el electo, quien en unos días deberá tener completo su gabinete e incluso los niveles dos y tres del gobierno que inicia en unos días.

close
search