Opinión

Hace ‘burras’ a las patrullas el gas natural

Reportes policiacos internos dan cuenta de patrullas “burras” a la hora de persecuciones o de plano descompuestas en razón específica del cambio de combustible

LA COLUMNA
de El Diario

lunes, 04 octubre 2021 | 06:00

• Hace “burras” a las patrullas el gas natural

• Carga hasta con abusos contra niños migrantes

• A la basura el entreguismo a Hacienda

• Se lanzan flores Maru y Marko

Buen golpe podrán llevarse en los próximos días, máximo semanas, los proveedores de gas natural para las patrullas y otros vehículos de la Presidencia municipal.

No resultó como se esperaba la reconversión de gasolina a gas. Hubo ahorro por el precio del combustible pero los motores no funcionan como deben hacerlo.

Reportes policiacos internos dan cuenta de patrullas “burras” a la hora de persecuciones o de plano descompuestas en razón específica del cambio de combustible. La naturaleza en la concepción de los ingenieros fabricantes de los motores es la gasolina.

Las autoridades municipales dieron cuenta el fin de semana sobre problemas mecánicos serios entre la mitad de las casi 450 patrullas que forman parte de la flotilla perteneciente a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

Desde luego no necesariamente hay una relación entre las descomposturas y el gas.

Tiene que ver la situación de los desperfectos recurrentes más con la falta de mantenimiento por parte de las arrendadoras (otro problema incluso más grave), aunque en términos generales han concluido los técnicos que no ha resultado positivo el experimento de la reconversión a gas por las razones descritas y muchas otras.

***

La salida del general Pedro Alcalá como delegado del Instituto Nacional de Migración (INM) no parece ser una buena señal de cambio en la política migratoria hasta ahora marcada por la línea dura impuesta por Estados Unidos al régimen de Andrés Manuel López Obrador.

El general llegó al relevo del profe universitario Héctor Padilla Delgado, en octubre de 2019, unos meses después de que Tonatiuh Guillén fuera relevado por Francisco Garduño al frente del INM en México. Padilla era “chavo” de Juan Carlos Loera.

Esos cambios a partir de la crisis migratoria de entonces significaron también la llegada de un nuevo abordaje al fenómeno: se fueron los perfiles derechohumanistas para darle paso a los militares duros que prácticamente nada saben de asuntos civiles.

Guillén López venía de la academia (El Colegio de la Frontera Norte) y Garduño llegó de las cárceles federales. Eso lo dice todo, independientemente de que se pudiera considerar buena o mala la gestión de quienes estaban antes a nivel nacional y local al frente del organismo.

Es obvio que la salida de Alcalá López y la llegada del contraalmirante Salvador González Guerrero se dio por el reciente escándalo de los 340 migrantes hacinados en un inmueble de la capital, hecho que involucra tráfico de personas y complicidades de las autoridades. Todo sin aclarar hasta ahora.

Sin embargo, el perfil del que llega, también con formación militar en la Marina y con trayectoria en puestos similares dentro del INM, está lejos de representar un cambio de fondo en el manejo del problema migratorio, que ha rebasado por mucho a todos los niveles de gobierno.

Se va Alcalá López. Pese a eso, no hay resultados de investigaciones en su contra, como vender visas de residencia a extranjeros con alto poder adquisitivo y desatender por completo la vertiente humanista que debe tener el instituto.

Se va el general, incluso, con sospechas de violaciones graves a los derechos humanos, como los abusos a niños, niñas y adolescentes que eran mantenidos presos, pese a que la ley impide retenerlos en las estaciones migratorias de la entidad, que no pasan de ser cuartuchos u oficinas con barrotes.

Se va también con la carga de haber nadado de muertito mientras le engordaban la cartera quienes conforman la vieja estructura del INM, que nada ha cambiado con la llegada de la 4T. Imposible, pues, interpretar el cambio de jefe como cambio de verdad.

***

El grupo plural de senadores al que se sumó el panista chihuahuense Gustavo Madero, no es otra cosa más que politiquería de bajo costo. No hace nada más allá que debilitar la oposición al presentarse, contradictoriamente, como supuesta fuerza opositora viable.

Se espera que hoy la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, a cargo del morenista Ricardo Monreal Ávila, defina si reconoce o no al grupo que se proclama como “los cinco fantásticos” (¡¡!!). La anuencia develará seguramente mucho de los intereses que esconden los legisladores.

Fuera de eso, la presentación oficial del grupo –que conforman, además de Madero, Nancy de la Sierra, Alejandra León, Emilio Álvarez Icaza y Germán Martínez Cázares– hizo gala de demagogia y sinrazones en la argumentación con la que justifican su origen.

Fuera de lo irregular y disruptivo que resulta el alegato de la libre asociación para conformar una nueva bancada, de entrada lo sustancial parte de algo tan erróneo como erigirse los senadores en representantes populares.

Diferencia básica entre senadores (tres por cada estado) y diputados federales (uno por cada 300 mil habitantes, aproximadamente) es que los primeros representan a los territorios de la unión y los segundos a los habitantes.

La Constitución les da facultades claras a cada una de las cámaras que conforman el Congreso, pero fuera incluso de lo burocrático del proceso legislativo, los senadores no son la voz de nadie más que de ellos mismos. Son sus intereses políticos grupales los que los mueven.

Esa alianza de dos expresidentes del PAN, Martínez Cázares y Madero Muñoz, más los otros incautos que entran a un grupo que también podría definirse como los amigos de Javier Corral, difícilmente serán oposición a la 4T.

Al contrario, apuntan a convertirse en aliados coyunturales que se venderán para formar mayorías, lo que finalmente puede resultar beneficioso para la administración federal.

Serían más debilitadores de Acción Nacional que de la mayoría morenista y con ello, aparte de prebendas y concesiones en el Senado de la República, sellarían otro tipo de pacto que nada, nada tendría de oposición.

Si hoy pasa el nuevo grupo que a nadie habrá de representar más que a un interés específico, se validará por completo la sospecha de que hay más acuerdos que otra cosa con Palacio Nacional.

***

Mandar a la basura una iniciativa de todo el grupo panista en el Congreso del Estado, de ese tamaño es uno de los primeros retos que tiene el priista Omar Bazán como presidente de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales.

La propuesta que avaló Mario Vázquez a nombre de toda la bancada azul, a la que se adhirió la corralista Yesenia Reyes Calzadías, pide modificar la Ley Orgánica del Legislativo y su reglamento interior, a fin de convertir al secretario de Hacienda en asesor de los diputados.

El cambio obligaría a que todas las comisiones pidieran opinión (o permiso) al jefe de las finanzas del Ejecutivo, cuando las propuestas involucraran asignación de recursos públicos a programas o proyectos.

Es decir, que cualquier petición de los diputados que se refiriera a los fondos estatales, tendría que pasar por el tamiz del secretario. Eso, de entrada, ha sido interpretado como una violación al principio de la separación de poderes.

En términos llanos es un entreguismo inusitado a Hacienda por parte de los diputados del PAN. Se entiende al ser parte de un mismo proyecto, pero tampoco hay necesidad de reformar leyes para ponerse de tapete.

No es difícil encontrar los argumentos jurídicos para un dictamen negativo de la propuesta, pues hasta contraviene disposiciones constitucionales. Pero el manejo político es el gran reto de Bazán Flores, principal promotor de la alianza del PRIAN.

***

El fin de semana se selló la alianza del proyecto nacional en el que la gobernadora Maru Campos es parte de los protagonistas, junto con Marko Cortés, reelecto como líder del PAN.

Fue Campos Galván la oradora a favor de la ratificación del dirigente, durante la sesión extraordinaria del Consejo Nacional del PAN realizada en el salón Gómez Morín. Ahí, la chihuahuense mostró por qué fue elegida para hablar a su favor.

Le reconoció el liderazgo ejercido para guiar al partido y la apasionada defensa que en su momento hizo ante los embates de Javier Corral, reducido a nivel de esquirol del panismo.

“No saben cómo agradezco en el alma y lo que sentí, Maru, con tus palabras, porque fue difícil; fue difícil que te digan ‘no sabes lo que estás haciendo y contra quién te estás enfrentando’. Y eso no está bien en el PAN”, respondió Cortés al agradecimiento de la gobernadora.

“Y lo único que estaba haciendo Maru, era hacer lo correcto. Y yo te felicito porque fuiste una mujer valiente, nunca te doblaste, nunca te venciste y hoy eres nuestra gobernadora. Mi querida Maru, agradezco profundamente tus palabras”, dijo emocionado.

Fuera de los mensajes, uno de los operadores de Maru, Mario Vázquez, quedó instalado en la directiva del Comité Ejecutivo Nacional, mientras un hombre de Cortés, Luis Serrato, coordina al gabinete de Campos Galván.

La alianza no es de dientes para afuera y tampoco de corto plazo.

close
search