PUBLICIDAD

Opinión

OPINIÓN

Grilla mala leche a partir de bronca familiar

Fueron mezcladas vísceras y odio político con asuntos de carácter estrictamente personal. ¿Los Limón?. ¿Los Jimenotas?. ¿Los hijos del corralato?. Cualquiera pudo ser el autor o los autores

LA COLUMNA
de El Diario

sábado, 14 mayo 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

• Grilla mala leche a partir de bronca familiar

• Marco Bonilla hace punto en Juárez

PUBLICIDAD

• Trae Hacienda más de mil millones extra

• Pone el ojo IP a renta de casi 500 patrullas

De mala leche para arriba los mensajes aparecidos ayer en las instalaciones del PAN municipal contra el presidente de ese partido y coordinador de los regidores azules en el Cabildo, Joob Quintín Flores.

Fueron mezcladas vísceras y odio político con asuntos de carácter estrictamente personal. ¿Los Limón?. ¿Los Jimenotas?. ¿Los hijos del corralato?. Cualquiera pudo ser el autor o los autores.

El dirigente partidista arrastra en su vida personal un conflicto de carácter familiar que ha llegado a los juzgados. Estuvo en agenda para ayer una audiencia relacionada con el tema.

Debe el asunto ir caminando por esa vía hasta que el o los jueces resuelvan la culpabilidad o la inocencia. El cronograma hacia el dictamen está sólo en poder de los juzgadores, de primera o última instancia, no hay de otra.

En realidad no creemos que sea esa la preocupación de quienes hicieron las pintas. Lo que buscan es retirarlo al menos de la presidencia del Comité Municipal para hacerse ellos de ese espacio.

Si pudieran, también exigirían quitarle la regiduría pero por lo pronto no tendrán éxito, no mientras no sea resuelto el asunto judicial; pende de un hilo aunque sin avance legal en su contra logrará conservar silla y sueldo en el Ayuntamiento.

Joob debió dejar hace tiempo la presidencia del PAN, quizá desde que fue nombrado coordinador de regidores panistas. Se emperró en chiflar y tragar pinole y ahí están las consecuencias.

Se convirtieron en sus enemigos hasta a quienes daba de comer y beber en su propia casa, los “Jimenotas”, Lozoyas, Baquier-Stich. Nada nuevo bajo el sol en las prácticas políticas. Maquiavelo vive. En versiones microscópicas pero ahí anda diseminado.

Ellos, o los responsables de atacar en pintas a Joob, quisieron propinarle chipote con sangre. Armaron el operativo para ayer, con la presencia en Juárez de una gran cantidad de funcionarios estatales de visita para inaugurar la Universiada Nacional y otros eventos de relevancia.

Incluso estuvo el alcalde de Chihuahua, Marco Bonilla, quien aprovechó la gira para sostener encerrona con sus correligionarios de esta frontera. Después de Maru la gobernadora, es la figura panista estatal más empoderada.

Veremos hasta dónde llega la penosa historia familiar azul municipal.

•••

“Qué bueno que ya se dio la vuelta por acá” le dijeron justamente al alcalde Marco Bonilla algunos asistentes al informe de la Fundación del Empresariado Chihuahuense (Fechac) llevado a cabo ayer aquí con gran despliegue mediático.

El edil de la ciudad de Chihuahua fue uno de los invitados especiales al evento. Provocó muchas reacciones no únicamente por llegar al evento sino porque después de Maru es el panista en el estado con mayor crecimiento político en los últimos años. Ha caminado de la mano de ella. Fue uno de sus funcionarios en aquel municipio con Campos como alcaldesa.

No lo dijo, pero Marco piensa en la reelección en el 2024 igual que su homólogo de Morena en Juárez, Cruz Pérez Cuéllar, e idéntico que éste también buscará la gubernatura.

Esa es la trascendencia de esa invitación y de esa asistencia al evento de Fechac, lleno de empresarios, de líderes sociales, de periodistas y hasta un que otro colado. Excelente aparador para proyectos electorales de corte estatal.

Eso no fue todo, Bonilla también sostuvo aparte una reunión privada con empresarios de esta frontera: Jesús Sandoval Armenta, Rogelio Ramos, Gerardo Sánchez, Alfonso Rodríguez, Marcelo Vázquez, Oscar González, René Comarlinga, Jorge Bermúdez, Luis Carlos García y Federico Talavera.

No lo dudemos que también se haya reunido en privado con algunas figuras de su propio partido.

•••

Al cierre de abril de este año, la Secretaría de Hacienda del Estado recibió de participaciones federales un 13.9 por ciento más que lo recibido en el mismo período de 2021, según el reporte oficial de las finanzas públicas.

Incluso así lo ha reconocido y festejado el jefe financiero estatal, José de Jesús Granillo Vázquez, quien también ha sido parte en la creación de mejores y más bondadosas condiciones presupuestales de la entidad.

En números fríos, en los primeros cuatro meses del año Chihuahua recibió transferencias por 12 mil 533 millones de pesos, o sea mil 404 millones de pesos más que lo aportado en 2021. Esto es 12.6 por ciento más que lo proyectado en la Ley de Ingresos.

El incremento obedece, seguramente, a una mayor recaudación fiscal, sobre todo del Impuesto Sobre la Renta (ISR), que a su vez es reflejo del crecimiento económico, que ha sido algo incipiente pero relevante luego del período más crítico de la pandemia.

El aumento en las ministraciones federales que se entregan al estado representan una buena noticia porque rebasan el índice inflacionario en momentos que todos los costos andan por las nubes.

El extra sobre la proyección de ingresos da liquidez y margen de maniobra a una administración que comenzó quebrada, producto del irresponsable manejo financiero que distinguió al gobierno de Javier Corral.

Así que, sin duda, es buena la nueva tendencia del gasto estatal, sobre todo por las condiciones económicas adversas en lo general. La suma de aportaciones federales con la recaudación propia deberá fortalecer presupuestalmente a la entidad.

El reporte financiero estatal desde luego no pasa desapercibido por los tesoreros de los gobiernos municipales, quienes esperan que Granillo Vázquez refleje esa etapa de bonanza hacia abajo.

•••

Los ojos de la iniciativa privada de Chihuahua y Juárez fueron puestos en el Comité Central de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Ejecutivo, presidido de forma provisional por Javier Villegas Romero.

A través del órgano que es manejado desde la Secretaría de Hacienda fue lanzada la convocatoria para adquirir 468 unidades nuevas destinadas a la Secretaría de Seguridad Pública (patrullas pickup sencillas, todoterreno, sedán y hasta un camión) con el fin de renovar su parque vehicular.

No será adquisición directa sino el recurrido modelo de arrendamiento financiero, que tiene sus ventajas cuando se trata de administrar bienes de rápida depreciación como los vehículos.

La licitación habrá de definirse el 25 de mayo, con la rapidez que amerita el delicado renglón de la seguridad, aunque eso no deja de generar suspicacias por el monto millonario que representa.

De ahí que el empresariado estatal tenga la vista encima del procedimiento y, sobre todo, busque cómo sacarle provecho a una partida pública que en anteriores administraciones ha quedado fuera del estado.

Esos contratos de arrendamiento han terminado en empresas no chihuahuenses ni juarenses con el pretexto de que las mejores propuestas vienen del centro del país.

En esta ocasión, la IP tal vez logre demostrar que también puede proveer el servicio a nivel local y que la derrama económica –que no sólo genera ganancias a los empresarios, sino empleos directos e indirectos propios de la proveeduría– no se vaya de la entidad.

Dirá mucho el proceso de licitación tanto de la administración estatal como de quienes le apuesten a quedarse con el contrato. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search