Opinión

Gobiernos tóxicos

Ente los dimes y diretes en los que juega el gobierno tóxico, la población se hace la misma pregunta desde hace mucho tiempo; 'entonces, ¿ya van a regresar las clases presenciales?'

Erasto L. López
Académico

viernes, 23 julio 2021 | 06:00

El mes de julio está cerca de concluir y con ello el rumor de que en agosto los estudiantes de todos los niveles académicos regresarán a las aulas es más fuerte que nunca. Sin embargo, la población vive una incertidumbre con respecto a la llamada tercera ola de Covid-19 generada por la variante Delta.

En semanas pasadas el director médico de la Zona Norte mencionó que no había casos evidentes que en nuestra ciudad esté presente la variante Delta. Pese a ello, Lorenzo Soberanes, secretario del Colegio de Médicos en Ciudad Juárez, contradijo al director médico al decir que, si bien la variante Delta no se ha detectado en esta frontera, no se debe a que no exista, sino que el gobierno no ha invertido el dinero suficiente para hacer los estudios necesarios para comprobar la presencia de la variante en nuestra ciudad. Soberanes sugirió que la variante Delta y otras se harán presente en la comunidad, pues el flujo de personas no se ha detenido, incluso se ha incrementado por el período vacacional. 

Hasta el lunes 19 de julio, la Secretaría de Salud del Estado confirmó cinco casos de Covid-19 en 24 horas. Esta información que emitió el gobierno de Chihuahua pareciera responder a los intereses del Gobierno federal, quien, pese al incremento de casos en el resto del país, ha mencionado que “las clases presenciales se reanudarán sí o sí”. No obstante, el gobernador Corral, durante las campañas electorales, ya había afirmado que los alumnos chihuahuenses solo regresarían a las aulas cuando el semáforo epidemiológico estuviera en color verde. 

Ente los dimes y diretes en los que juega el gobierno tóxico, la población se hace la misma pregunta desde hace mucho tiempo; “entonces, ¿ya van a regresar las clases presenciales?”. Creo que puedo hablar por muchos de los juarenses y chihuahuenses; no es que no queramos que los estudiantes regresen a las aulas, lo que en verdad molesta es la información a medias y la evidente falta de planeación para ello. Esta pandemia no se elimina por decreto, sino por acciones públicas y políticas bien encaminadas. Decir que los estudiantes regresarán a clases “sí o sí”, maquillar cifras de infectados, mencionar que ya se está ideando un plan, no es información suficiente, y deja en claro que, tanto la autoridad federal como la estatal no tienen ni idea de como implementar su tan famosa “nueva realidad”. 

Ante la incertidumbre, no cabe duda de que somos nosotros los ciudadanos los que nos veremos más afectados, ya que nos hemos convertido en víctimas de estos gobiernos tóxicos. 

close
search