Opinión

Felicidades a los que votaron. Muchas gracias

Ayer domingo fui uno de los millones de ciudadanos que acudimos a votar

Manuel Narváez
Analista

lunes, 07 junio 2021 | 06:00

Ayer domingo fui uno de los millones de ciudadanos que acudimos a votar.

Satisfecho con haber ejercido mi derecho a votar, soy partícipe de la construcción permanente de una mejor sociedad, al elegir a nuestros gobernantes.

Una vez que se hayan contabilizado y validado todos los votos, y agotado las impugnaciones, a los ganadores debemos exigirles el cumplimiento de lo que mandata la Constitución federal y la local. 

A los perdedores pedirles que sean congruentes con lo expresado en campaña y se sumen objetivamente a la conformación de una sociedad ideal y para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, a lo que durante su proselitismo se comprometieron. Desde cualquier trinchera.

Quienes encabecen los proyectos ganadores tienen la grave responsabilidad de cumplir sus compromisos, pues les asiste el respaldo de la mayoría, por lo tanto, su victoria el legal y legítima. Pero no escamoteen aquellas propuestas viables de los vencidos.

En lo personal, a quienes me hacen el favor de leer mis colaboraciones de El Diario de Juárez y El Diario de Chihuahua, así como a los que me siguen a través de alcontacto.com.mx y el Chacoteo con Narváez, mantengo el compromiso de espacios abiertos para que se exprese de manera libre toda aquella persona que así lo desee.

Los que votamos ya cumplimos. 

Toca el turno a las autoridades electorales contar bien los votos, resolver las impugnaciones conforme a Derecho y emitir las constancias de mayoría. Que su actuar no deje lugar a dudas del proceso electoral, por respeto a los que participaron como funcionarios y auxiliares de casilla, a los que tuvimos el civismo de ir a votar.

A los actores políticos y a sus respectivos partidos, se les convoca a respetar los resultados, a no ofender la inteligencia de los electores con estridencias que alimenten cualquier conflicto electoral, por el simple hecho de no haber conseguido en las urnas lo que buscaban, ni a afectar a la población con movilizaciones de chantaje.

Sean cuales fueren los resultados, nadie tiene el derecho a manchar el proceso electoral, ni el mismísimo presidente.

Es nuestra obligación defender nuestra participación en el perfeccionamiento de la democracia. 

La libertad es una conquista diaria.

Es cuanto.