Opinión
OPINIÓN

Estatales prófugos buscan la Municipal

Se trata de más de una decena de elementos que estuvieron asignados a esta frontera en tiempos del desaparecido excomisionado estatal de Seguridad, Óscar Alberto Aparicio

LA COLUMNA
de El Diario

miércoles, 24 junio 2020 | 06:00

-Estatales prófugos buscan la Municipal

-Pretenden voto corporativo en plan B

-Madero, ‘indignación hacia los partidos’

-Arrecia Peniche plan por la alcaldía

Aunque no hay convocatorias abiertas en la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, agentes o exagentes de la Policía Estatal andan en busca de trabajo en la corporación juarense que dirige el federal, Raúl Ávila Ibarra.

Se trata de más de una decena de elementos que estuvieron asignados a esta frontera en tiempos del desaparecido excomisionado estatal de Seguridad, Óscar Alberto Aparicio. No son exclusivamente los que fueron mandos, pero sí algunos integrantes de la CES que sirvieron de cerca al exfuncionario y se fueron casi junto con él.

Algunos incluso supuestamente están boletinados para no ser contratados en la Fiscalía General del Estado o la Guardia Nacional porque no se fueron con el expediente limpio.

Cargan con sus pecadillos, como casi todos los policías, en especial por haber sido parte de una administración de la seguridad estatal que, igual que ahora, se distinguió por la corrupción y el desparpajo.

No obstante, de la misma CES han surgido versiones de que trafican con cartas de recomendación como si fueran pan caliente, extendiéndoles a los interesados hojas membretadas con excelentes referencias de los elementos. Claro, cada uno la llena a su gusto y conveniencia.

Por eso los filtros de la corporación juarense deberían reforzarse, no vaya a ser que sin pasar por la academia que cerró el mes pasado se les puedan colar sorpresas.

***

La pretendida reforma electoral no es la primera ni será la última de las embestidas del gobernador Javier Corral al proyecto de la también panista María Eugenia Campos.

La intención de las elecciones primarias y otras adecuaciones, diseñadas para complicarle la existencia a la alcaldesa de Chihuahua, camina con malas expectativas en el Congreso del Estado casi desde el momento de su presentación.

Visto así desde Palacio de Gobierno, desde la semana pasada el mismo Corral; el Secretario de Gobierno, Luis Fernando Mesta, el subsecretario Carlos Olson y la dirigente del PAN Estatal, Rocío Reza, se han puesto las pilas en el “plan B”.

De ahí el interés del mandatario estatal en buscar desde votos en el Consejo Estatal del PAN, del que controla casi el 50 por ciento, hasta el voto corporativo de sindicatos y asociaciones. Sí, el voto corporativo al estilo del viejo PRI, modelito que no falla.

Van por una elección abierta dentro del PAN, a falta de elecciones primarias obligatorias y simultáneas en todos los partidos. Todavía no cuadran las cuentas de una eventual votación, pero hay varios mercados de sufragios a los cuales Corral ya les echó el ojo.

En un proceso abierto dentro de Acción Nacional votarían no sólo militantes, los cuales, en números gruesos, favorecen en más de un 70 por ciento a Maru. El resto está fragmentado entre el senador Gustavo Madero y los indecisos.

Ahí es donde entra el voto corporativo y la necesidad del Palacio de abrir el proceso, para cerrarle las puertas del PAN a Maru.

El mandatario desde hace unos días ya buscó comunicación con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud, la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado y el Sindicato de Gobierno del Estado. El control de esos grupos parece ser la apuesta aunque errado en la operación al menos del SNTE cuyo arreglo debe hacerse en la Ciudad de México.

***

Ahora el senadora panista, Gustavo Madero Muñoz, deberá sumar a su impopularidad colectiva, la consecuencia de sus ataques nada menos que justo a los partidos políticos.

Aspira el legislador a la nominación del PAN a la gubernatura tomado fuertemente de la mano de Javier Corral pero distanciado de las bases de la propia institución política en la que milita. Por eso andan tras los votos fuera del blanquiazul.

Ambos le han querido dar la vuelta a los partidos políticos para alcanzar la candidatura mediante la caliente reforma electoral propuesta por Corral justo para quitar la decisión de las nominaciones a las organizaciones partidistas.

Ahora el dirigente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, ha descubierto que la iniciativa de Corral presentada ante el Congreso del Estado el ocho de junio fue prácticamente la misma que llevó al Congreso de la Unión Madero el tres de junio. Ambas pretenden elecciones primarias organizadas por órganos electorales sin intervención relevante de los partidos.

Ramírez Cuéllar giró indicaciones a sus diputados en Chihuahua para votar en contra por considerar inconstitucional a la propuesta debido a que ya concluyeron los plazos legales para lograr reformas de esa naturaleza.

Queda en el papel de la propuesta hecha por Madero el idéntico tono violento contra los partidos utilizado por el gobernador Corral Jurado.

Dice la exposición de motivos que presentó dicha iniciativa “derivado del descontento, rechazo e indignación hacia los partidos políticos… Se vuelve imprescindible promover la evolución de partidos a las demandas actuales de la sociedad, brindando más transparencia y equidad, fortaleciendo y democratizando la vida interna...”.

Queda en evidencia de esa manera, de nueva cuenta, la distancia abismal que separa al gobernador y a su delfinosaurio de la militancia partidaria. No confían en sus propios correligionarios para ganar una elección interna a pesar de que llegaron a sus actuales cargos por decisión eminentemente partidocrática.

Han buscado antes y ahora brincar a la decisión de la militancia porque no la han trabajado. No le han dedicado tiempo ni como líderes de partido en su tiempo ni tampoco ahora como gobernante. Es de infarto su desesperación.

Para acabarla, ahora han metido a la estructura de Gobierno estatal en apoyo a Madero. En versión digital tenemos la invitación que ayer en horario hábil hizo la recaudadora de rentas en Juárez, Laura Marín, a un acto del precandidato que sería llevado a las 12 del mediodía.

***

La entrega de despensas a grupos vecinales por la zona llamada de los Kilómetros y a asociaciones religiosas por parte de la Fiscalía General del Estado tiene razones paralelas a la mera solidaridad en tiempos de coronavirus.

Toda la organización ha corrido a cargo del titular de la dependencia estatal, César Augusto Peniche Espejel. En algunas entregas acude personalmente, en otras asisten los responsables de la Fiscalía en Juárez.

Desde finales del año pasado supimos que Peniche estaba intensificando su presencia en la frontera porque buscaba anotarse entre los precandidatos a la Presidencia Municipal bajo las siglas del Partido Acción Nacional (PAN). Hoy lo corroboramos.

Ya nos detendremos en el futuro con el análisis sobre sus posibilidades de ser nominado hacia el interior del blanquiazul, -merece reflexión aparte-, mientras tanto podemos ratificar su enlistamiento entre los pretendientes al lado del independiente Rodolfo “El Güero” Martínez; los morenos, Javier González Mocken e Isidro “El Cherokee” Montoya;  el panista “Rulo” García; los priistas Enrique Serrano, Adriana Fuentes, el “Willy” Campbell...