Opinión
OPINIÓN

‘Espero renuncie antes de que lo encuentre...’

¿Acaso es moral, ético y sobre todo legal que un funcionario público en calidad de jefe gire instrucciones a sus subordinados para obligarlos a desarrollar actividades ajenas a su función específica?

LA COLUMNA
de El Diario

viernes, 17 enero 2020 | 06:00

• ‘Espero renuncie antes de que lo encuentre...’

• Kumamoto será la estrella del Colectivo

• Predispuesto IEE a negar el plebiscito

• Con unos calendarios buscan mejorar imagen

¿Acaso es moral, ético y sobre todo legal que un funcionario público en calidad de jefe gire instrucciones a sus subordinados para obligarlos a desarrollar actividades ajenas a su función específica?

El coordinador de Comunicación Social del Gobierno del Estado, Manuel del Castillo Escalante, no únicamente se ha brincado esas trancas, también ha decidido amenazar abiertamente a quienes dependen de su área en el más puro estilo delictivo. No se le puede llamar de otra manera.

Tenemos en la versión digital de La Columna y en información general copia de una pantalla donde el integrante del gabinete de Javier Corral arrastra por el suelo su autocelebrado prestigio como publirrelacionista bondadoso y simpático entre el gremio periodístico.

“Qué lamentable trabajar al máximo teniendo infiltrados en el equipo... espero que renuncie antes de que lo encuentre”.

Así se lamenta y así amenaza abiertamente Del Castillo Escalante a quien o quienes desde alguna área de Gobierno dieron a conocer a El Diario las prácticas que ha impuesto para que personal respalde en redes sociales toda acción o pronunciamiento de Corral.

Del Castillo adjuntó a su comentario en el grupo de WhatsApp una imagen de la fotonota publicada ayer por El Diario titulada: “Dan línea a empleados de gobierno”.

Inconcebible la actitud del funcionario tratándose justo de alguien que ha tenido su modus vivendi en el periodismo y que de entrada sabe que esas prácticas son estériles aparte de detestables.

Esperemos no haya sido consigna bajada del gobernador; o peor, una mimetización convenenciera de las conductas de Corral sólo para quedar bien por los meses que le restan a la administración. Muy lastimoso para él en cualquier hipótesis.

***

La presentación en Juárez del Colectivo Ciudadano, que arropa al alcalde Armando Cabada y otros liderazgos, se cambió del 18 al 25 de enero.

Ya fue programada en el centro de convenciones Cuatro Siglos. El atractivo principal será el exdiputado independiente de Jalisco Pedro Kumamoto, el primero del país en postularse sin partido y ganar una elección constitucional.

El fenómeno de Kumamoto es sumamente interesante para quienes promueven la vía independiente, como Cabada, pues ahora el jalisciense está por conformar su partido político denominado Futuro, de entrada como agrupación estatal, tal vez luego nacional.

De hecho es muy probable que en la frontera el exlegislador dé las últimas cifras de su proyecto –que está a unas cuantas miles de firmas de concretarse y debe estar listo para último día de enero– y además aclare su probable postulación al Senado de la República en el siguiente proceso, ya con esa plataforma partidista.

Con esta figura el Colectivo, que en la capital del estado lució repleto particularmente de expriistas, es probable que muestre una mejor cara.

El mensaje sin duda es que la alternativa partidista no está vedada a los independientes. Igual para los que se postularon y ganaron por esa vía en un primer supuesto, como para los que, ya en el cargo sin tener partido, aspiran a seguir en la actividad política.

En el segundo supuesto estarían indudablemente el juarense Cabada y el parralense Armando “Caballo” Lozoya, que desde la pista independiente construyeron cierto capital político, nada despreciable para algunos partidos necesitados de credibilidad y confianza.

Al Colectivo, por cierto, Lozoya sigue sin prestarle mucha atención ni hacerle mucho caso. Así que está prácticamente descartado que se presente en Juárez al segundo encuentro, igual que hizo política en ausencia desde el primero realizado el 8 de diciembre.

***

Tras la reunión del pasado martes de funcionarios del Instituto Estatal Electoral con los promotores del plebiscito contra la segunda ruta troncal del EcoBús, a los ciudadanos les quedó la impresión de que el IEE está predispuesto a dictar una negativa a su petición.

El encuentro que encabezó el excomunista Pedro Luis Uranga, director de Educación Cívica del Instituto, le sirvió de poco a los integrantes del Observatorio para tu Salud Bio-Psico-Social. A lo mucho fue para darse cuenta de que van contra la corriente oficial.

La tramitología y burocracia impuesta para una simple pregunta a los juarenses –en el sentido de si quieren una nueva ruta troncal o simplemente nuevos camiones que sustituyan a la chatarra con ruedas de la actualidad– fue muestra de que ya existe una decisión tomada.

Los juarenses Ricardo Melgoza, Sergio Rueda y Odilón Márquez habrán de subsanar las fallas que a juicio del IEE presenta la solicitud de plebiscito, mostrada desde diciembre, pero el pretexto de que hay recursos federales en juego ya les anticipó la respuesta que dará el organismo electoral.

Por ello seguramente buscarán otras alternativas aparte de la consulta ciudadana, pues su intención es evitar el desastre que provocó la primera. 

También tienen el antecedente de lo ocurrido en la capital del estado, donde el ViveBús (hoy Bowí) hizo trizas la economía y la movilidad en grandes sectores de norte, centro y sur de la ciudad. Obviamente no quieren que se repita acá, en una ciudad del doble de tamaño.

Irán a cumplir el procedimiento ante el IEE nomás para ganar algo de tiempo, pero saben de entrada que en el organismo no harán más que acatar órdenes de Palacio, única alternativa de los consejeros electorales para conservar su chamba.

*** 

No es otra cosa que desesperación la que agobia al nuevo amanecer de cara a su despedida del régimen con un categórico rechazo popular sin comparación en la historia política reciente de la entidad. 

Hay también impotencia porque no han sabido –en realidad no han querido– hacerse del visto bueno de los chihuahuenses. Rechaza al corralismo en Palacio más del 70 por ciento de los gobernados. Peor todavía, la opinión generalizada es que se vayan.

En ese sentido fueron reunidos el martes los 67 recaudadores de Rentas de la entidad en la ciudad de Chihuahua. A cada uno de ellos les fueron entregados... ¡40 calendarios 2020!... que describen en cada mes acciones desarrolladas por el Gobierno del Estado.

Fue el mismo gobernador Corral quien presentó los calendarios en encerrona privada y pidió difundir las obras bajo el argumento de que muchos municipios utilizan hasta los programas del DIF, les quitan los logros y los difunden como propios. 

Muy tarde, ineficaz y fuera de todo sentido común la medida; 40 calendarios para 67 municipios no servirán ni de adorno en las oficinas de cada recaudación. Imposible entonces considerar este plan siquiera como una aspirina en la estrategia contra la desaprobación ciudadana.

Son patadas de ahogado. Evidentemente no hay en el fondo intenciones de un golpe de timón en la actitud, en la conducta, en la búsqueda de resultados auténticamente eficaces, que de aquí a diciembre pudieran voltear drásticamente su actual imagen negativa.

Por encima de la necesidad de cambio seguirá la soberbia y el despotismo.