PUBLICIDAD

Opinión

Érase una vez un país que amaba odiar a las mujeres

En México a diario desaparecen nueve mujeres, concretamente en el estado de Chihuahua actualmente hay 527 mujeres que un día desaparecieron y pareciera que se esfumaron de la tierra sin dejar rastro

Ma. Guadalupe Mancha Valenzuela
Abogada

sábado, 30 abril 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

Durante los últimos días hemos visto inundadas las redes sociales con el tema de la desaparición de mujeres, y no es para menos, ya que en México a diario desaparecen nueve mujeres, concretamente en el estado de Chihuahua actualmente hay 527 mujeres que un día desaparecieron y pareciera que se esfumaron de la tierra sin dejar rastro.

Ante la desaparición de una mujer existen determinados protocolos previamente establecidos para iniciar con la búsqueda inmediata de la desaparecida, incluso hay unidades especializadas en todas las fiscalías del país donde se cuenta con “personal capacitado” en atender esta clase de situaciones.

PUBLICIDAD

Un ejemplo de estos mecanismos es el Protocolo Alba que lleva operando en Ciudad Juárez desde el 2003, cuyo objetivo es llevar a cabo la búsqueda inmediata para la localización de mujeres y niñas desaparecidas, con el fin de proteger su vida, libertad personal e integridad, tomando en cuenta que las primeras horas de ausencia de la mujer desaparecida son de vital importancia para obtener los elementos de investigación que logren encontrar el paradero de esta.

Sin embargo, ni el proceder de la autoridad ni con mil protocolos de actuación en el tema, pueden ser suficientes para erradicar la desaparición de mujeres, si la sociedad sigue sin involucrarse y culpando a la mujer por todo lo que le pueda pasar. Es decir, cuando una mujer desaparece, la sociedad siempre busca justificar el motivo por el cual otra persona se la pudo llevar, ya sea por como andaba vestida, por lo que estaba haciendo en ese momento, el lugar donde estaba, las condiciones en las que se encontraba o que mejor, el comportamiento de la mujer ausente antes de su desaparición.

Tal parece que para la sociedad en la que vivimos basta muy poco para culpar a una mujer de ponerse en peligro sola por no quedarse en su casa y exponerse, o mejor aún tacharla de mala por no seguir las normas que los supremacistas morales ya han implementado, como vestir decentemente, no andar en la calle a altas horas de la noche, no embriagarse o hasta llegar al extremo de que si la mujer conocía al agresor debió haber desconfiado. 

Cuando una mujer desaparece es más fácil culparla a ella misma, para así concluir que eso le pasó porque “se lo buscó” o bien “se lo merecía por vestirse, emborracharse o andar sola tan noche”. Lo que en realidad no queremos ver es que como sociedad amamos odiar a las mujeres y mucho menos queremos ver, al culparlas a ellas, a los verdaderos responsables, en su mayoría hombres criados por un sistema patriarcal que parece invencible. 

Es muy facil desde una computadora atacar al gobierno por no brindarnos nuestro derecho a la seguridad personal, pero detengámonos un momento y preguntémonos, ¿qué hace cada uno de nosotros para evitar la violencia contra las mujeres? La respuesta es nada o mejor dicho, escribimos algún comentario o Twitter opinando.

¿No creen que es un buen momento para dejar las quejas y empezar a actuar como sociedad? Dejando de lado la estigmatización que se hace con las mujeres desaparecidas que parece ser les da más gusto encontrarlas muertas que vivas porque luego las quieren linchar.

Andrea Dworkin dijo que el feminismo requiere precisamente lo que el patriarcado destruye en las mujeres: una valentía impecable para enfrentarse al poder masculino. Ahora yo les digo, hay que cerrarle la puerta al machismo y a la violencia contra las mujeres, como sociedad debemos protegernos unos a otros, dejando de lado los prejuicios, porque al final del día el único culpable de una desaparición de una mujer es esa persona que se la llevó a la fuerza o con engaños, es momento de gritar ¡ya basta!

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search