¿En qué carrera pagan más?

Uno de los primeros pensamientos que regularmente tienen los jóvenes al elegir su profesión...

Víctor Guzmán
Académico
miércoles, 11 septiembre 2019 | 06:00

Uno de los primeros pensamientos que regularmente tienen los jóvenes al elegir su profesión, es: ¿en qué carrera pagan más?, mientras que otros consideran saber, dónde hay mayor campo laboral. Y todavía existen aquellos que estudian una licenciatura por mandato del padre o tutor.

Cuando esto sucede, estamos ante una crisis de vocación profesional. Por ello la importancia de descubrir el talento o las afinidades del estudiante en la educación media superior. Encontrar las atracciones, gustos y destrezas, para que elija las posibles carreras que pueda desarrollar con mejor talento. De lo contrario es muy seguro que al momento del desarrollo en el campo laboral le será difícil, y en momentos se puede convertir en una carga de por vida.

Esto aunado a la falta de oportunidades por ello vemos profesionistas desarrollando actividades diferentes a su carrera, no por gusto, sino por falta de espacios laborales. Egresados señalan casos donde les pagan miserablemente por tener poca o nula experiencia, optando por otra opción de ingreso.

Los jóvenes buscan una verdadera posibilidad de desarrollo para poner en práctica sus habilidades adquiridas en la universidad. Taxistas que saben leyes, meseros que conocen de terapias, administradores que venden pollos, entre miles de ejemplos que existen. Esto no significa que sea malo o denigrante. Jamás.

Es una realidad, anunciar una vacante para un solo puesto, buscando un perfil con carrera de administración, psicología o trabajo social entre otras, es desquiciante para quien revisa la infinidad de currículos que saturan el correo electrónico.

Por cierto. Medicina e ingeniería de las 10 mejores pagadas, mientras que trabajo social y formación docente entre las 10 peores pagadas. (Instituto Mexicano para la Competitividad).

Grave que licenciados y profesionales sean reclutados por el narcotráfico para servir en sus filas. Y poner en práctica que lo que aprendieron durante cinco años o más de estudio, profesionistas al servicio de los peores intencionados con negros fines. Lastimoso es que haya sido, por no encontrar dónde trabajar de acuerdo a sus estudios. También hay casos por secuestro.

Las ferias del empleo para profesionistas han sido una alternativa eficiente, sin embargo, no cubre las necesidades tan grandes para una ciudad como la nuestra. Es necesario que existan mayores convenios con las empresas locales por parte de las mismas universidades.

Las prácticas profesionales son necesarias para el aprendizaje del futuro profesionista, pero cuidado, pueden ser alternativas de ocupación de puestos profesionales, que se cubren con estudiantes cíclicamente. Quitando la oportunidad a los egresados. Esta práctica es cotidiana en algunas empresas, y con ello el ahorro de salarios. Una situación son las prácticas profesionales y otra que se utilicen para cubrir un puesto profesional vacante.

Miles de estudiantes egresan semestralmente, generación tras generación, tanto de las universidades públicas, como privadas. Sólo dos ejemplos, en el primer semestre del 2019, egresaron 325 alumnos de Instituto de Ciencias Biomédicas, mil 67 del Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez, y hay aproximadamente poco más de 30 mil estudiantes tan sólo en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

De esta manera, cada año es la misma película para miles de soñadores que egresan de universidades. Buscando el mejor puesto, que sea bien remunerado y con prestaciones al nivel de sus estudios. Pero no es así, en la mayoría de los casos.

La constancia y paciencia aunada a la actualización de estudios, es algo que jamás deben dejar de lado los profesionales. Con ello en cualquier momento surtirán efecto positivo.