En medio de la violencia, otras cosas pasan

Los hechos fatales derivados de la violencia directa e intencional son motivo de justa atención por parte de los medios de información

Sergio Pacheco González
Analista
martes, 12 febrero 2019 | 06:00

Los hechos fatales derivados de la violencia directa e intencional, así como de los incidentes viales, son motivo de justa atención por parte de los medios de información. Los administradores del estacionamiento que, se pensaba, era propiedad del centro comercial Las Misiones, y que entre otros beneficios ofrecían, en contraprestación del cobro por el uso de este, seguridad a sus clientes y a los vehículos propiedad de éstos, fueron sometidos a una difícil prueba al perpetrarse un homicidio en el interior del inmueble.

No es que deba atribuírseles responsabilidad directa en las condiciones que favorecieron el hecho, más la percepción que puede originarse a partir del mismo, no aporta en la mejora de su imagen ante la ciudadanía, más aún cuando se presenta la duda sobre posibles actos de corrupción en el otorgamiento de la licencia de construcción del complejo comercial.

La impunidad prevaleciente ante la pérdida de vidas, los robos a casas habitación y otras infracciones y delitos, suelen distraer la atención respecto a aspectos positivos que se desarrollan en esta localidad. Por ejemplo, la Gaceta Universitaria de la UACJ, en su número 245, correspondiente a este mes de febrero, da cuenta de diversas solicitudes de patentes para diversos dispositivos de utilidad para “la industria de la medicina y el sector maquilador en este país”.

Uno en particular llama la atención, en tanto las enfermedades isquémicas del corazón son una de las causas principales de muerte en el país, el estado y este municipio. Se trata del producto derivado del proyecto ‘Dispositivo portátil detector medidor de estrés y programa de cómputo adecuado’, realizado por Florencio Abraham Roldán Castellanos, egresado de la Maestría en Tecnología, con la dirección del doctor Manuel Nandayapa, ambos de nuestra máxima casa de estudios.

Su propuesta consiste en “un brazalete capaz de medir el estrés crónico mediante variabilidad cardiaca, flujo sanguíneo y electroconductividad de la piel o microsudor”. La idea, advertir posibles infartos derivados del estrés, monitoreado a través del celular y el ordenador, dando la posibilidad de que la persona afectada tome las medidas respectivas.

El sábado 9 del presente mes y año, en las instalaciones del Centro de Capacitación para el Trabajo Industrial (Cecati) 87, ubicado en Floricultores número 7528, de la colonia Fidel Velázquez, se realizó la inauguración formal y exposición práctica del primer Generador Eólico, desarrollado en este centro educativo, con la finalidad de aportar a la conservación del medio ambiente a través de energías renovables. 

La demostración consistió en la puesta en operación de un generador de energía eléctrica, que, impulsado por el viento, alimenta el sistema de riego, el que cuenta con un sensor a través del cual se detecta el momento en que debe entrar en operación, evitando el uso de agua cuando esta no es necesaria, por ejemplo, cuando la tierra está húmeda después de haberse presentado la lluvia.

Ejemplo de las virtudes de la capacitación y la educación, en el mismo evento se presentaron experiencias de sus egresados y la vinculación que mantienen vía bolsa de trabajo, prácticas laborales, visitas a centros de trabajo e incluso la aportación de aquellos en la reparación de equipos con los que el estudiantado realiza sus aprendizajes prácticos. Casos de éxito dan cuenta de la labor educativa y de las habilidades y capacidades que en lo personal han desarrollado.

La apertura a otras áreas de oportunidad se materializa en la integración del Comité Técnico Consultivo de Vinculación, el que procura una estrategia de colaboración entre diversos actores, prioritariamente del sector productivo, sin olvidar la participación de representantes del sector social. La develación de los logos de las empresas y asociaciones que han colaborado con el Cecati 87, adornan una de sus paredes.

Así como estas experiencias, otras más, protagonizadas por mujeres y hombres, jóvenes y adultos, se despliegan en las artes, los deportes, la educación formal y comunitaria, las organizaciones religiosas, así como múltiples y diversas asociaciones civiles.

Revertir el estado de cosas existente en materia de (in)seguridad, no depende únicamente del ejercicio de la llamada violencia legítima. Lo que se ha denominado reconstrucción del tejido social, pasa por el fortalecimiento de los vínculos sociales, lo que no será posible sin reconocernos e identificarnos con los logros y las aportaciones de quienes conviven entre y con nosotros.